jueves, 22 de febrero de 2018

* La Bestia del Este *

***Buen mediodía de Jueves para todxs.

El clima vuelve a ser noticia, excepto en los grandes medios.., ya que una bomba congelante del Ártico se cierne sobre gran parte del hemisferio Norte;



Pero si los *Maunderistas* vemos como *alarmistas* a quienes defienden el *calentamiento antropogénico*, no vamos a caer en lo mismo, pero sí advertir que aunque el Ártico se *caiga* sobre Europa, siguen aduciendo que es porque se ha calentado la estratósfera en el Polo.

No tengo entidad profesional para discutirle a los expertos, pero...me permito desconfiar, o al menos seguir aprendiendo de otras fuentes que no están de acuerdo.
Vean ustedes cómo justifican que la ola polar es por calentamiento;

-*Este fenómeno es un calentamiento en la estratosfera, a unos 30-50 kilómetros del suelo* - explica Mar Gómez, meteoróloga de Eltiempo.es. *Normalmente una estratosfera *normal* tendrá un vórtice polar en el que los vientos giran en sentido antihorario como en cualquier otra borrasca y en el cual se suelen tener temperaturas muy bajas*. Sin embargo, la anomalía ha interrumpido este fenómeno. Imaginemos un hula-hop que gira en horizontal en torno a nuestra cintura: si alguien lo golpease desde arriba, trataría de salir disparado en direcciones opuestas.

*Cuando se produce un CSE como el de las últimas semanas, el vórtice polar se ve *alterado*, modificándose de su posición y/o rompiéndose en dos, y propagándose fuera de su posición habitual sobre el Polo*, explica Gómez. También puede cambiar el sentido de giro su viento. Al moverse de posición el vórtice polar, suele provocar que se descuelgue aire frío hacia latitudes más bajas*. Esta es la situación a la que se enfrenta ahora el hemisferio norte del planeta: Norteamérica ya está notando los efectos de los vientos árticos que fueron en su dirección. La otra sección desgajada del vórtice es la que se dirige a Europa.

Cabe acotar que lo que explica Gómez no es de su autoría sino de la Met Office del Reino Unido, de allí ha nacido ésta explicación que suena a *rebuscada*, pero que reitero, de ninguna manera estoy en condiciones de refutar.
Lo que habría que preguntar es porqué se produce éste fenómeno en la estratósfera, a causa de qué, en lugar del remanido cuento que ya conocemos.
La Meteoróloga sigue contándole a los españoles cómo sigue la cosa con la ola polar;

-Los países del Este, Europa Central y hasta Suiza y el norte de Italia van a llevarse la peor parte. 
*Las temperaturas van a ser anormalmente bajas, pudiendo registrarse descensos en el rango de -12 a -16ºC en algunas zonas de Europa desde el próximo lunes*, anuncia la meteoróloga. El impacto en Francia y Reino Unido será menos intenso, pero lo suficientemente grave como para que la Oficina Meteorológica británica-Met Office haya otorgado a la ola de frío el dramático nombre de *bestia del Este*.

Para cuando cruce los Pirineos, la *bestia* estará en gran medida domesticada, explica Mar Gómez mientras describe la previsión meteorológica para los primeros días del mes que viene. *El aire frío también llegará a España aunque no lo hará como en el resto del continente europeo. Lo notaremos más tarde, a comienzos de marzo, que será frío, con anomalías de temperaturas que pueden estar hasta 6ºC por debajo de lo normal especialmente en el nordeste peninsular*.

Cataluña, Navarra, País Vasco y el norte de Aragón será las zonas en las que el desplome térmico será más acusado. En el resto del territorio peninsular, se esperan caídas de entre uno y tres grados menos de lo habitual en el último mes de invierno, en el que la temperatura media es de unos 11.3ºC. No obstante, aguantar el último zarpazo de la bestia puede tener una recompensa en forma de lluvias. Y en una situación de sequía acuciante, cualquier circunstancia que aumente la pluviosidad invernal debe ser recibida con los brazos abiertos.

En Italia están muy preocupados;





-La ola de frío esperada para la fase final del mes anuncia algo realmente extraordinario en más de la mitad de Europa. Una masa de aire glacial muy frío se extenderá directamente desde las latitudes de Siberia para arrojarse a Rusia, cruzar los Urales y luego expandirse al corazón del Viejo Continente.

En resumen, tendremos no solo la ola más fuerte del invierno en progreso, sino un evento potencial récord en los anales meteorológicos históricos.
Lo que sucederá viene de la compleja dinámica atmosférica de las grandes altitudes analizadas varias veces en las últimas semanas, en particular la estratificación y la división del Vórtice Polar que tuvo lugar en la estratosfera en el Polo.



Al tratar de simplificar el concepto, la ola de frío se activará a lo largo del corredor Sur y luego Este de un vasto anticiclón posicionado en latitudes altas. De esta forma, la congelación debería invertir la parte central de Europa.

Las olas de hielo de esta magnitud son bastante raras durante este período al final del invierno: generalmente pueden ocurrir más fácilmente entre enero y la primera parte de febrero, mientras que tales eventos violentos raramente se encuentran al menos en Italia, al menos en las últimas décadas.

Ya hemos reiterado ampliamente que sería un evento de época para finales de febrero y esto no solo en Italia, sino también en aquellas áreas de Europa a las que se llegará con este bloque de aire realmente frío. Es muy inusual a fines de febrero tener que lidiar con flujos de congelación de tal intensidad.



Las últimas actualizaciones del tiempo confirman la invasión de hielo de Rusia a Europa del Este yEuropa Central el fin de semana, y el domingo los vientos fríos Bora llegan también a Italia, rompiendo el Golfo de Trieste y el Adriático en el Polo Norte y luego la rampa encima de Marche, Umbria y Toscana.



En este momento serían las regiones del norte y las del centro de Italia las más directamente afectadas por el súper congelamiento, pero la probabilidad de una extensión también se extiende a parte del sur de la península. En cuanto a la duración del gran frío, esto también es incierto. Si las heladas tuvieran que hundirse en Italia, se crearían todas las condiciones para una duración del clima riguroso también para el inicio de marzo, con la ocasión para otras nevadas en las llanuras en muchas regiones de la Península.
La atención, como debería ser, se centra en las repercusiones del clima local de las heladas siberianas.



Pero si cruzamos la frontera nacional, navegando a través de los medios de comunicación europeos, solo hablamos sobre las condiciones climáticas futuras. Quien más o menos está lidiando con la ola de escarcha con la debida relevancia, hay quienes hacen comparaciones con años de ingresos legales en la historia =1956, por ejemplo=, ya existe la hipótesis de incomodidades inimaginables.

Pero los centros autorizados lo dicen. 
Sería suficiente mencionar dos de los más importantes: el británico MetOffice y Meteo France. Ambos hablan de una ola de hielo excepcionalmente intensa, incluso el acento se pone en la posible entidad histórica de éste fenómeno. Eso sí, no te centres exclusivamente en el país de pertenencia, habla claramente de la inmensidad de las heladas para involucrar a gran parte del Viejo Continente.

Se hace referencia, con razón, a las diferencias de modelos y, por lo tanto, a la posibilidad o no de que el aire helado fluya hacia el norte de los Alpes o frene en el centro de Europa deslizándose entre los Balcanes y el Mediterráneo. Nada nuevo, uno diría. Pero si les digo, que son dos de las instituciones meteorológicas más importantes de Europa, es otra cosa. 
Por no mencionar el servicio meteorológico polaco, que alerta a las autoridades y, en consecuencia, a la población.


¿Y qué hay de los estadounidenses? Hablamos de AccuWeather, hablamos de la posible participación de la mayor parte de Europa, el Mediterráneo. Se describe potencialmente como una de las olas de hielo más impresionantes del siglo pasado. Y en el siglo pasado, para ser claros, tuvimos los muy famosos 1929 y 1956.
En resumen, nos acercamos a un evento meteorológico que permanecerá en la historia. Independientemente del grado de participación de nuestra querida Italia.

Los ingleses se preparan;











-Bloomberg informa que *los precios de la electricidad, el gas natural, el carbón y los combustibles han aumentado considerablemente en el Reino Unido y en gran parte de Europa, ya que se espera que la demanda de calefacción aumente significativamente*.

*Sin embargo, la semana entrante se enfriará aún más cuando el aire continental polar trae consigo un clima helado desde Siberia*, dijo Met Office.

El meteorólogo Alex Burkill dijo al Evening Standard que la ola de frío probablemente refleje el clima invernal helado visto en marzo de 2013, el segundo marzo más frío registrado en más de 100 años.
Gran Bretaña enfrenta lo que podríamos llamar un período de frío significativo que probablemente durará gran parte de la próxima semana y más allá.

Las temperaturas permanecerán por debajo de 0º C en algunos lugares cayendo a menos dos cifras de la noche a la mañana.
Será similar a un período frío visto en la primavera de 2013 y es muy probable que sea más frío, ya que es un poco más temprano en el año, lo que significa que el sol no es tan fuerte.

Lluvias y nevadas importantes barrerán el Reino Unido desde el lunes trayendo fuertes heladas y el riesgo de una interrupción generalizada. No es posible dar las áreas exactas en este momento, pero es probable que las lluvias invernales sean generalizadas, incluidas Londres y el sureste.

Lo cierto es que Europa vería una extensión invernal que ..¿vino para quedarse?..

















No creo, pero ésta *anomalía* es un indicio de mucho de lo que tratamos aquí.
Y todo tiene que ver con todo...



Digo yo, humildemente.., en lugar de darle tantas vueltas tratando de explicar la cuadratura del círculo, ¿no sería más fácil decir la verdad?;










No more comments...
Gilgamesh***

Fuentes;
-elespanol
-meteogiornale
-meteoweb
-theweek
-notrickszone
-ladiscusion
-laopinion

3 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

Gilgamesh el inmortal dijo...


Vandinha-Ana Maria Delgado-eleritzo espaider-Alejandro Arrbal Díaz;
muchas gracias.

Curro Plasencia dijo...

Desde aquí lo contaremos