lunes, 23 de mayo de 2011

* Colombia-Profecías *

Muchos son los pedidos que recibo desde Colombia para que trate el tema de las profecías sobre esa querida tierra hermana. Ya advertí en otras oportunidades de que yo no le haría el juego a ningún pseudoprofeta ni me transformaría en difusor de teorías e informaciones que obedecen a intereses negros.Pero mas allá de no compartir muchas cosas hay ocasiones en que, mezclada la verdad con el delirio podemos sacar nuestras propias conclusiones.Considero a ustedes como un público maduro e inteligente como para evaluar por sí mismos el material en video que hoy les presento.Este hombre que por momentos parece histriónico y delirante, por momentos tiene destellos que son muy reales y ciertos. Investigando su historia encuentro que hace muchos años que vive en Venezuela, motivo que es utilizado desde Colombia para anular su opinión y burlarse de todo lo que dice por cuestiones políticas.Personalmente no creo en santones que dan fechas de sucesos ya que solo el Padre y sus colaboradores lo saben, pero a veces hay personajes que obedecen a la paga que se les hace....y hay otros que en verdad sienten la necesidad de darle un poco de brillo a sus grises e intrascendentes vidas y se atreven a profetizar.Desconozco si es el caso de éste hombre llamado Carlos Torres Valencia colombiano de nacimiento.Pero les pido que se detengan a evaluar sus palabras y encontrarán conceptos que en realidad son lapidarios y bastante cercanos a la realidad mundial.Colombia ha estado padeciendo las inundaciones mas catastróficas de su historia moderna, miles y miles de hectáreas de cultivos se han perdido y son irrecuperables algunas zonas donde a través de los satélites se ha comprobado que la geografía se modificó de manera definitiva. Deslaves y desmoronamientos mortales que cobraron cientos de vidas de personas que malviven en zonas donde es imposible vivir, laderas que se descalzan, cuencas hídricas desmadradas, etc. Y ahora se le suma la virulenta actividad sísmica que conmueve a todo el planeta.Video de Carlos Torres Valencia subido a Youtube el día 01/06/2010.


video


Un devastador terremoto destruyó a Cúcuta hace 136 años. Para ese entonces, la ciudad quedó sumida en ruinas, desgracia, muerte y desolación. Más de tres mil personas fallecieron. En aquella época, el caos se apoderó de los sobrevivientes. No tenían un hospital, no contaban con un hogar, todo estaba hecho *polvo*. Colombia presenta un 87% de amenaza sísmica debido a su ubicación en el cinturón de fuego del Pacífico, conocido por la alta actividad sísmica y volcánica, donde se han registrado fuertes movimientos telúricos. Por la constante actividad, el país tiene tres categorías: alta, intermedia y baja. Terremotos como el de Popayán en 1983, el Eje cafetero en 1999 y el de Cúcuta en 1875, desencadenaron emergencias nacionales.Específicamente, Cúcuta fue devastada por un seísmo que hizo polvo la ciudad. En esa época las viviendas construidas de bahareque sucumbieron a la inclemencia de la naturaleza. Antecedentes y estudios geológicos muestran de manera clara que el Norte de Santander guarda en su historia sucesos sísmicos como los acontecidos en 1644, 1796, 1875, 1950 y 1952. Álvaro Orlando Pedroza Gómez, docente de Geotecnia y Minería de la UFPS aseguró: *esa Cúcuta de ayer que colapsó frente al sismo de 1875 era una Cúcuta de construcciones artesanales con bahareque, y de pronto eso ayudó a que no resistieran*. Aquí encontramos una serie de fallas que son el motivo de la inestabilidad del terreno que por cierto permanece en movimiento. Una de estas es la de Boconó que comienza en el Caribe venezolano cruza Los Andes y llega a Aguascalientes. Otra es la de Bucaramanga-Santa Marta, la de Tasajero, la de Gramalote y Las Mercedes. Lo anterior confirma que no solo es la ciudad, es el país el que se encuentra en riesgo. *Colombia está siendo accionada constantemente y está expuesta a sismos*, dijo Pedroza.

Zonas cucuteñas comprometidas:
La ciudadela Juan Atalaya, Belén, La Libertad, Guaimaral y Loma de Bolívar son zonas cucuteñas cruzadas por fallas, que en caso de registrarse algún evento natural los efectos tendrían consecuencias de consideración para las comunidades que las habitan. A esta situación se suman los efectos de la temporada de lluvias y las construcciones en zonas de riesgo-en su mayoría invasiones- que están propensas a deslizamientos de tierra por la ubicación en pendientes y la inestabilidad del suelo. *La ola invernal lo que ha hecho es desnudar las carencias de la infraestructura nuestra y sobre todo en las comunidades que están desprotegidas y no tienen acceso a bienes y servicios tecnológicos de buena calidad*, concluyó el director del departamento de construcciones civiles vías y transportes de la facultad de ingeniería de la UFPS.

Hermanos de América, saquen sus propias conclusiones.
Gilgamesh.

2 comentarios :

Josselene Marques dijo...

Caro senhor Gilgamesh:

Tudo aqui exposto faz sentido e tem referencial; portanto, merece credibilidade. Todavia, de nada adianta entrarmos em pânico - até porque não ajudaria. Muito pelo contrário, só pioraria o caos. Entretanto, precisamos ficar em estado de alerta e mudarmos alguns "maus hábitos" que possam acelerar/antecipar o cumprimento dessas profecias. Apesar de inevitável, o que está por vir pode ser minimizado se tivermos a sabedoria e o compromisso de fazer a coisa certa, sempre que necessário.
Obrigada por sua valiosa contribuição a fim de que nos conscientizemos de que estamos no tiempo final e que precisamos mudar nossa postura e rever algumas convicções e ações.
Que Deus tenha compaixão de nós!

Gilgamesh dijo...


Estimada Josselene, tiene Usted mucha razón.
El pánico no es bueno, y creo que todo sirve ver y escuchar pero para reflexionar y despertar esas neuronas que a veces tenemos dormidas.
Muchas gracias por su aporte, amiga