domingo, 4 de diciembre de 2016

* Ignacio Gómez de Liaño Alamillo; Conocimiento y Sabiduría-8 *

***Óptima noche de Domingo para todos.

En ésta noche quiero dejarles un extracto muy importante de Liaño en el cual van a poder entender mucho de lo que tantas veces les he compartido desde la Gnosis, qué es el alma, cómo es *investida* para encarnar, cómo debemos prepararnos en vida...para *desvestirla*, cuando la misma haga el necesario camino de regreso, ya sin esas envolturas que intentan retenerla en un *sistema* de *bucle* o interminable re-encarnación.
En definitiva, es lo que pudiéramos ver cuando el Nag Hammadi se revela al ser descubierto precisamente un Diciembre pero de 1946 después de haber permanecido oculto por unos 2000 años...Allí, conceptos que hoy gracias a Liaño y su estudio podemos vincular a aquellas palabras de Cristo en el Pistis sofía del Nag Hammadi.

Con eso me voy a despedir no sin antes decirles que a partir de mañana no estaré por aquí escribiendo en el blog, ni monitoreando si quiera actividad solar o noticias de cualquier índole.
No aviso porque el mundo vaya a dejar de girar por mi ausencia ni por creer que yo sea más importante que una hormiga, no, no, aviso porque sé que algunos de ustedes se preocupan cuando no me ven por aquí. Pues bueno, estimo que necesitaré toda la semana para dedicarme a algo que algunos de ustedes ya han conocido a través de la sección comentarios en un post de la semana pasada.

Espero el Padre me dé la fortaleza suficiente para lo que viene, aunque la fortaleza es en realidad necesaria para quien en verdad la va a necesitar, al menos para sortear satisfactoriamente algo que por carácter transitivo también me involucra sin ser yo el protagonista.
Pase lo que pase, espero tener la capacidad de regresar con suerte el próximo Domingo, y ojalá mi regreso sea contento, pero si no es así me prometo regresar igual, poniendo en práctica lo que siempre teorizo aún en las mayores adeversidades, el Conocimiento libera aún de los dolores mundanos por más inexplicables o injustos que nos puedan parecer.

No se preocupen, todo va a estar bien siempre.
Les dejo un enorme abrazo, el agradecimiento al siempre maravilloso puñado de quienes en verdad se interesan no sólo por lo que escribo si no además por quien escribe, razón que me honra en vuestro concepto de amistad, afecto, amor, y a quienes intereándose exclusivamente en lo que escribo también me honran al cederme parte de su valioso tiempo. 

La recomendación a aquellos amantes de la actividad solar poner un ojo en la mancha 2615 al menos hasta que se dé la vuelta y desaparezca, también a la radiación cósmica si es que el Sol no reacciona, y a la sísmica si los neutrones siguen escalando tal como he visto hoy.

Nos re-encontramos el próximo Domingo 11, si la Divina Providencia así lo permite.



Los diagramas mitraicos.
-El descenso y ascenso de las almas.

El descenso del Logos-Mitra a la Tierra para nacer en una gruta =el cosmos= y su posterior ascenso triunfal acompañado del Sol eran el prototipo del descenso
y ascenso de las almas, cuyas fases conocemos gracias a una información del Discurso verdadero de Celso =h. 170 d. C.=, que fue transcrito y comentado por Orígenes hacia el año 248. Se encuentra en el pasaje del Contra Celso donde se describe la sección planetaria del llamado *diagrama de los ofitas*.
Caso excepcional, es ésta una noticia muy completa de la que debió de ser una de las doctrinas y liturgias principales del mitraísmo. 

Por ella sabemos cómo se producía la *encarnación* del alma al nacer y su liberación al morir. Los mitraístas no fueron, ciertamente, los inventores de esta doctrina, que el platonismo había popularizado y que Posidonio explicaba por ser el alma un hálito ígneo =anima infiammata= que tiende naturalmente a subir. Ahora bien, como el alma no es puramente espiritual, sino que su sustancia se hace crasa cuando se entrega a las pasiones, las almas de los hombres vulgares se tornan demasiado pesadas para ascender a las estrellas y se quedan flotando, hasta ser purificadas, en la hedionda atmósfera terráquea junto a los dáimones =demonios-arcontes= que la pueblan. 

El mito mitraico enriqueció esta visión al suponer que junto al portón de cada una de las esferas planetarias estaba apostado un arconte o gobernador, a fin de estorbar al alma en su vuelo, pues la naturaleza del arconte es hostil al alma, ya que ésta tiene, además de psique, una chispa ígnea de pneuma e intelecto, en tanto que el arconte es sólo psíquico o animal. El mitraísmo y, a partir de él, numerosas sectas gnósticas pretendieron garantizar el feliz pasaje por las aduanas planetarias enseñando las fórmulas o *sellos* que servían para franquearlas. 

En el descenso del alma a la Tierra, los arcontes se encargaban de revestir la chispa noètica con los correspondientes caracteres  psíquico-animales según iba cruzando sus dominios, hasta que, al encarnarse en la Tierra, los demonios más crasos la aprisionaban en un cuerpo hilico =material= o carnal. 
Servio describe así el descenso:

*Según las almas descienden, se van invistiendo del torpor de Saturno, la ira de Marte, la concupiscencia de Venus, la lujuria de Júpiter; todas esas adherencias producen confusión en las almas, de suerte que ya no son capaces de utilizar su propia potencia y sus propias facultades*.

*De ahí resulta claro =comenta Hans Jonas= que lo que se adhiere al alma en su viaje hacia abajo posee el carácter de entidades sustanciales aunque inmateriales, que a menudo son descritas como *envoltorios* o *vestiduras*. En consecuencia, el *alma* terrestre resultante es comparable a una cebolla con tantas capas como el propio modelo del cosmos, sólo que en orden inverso: la capa que está más fuera allí, está más dentro aquí, y luego que el proceso se completa con la encarnación, lo que está más dentro en el esquema esférico del cosmos, la tierra, es, desde el punto de vista corporal, la vestidura más externa del hombre. Que este cuerpo es una fatalidad para el alma había sido desde hacía mucho tiempo predicado por los órficos, cuyas enseñanzas fueron reavivadas en la era del gnosticismo*.

El Sueño de Escorpión, opúsculo que procede de Posidonio o su entorno y es contemporáneo de la institución de los misterios de Mitra, describe cómo el alma en su descenso a la tierra se reviste de vestiduras adecuadas a la esfera planetaria que atraviesa. Y el gnóstico cristiano Basílides, nacido hacia el año 70 u 80, habla de los *apéndices* del alma, es decir, de las acreciones de tipo pasional que se adhieren al alma racional. Un pasaje del libro X de la República pudo ser el pretexto de esta doctrina. Platón compara allí el alma *degradada por su comunidad con el cuerpo y por otros males* con Glauco, cuya naturaleza apenas si podían ver quienes le miraban;

*porque los antiguos miembros de su cuerpo, los unos habían sido rotos y los otros consumidos y totalmente estropeados por las aguas, mientras le habían nacido otros nuevos por la acumulación de conchas, algas y piedrecillas, de suerte que más bien parecía una fiera cualquiera que lo que era por nacimiento; en esa misma disposición contemplamos nosotros al alma por efecto de una multitud de males*.

Al retornar a su patria originaria, el alma debía ir desvistiéndose de esos aditamentos psíquicos. 
*Entrega a la Luna =comenta Cumont= su energía vital y nutritiva, a Mercurio su concupiscencia, a Venus sus deseos amorosos, al Sol sus capacidades intelectuales, a Marte su ardor guerrero, a Júpiter sus sueños de ambición, a Saturno su inclinación a la pereza. Se halla desnuda, libre de toda sensualidad, cuando alcanza el octavo cielo, para disfrutar en él, como esencia sublime, de la luz eterna donde habitan los dioses con infinita dicha*.

Entre los mitraístas, y a su zaga los gnósticos y los herméticos, el ascenso del alma no era sólo un asunto de mera especulación, sino el modelo, dibujado en forma de diagrama =como se ve en el Contra Celso=, de una técnica ascético-purgativa.
Atinadamente ha dicho Hans Jonas a este respecto:

*La topología externa del ascenso a través de las esferas, con el sucesivo desvestimiento del alma de sus envoltorios mundanos y con la recuperación de su original naturaleza acósmica, pudo ser *interiorizada* y hallar correspondencia en una técnica psicológica de transformaciones interiores por las cuales el yo, estando todavía en el mundo, pudiese conseguir el Absoluto como una condición inmanente, si bien temporal: una escala ascendente de estados mentales sustituye las estaciones del itinerario mítico: 
la dinámica de una progresiva autotransformación espiritual se corresponde con el empuje espacial a través de las esferas celestes. De ese modo, la propia trascendencia podía volverse inmanencia, de suerte que el entero proceso se convertía en espiritual y se ponía dentro del poder de
la órbita del sujeto*.

Como Celso y Orígenes dan a entender que hay un paralelismo entre la doctrina mitraica del descenso del Alma por las esferas y la cristiano-gnóstica de la
encarnación del Logos, se debe inferir que el descenso del Logos-Mitra a la Tierra se produjo en esos términos. Celso lo parafrasea así:

*Es también esto lo que deja entender la doctrina de los persas y la iniciación de Mitra observada entre ellos. En ella hay una figura que representa las dos órbitas
celestes, la una es la fija  la de las estrellas fijas o zodiacal, la otra es la correspondiente a los Planetas y el tránsito del alma a través de ellas. 
Ésta es la figura:

*Una escala de siete puertas, sobre la cual está la octava. La primera de las puertas es de plomo, la segunda de estaño, la tercera de bronce, la cuarta de hierro,
la quinta de una aleación, la sexta de plata, la séptima de oro. Adjudican la primera a Cronos =Saturno=, simbolizando mediante el plomo la lentitud de este
astro; la segunda a Afrodita =Venus=, comparando con ella el brillo y la blandura del estaño; la tercera, hecha de bronce y sóhda, a Zeus =Júpiter=; la cuarta
a Hermes =Mercurio=, ya que el hierro, al igual que Hermes, resiste todo trabajo, es útil al comercio y de gran duración; la quinta, de Ares =Marte=, proviene de
una aleación desigual y variada; la sexta de plata y la séptima de oro, a Selene =Luna= y a Helios =Sol=, respectivamente, ya que imitan sus colores*.

Orígenes comenta:

*El ContraCelso examina seguidamente la causa del orden que ha seguido en la enumeración de los planetas, indicado simbólicamente por los nombres de las especies
variadas de la materia. Agrega teorías musicales a lo que ha expuesto de la teología de los persas. Luego se empeña en añadir una segunda explicación, que también contiene consideraciones musicales. Pero me ha parecido fuera de lugar alegar aquí los textos de Celso sobre el particular*.

Es una lástima que Orígenes no haya recogido esas informaciones que nos permitirían conocer qué doctrinas pitagóricas de tipo astronómico-musical había
adoptado el mitraísmo. Obsérvese que el orden en que aparecen los siete planetas en la escala mitraica no se corresponde con el tradicional de la astronomía, que los ordena según su relativo alejamiento de la Tierra, sino con el que presentan en la secuencia hebdomadaria: van del día del Sol, el domingo, al de Saturno, el sábado. Este
orden obedece seguramente a exigencias de la liturgia, la cual se modificaría según el correspondiente día de la semana. 

Con la sección arcóntico-planetaria del diagrama de los mitraístas se pretendía no tanto impartir nociones de cosmología como representar una secuencia litúrgica y, sobre todo, ofrecer un soporte a un tipo de ejercitación espiritual mediante la cual llegar a dominar las pasionales y animalescas influencias planetarias.
El ascenso-descenso del alma por la escala de los dioses arcóntico-planetarios aparece también de forma relevante en tratados atribuidos a Hermes Trismegisto.
En el Poimandres se describe así:

*Y de esta manera se lanza el hombre desde este momento tras la disolución del cuerpo material, hacia lo alto a través del armazón de las esferas, y en el primer
círculo abandona la capacidad de crecer y decrecer, en el segundo las arterías de la maldad, espíritu de engaño que en adelante carece ya de efecto, en el tercero la ilusión del deseo para lo sucesivo inoperante, en el cuarto la ostentación del mando desprovista de sus miras ambiciosas, en el quinto la audacia impía y la temeridad presuntuosa, en el sexto los apetitos ilícitos que produce la riqueza, en lo sucesivo inoperante, y en el séptimo la mentira que prepara las trampas. 

Y entonces, despojado de lo que había producido la naturaleza de las esferas, entra en la naturaleza ogdoádica de la esfera de las estrellas fijas, sin poseer otra cosa que su propia potencia.... 
Éste es el fin bienaventurado que aguarda a los que poseen el conocimiento: llegar a ser en Dios*.

Antes de arribar al cielo más elevado =el empíreo=, el espíritu debe, pues, atravesar las barreras que oponen a su vuelo las esferas de los cielos gobernadas
por los arcontes. La relación de arcontes y planetas ya se encuentra en el Timeo y la consigna Filón, quien dice que el sol, la luna y las estrellas son *arcontes, no
independientes, sino subordinados al Padre único de todas las cosas*. Los exégetas apocalípticos y gnósticos relacionaron con ellos algunos oscuros versos de
los Salmos donde se presenta a los arcontes como hostiles a Dios. 

En el salmo 82  y en el 24  la idea aparece más explícitamente.
Los vicios de que el alma se despoja en su ascensión se corresponden con los caracteres planetarios, y el fin de la ascensión es una horasis, una experiencia de la Luz, en la que se funde el alma con la Luz esencial del Pleroma. En La llave, otro tratado hermético, se afirma expresamente que la belleza de ese sumo Bien es imperecedera e incomprensible, y que *cuando tú no puedas decir nada más de ella, solamente entonces la verás. 
Pues el conocimiento que se adquiere de ella es divino silencio, cesación de todos nuestros sentidos*. 

Más adelante se explica que *el vicio del alma es la ignorancia* ya que los planetas son diferentes modalidades de la *Agnoia del Demiurgo arcóntico*, y lo que el alma debe hacer es llegar a conocerse a sí misma, tarea para la que las potencias astrales le podrán servir a modo de pedagogos, unos muy malos =los planetas= y otros muy buenos =las estrellas de la esfera ogdoádica del firmamento=.

Gilgamesh***

20 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Lehaim HermanO.

Todo saldra bien, oye el susuro, "EL",te dice..... "CONFIA"....., el destino sabe.

Fuerte apreton de manos "KUI".

LEHAIM.

Mart Bravo dijo...

Hasta luego amigo,fuerza, que todo irá bien,aquí te esperamos!

Carolina B.P. dijo...

Vuelvo a desearte que todo salga bien con tu ser querido. Que esta semana tus conocimientos te den la fuerza para afrontar los acontecimientos, y que finalmente tu ser querido tenga una pronta y próspera mejoría, y así regreses con las buenas nuevas.
Te mando un fuerte y sincero abrazo.

eleritzo espaider dijo...

..abrazo hermano.amor en el camino..nos vemos el próximo día..Namasté.

Manuel dijo...

Ten confianza, porque todo saldrá para Bien. Que el Padre Eterno os proteja y acompañe siempre, así se lo ruego.

Alquimista dijo...

Mmm Gilga me gustaría servir de ayuda...pero tampoco quiero molestar...de verdad nos conocemos sólo por lector y escritor esa es la amistad...soy uno mas entre todos los que ofrecemos los mejores sentimientos y el deseo de bienestar para lo que sucede...desde donde estoy y para lo que sucede ofresco lo que soy...estas son simples palabras...pero se que todos estamos compartiendo el mismo deseo...y tenemos la misma intención...

Raúl Gazquez dijo...

Hola Amigo
Por mi parte desear que todo salga bien, es el sentimiento que me gustaría transmitir, espero que te llegué, fuertemente saludo
Ral GG

Raúl Gazquez dijo...

Hola Amigo
Por mi parte desear que todo salga bien, es el sentimiento que me gustaría transmitir, espero que te llegué, fuertemente saludo
Ral GG

LILIANA MORENO dijo...

Un abrazo Gilga!

Franliz liz dijo...

El éxito del tiempo final esta marcado por el Silencio .

Franliz liz dijo...

Divinidad Es Silencio, Abolición del Ruido mundano .

Iñigo dijo...

Animo Gilga, desde aquí te mandamos energía para que todo salga bien, un abrazo

Iñigo dijo...

Animo Gilga, desde aquí te mandamos energía para que todo salga bien, un abrazo

Unknown dijo...

Animo Gilga. Los mejores deseos para que todo salga bien. Un abrazo

Faby Distefano dijo...

Querido amigo del alma,toda la mejor energía para tí y para tu ser querido que está atravesando este momento difícil.Siempre creí en la fuerza del pensamiento y tenés el de todos los que te queremos tanto,deseándote lo mejor de lo mejor.Todo va a estar bién. Fuerte pero fuerte abrazo cósmico.Estoy aquí para lo que necesites y sabés que no es una frase hecha.Para eso estamos amigo!! Y como dice Ale..CONFIA..el destino sabe.

ismael_34 dijo...


hola amigo Gilga esta pasando algo muy muy extraño con los sismografos mundiales

https://www.youtube.com/watch?v=NE_KgYLQCK0

están todos dando saltos

http://earthquake.usgs.gov/monitoring/operations/heliplot.php

suerte

ismael_34 dijo...


no se que es lo que pasa pero leo los comentarios y veo que tienes un problema con un familiar espero de corazón que todo salga bien amigo

un fuerte abrazo

EN LA GUARIDA CON FRANA dijo...

Espero haber vencido a Google, aunque siempre contigo, lo sabes.

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro Arrabal Díaz-Mart Bravo-Carolina B.P.-eleritzo espaider-Manuel-Alquimista-Raúl Gazquez-LILIANA MORENO-Franliz liz-Iñigo-Unknown-Faby Distefano-Ismael_34-EN LA GUARDIA CON FRANA;



Muchísimas gracias a cada uno de ustedes queridas amigas y amigos, valoro enormemente vuestro afecto y esos buenos deseos y energía que envían con tanto amor.
Afortunadamente en una primera etapa las cosas han salido bien.
Son ustedes bellos seres que siempre están en las buenas y en las malas.
El Padre les bendiga siempre.

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Me alegro HermanO.

Tenia la ¿Sensacion..... seguridad.....? que todo iria bien......

Felicidades a ambos.....

LEHAIM.