miércoles, 8 de mayo de 2013

* Noche de huelga personal, aunque no tanto..*

Por motivos familiares, he tenido que estar a última hora, en un edificio de 6 pisos, yo vivo en una propiedad de planta baja, que aquí llamamos *casa* y no *departamento*.
La casa suele tener patio a cielo abierto, jardín, terraza o azotea, etc. Y mientras me fumaba placenteramente un cigarrillo =fumar es perjudicial para la salud...= observaba desde la altura a las personas que transitaban por esa intersección de dos calles céntricas, muy pero muy concurridas. Cuando alzaba la vista veía el enjambre de edificios...monstruos de cemento que prácticamente impedían ver el horizonte, el cielo, las estrellas. Algunos en construcción pero abandonados seguramente por falta de pago para la continuación de la obra, eran como especies de esqueletos muertos, sin vida...Pero volvamos a la calle...Era una especie de hormiguero, pero un hormiguero des-organizado..Me dediqué a prestar atención con papel y reloj en mano, al mejor estilo estadístico y me dije *a ver cuántas personas mientras caminan usan el celular*. El cronómetro sonó, el tiempo de la encuesta casi artesanal concluyó, revisé el papel y la sorpresa que quizás no lo fué tanto:
706 transeúntes de los cuales 522 caminaban mientras usaban el teléfono celular.

*Una locura*..me dije en mis adentros. Hace poco han aprobado una sanción municipal para quienes manejen su automóvil y usan el teléfono celular, y pensé...¿Y los que caminan y cruzan las calles sin mirar?. El celular , sus ventajas y sus desventajas.
Hoy lo comentaba con una amiga y concluíamos en que si un día el planeta se queda sin satélites...¿qué le va a pasar a los frenéticos usuarios del celular?.
Es que la tecnología es hermosa cuando aparece y nosotros quedamos felices como perros con dos colas, pero a la vez, es fatal. Lo mismo pienso en quienes utilizamos la PC y la posible falta de ella algún día.

¿Estamos preparados para estar incomunicados?...
jaja...de sólo pensarlo estoy seguro que a muchos...se les erizan los pelitos de la nuca..Sería muy duro, lo sé, pero quienes hemos nacido en la década de los 60 o antes, sabemos que éstos chiches no existían y éramos felices igual. Nuestra comunicación era básicamente el *cara a cara* y quienes tenían la suerte de tener un teléfono de aquellos primeros, negros de baquelita, era un privilegiado. Nos criamos entre las plantas de Mamá, las macetas, los canteros y también...el gallinero de la Abuela...jaja, donde las ponedoras eran como la góndola del supermercado para ir y servirse de un huevo de cáscara colorada con el menor esfuerzo. La televisión =quienes teníamos la suerte de tener una= era en blanco y negro y era un prodigio que nos atrapaba a nosotros los niños, pero también a Mamá, Papá, y la Abuela tan sólo con dos canales, contra el Direc-Tv que hoy nos ofrece quichicientos canales del mundo. Mientras estaba terminando el 4º cigarrilo acodado en la ventana del depto, vi pasar varios artefactos de plástico en caída libre a 20 cms de mi cara, presumiblemente desde los pisos de arriba...



Me llamó la atención una especie de ceniza que estaba acumulada en la canaleta de la ventana y grité a quienes estaban conmigo, *¡Che ¿no limpian nuca las ventanas!? y me respondieron...*Sí...pero eso es el smog que vuela permanentemente....*. Y claro, cómo no..con los cientos de maleducados que arrojan objetos desde los pisos altos, con los caños de escape que por miles sueltan sus gases desde los coches, con esas altas chimeneas de los edificios que aglutinan y sueltan lo que las cocinas domiciliarias sin ventilación emiten...Más tarde, el regreso a casa tan anhelado, y a tomar el ascensor..que no llegaba nunca porque desde cada piso en un horario pico, tecleaban sin cesar. Pensaba...¿qué harían sin energía eléctrica atrapados entre psio y piso?¿gritarían? seguramente esa nueva enfermedad de la modernidad llamada fobia...haría estragos. Por fin llegué a la planta baja y me pareció como si aquellos cuatro cigarrillos hubieran sido una eternidad contemplando un mundo, una ciudad, una calle, que me era totalmente ajena. 

Me tomé un taxi, ni loco me iba a subir al colectivo donde decenas de personas viajaban hacinadas como esas gallinas que veo en las rutas cuando los camiones las transportan al matadero, extenuadas, estresadas y con sus picos abiertos intentando procurarse un poco de aire y de agua..El taxista me contaba durante el viaje sobre la locura de las calles, la cantidad abrumadora de automóviles que chocan, transgreden, y hacen desastres en el tránsito, las calles de hace 100 años que no se adaptaron a la *modernidad*, y el enfado contra los políticos que nada resuelven, tan sólo hacer bellos discursos...y bla, bla, bla..Francamente...lo dejé hablar sin responder mas que con un *claro-y sí-y no-es verdad-tiene razón*, no veía la hora de llegar a casa, sentir el olor a las plantas del cantero, oir los maullidos acogedores de los gatos al verme llegar, los pitidos de los gorriones arremolinados en los árboles de la vereda, y la necesidad de quitar de mis oídos las bocinas, los gritos, los motores, de mis ojos el smog, las estructuras rígidas esqueléticas de los edificios, las personas frenéticas y autistas con el celular en su oreja....los colectivos de jaulas humanas...

Quitarme los zapatos, desabrocharme la camisa, ir a darme una ducha y mirarme al espejo fijamente, y preguntarme ¿te estarás poniendo viejo?....jaja...me reí de mí mismo, y sonó el teléfono, mientras hablaba apreté el botón de la PC, se encendió, y se abrió en el gráfico de flujo de rayos X....y pensé...¿qué hace un hombre que nació en la década del 60 mirando gráficos de un satélite de la NASA?...Cerré internet, y encendí mi equipo de audio, puse una vieja canción y me dejé llevar por los recuerdos que me habían asaltado en aquella ventana del edificio de 6 pisos...Cuando menos me di cuenta, eran las 10 de la noche y me acordé que tenía un blog...jaja, y que habría gente esperando mis habituales informaciones...Me van a disculpar entonces, porque a ésta hora, antes que hablarles del Sol, les he compartido un trozo de mi día, uno como cualquiera igual al de ustedes. No somos máquinas, somos seres, y si algo positivo saco de éste día es que no debemos olvidar precisamente eso, que no somos máquinas ni debemos permitirlo.

A mí me encanta informarles cada día y no reniego, pero hoy tienen vía libre para ir a buscar información en tantos otros sitios, para mí, ésta noche es como un feriado, estoy de huelga, jaja...pero igualmente fíjense que no los he olvidado, aunque ya sé...a nadie le importa quién escribe sino *lo que escribe*, y lo entiendo. Quizás ésta noche de un distinto post, sea una especie de *práctica* cuando las cosas ya no sean como son, quién sabe...qué estarán haciendo ustedes y yo, en un mundo que puede ser totalmente distinto a como hoy lo concebimos...
Buena noche para todos.
Mañana el rigor nos hace poner el oberol y volvemos a la... ¿normalidad?...
Sean felices, y para ello no hacen falta demasiadas cosas, tal como era antes..
Gilgamesh***

17 comentarios :

Anónimo dijo...

www.meditacionmasiva.com.ar el 19 a las 11 hs. haz brillar el sol en tu interior. Un abrazo Flavio

Anónimo dijo...

buenas noches gilga,sabes lo primero que pensé fue,¡¡¡¡ ho¿¡¡¡¡ se esta poniendo viejo,claro si el dijo que estaba próximo a cumplir medio siglo y algunas personas tienden a ponerse tristes,melancolicas,se deprimen fácilmente,,,y casi siempre es una carga interna que sobrellevamos solos,,creo sin temor a equivocarme que las mujeres pasan por el mismo síntoma y la gran mayoría no son comprendidas,en eso ellas son diferentes a nosotros,,necesitan mucho cariño,pero vale,,que la vida sigue su curso,y todo lo que escribiste salio de tu corazón y tu mente,ademas tienes la suerte de saber que no estas solo,tienes tu familia y además muchísimos amigos,,y también unos pocos " trolsitros " ,estos momentos nos hacen ver lo bueno que es la vida,,como sea.

gudea.

Cecilia dijo...

Bendita tu huelga Gilgamesh, jajaja, es bueno salir de la rutina, gracias por compartirnos un dia en tu vida, buenas noches querido amigo, la vida es linda y es bueno darnos un tiempito para disfrutarla sencillamente, para observarla y darnos cuenta que somos muy afortunados, vivir cerca de la naturaleza, tener amigos gatos, oír a los pajaritos, una casa de un piso, muy lindo, cerca de la madre Tierra, para sentirla, oler la tierra, el llano, buenas noches amigo, buenas noches hormiguero. Un abrazo a todos

antonio uribe dijo...

Ha que mi hermanito Gilga, .....¿no te haces a la idea, verdad?.
No te preocupes, ya hiciste tu tarea y solo tenemos que acostumbrarnos a su independencia, un fuerte abrazo y animo

Anónimo dijo...

Sertonal,
Estas tecnologías, y sus redes sociales acercan a los que están lejos y alejan a los que están cerca, Todo con medida por favor no por estar comunicados con el mundo olvidemos a la familia, hoy precisamente estaba tratando de darle una lección a mi hija mayor, ya que su regalo de cumpleaños fue una tablet... aparato que lleva a la mesa en la hora de la comida y eso.. ya no puede ser posible!!..
Bueno.. Gilgamesh … usted debe ser escritor, ya que disfruta uno leerlo hasta la crónica de su día de ocio!! y sino es Escritor Le aconsejo que escriba un libro será un Best Seller!!!
Saludos

Lauris dijo...

Me encantó tu trozo de vida, Gilga.
A relación con una vida sin tanta tecnología, estuve de vacaciones en el mar -mi fascinación- y no utilicé teléfono, compu y etcéteras. Brincaba las olas, las pasaba por abajo o me dejaba ir con ellas, buenos raspones de rodillas me metí, comí con unos pescadores que asaban con carbón, en fin, no extrañé tanto la tecnología... pero eran vacaciones. Sin embargo me hiciste recodar mis años de niñez, como bien dices rodeada de macetas, gallinas ponedoras, guajolotes patos, muchas cosas por hacer como alimentarlos o recoger los huevos, desplumar a la gallina para un buen caldo y por las noches salir a la calle a jugar con las amigas a la la cuerda, encantados o mas grande echar novio y escuchar serenatas. La vida era mas tranquila y menos competitiva y consumista. Gracias por revivir mis recuerdos y placeres. La vida es un placer.

María dijo...

Buenos días desde España.
He disfrutado leyendo el post, y aunque nos separe un océano, el sabor de esos recuerdos es el mismo. Poco necesitábamos, estábamos despiertos y pese a la inocencia captábamos los pesares ajenos, esos de las abuelas, de los padres y de los vecinos. Vecinos que se convertían en familiares, que nos daban la merienda cuando nuestros padres tenían que salir. Aquellos días se hacían más largos, había más tiempo y se hacía la siesta. Recuerdo que mis abuelas compraban en el mercado (o plaza) y no había nevera, se pedía el bloque de hielo al carbonero, lo dejaba en la fresquera. Pasaba tiempo mirando las palomas y me hablaban sobre la vía láctea; recuerdo que mi madre cantaba mientras hacía las labores de la casa. El respeto a los padres y a los mayores, sin una sola mirada desafiante consentida. Doy gracias a todas las personas que me han guiado en esa etapa de mi vida, es más, creo que siguen haciéndolo.
Un abrazo.

LEHAIM dijo...

Que tiempos aquellos, ¿eramos mas felices que ahora?. Sin lugar a dudas. Los que ya estamos en años, en aquel entonces, no necesitábamos de tanta tecnología como hoy los jóvenes.
Recuerdo cuando la radio solo era de onda media y onda larga, la música era otra, los dibujos animados tenían otra temática mas inocente, la comida era menor, pero también estaba con menos ingredientes toxicos, cuando el tomate sabia a tomate y olia a tomate...., por mi calle pasaba un coche cada 30 o 40 minutos, el aire olia diferente, no había contaminación en mi pueblo, el mar olia a mar, los niños jugábamos en la calle, de tierra, a juegos de niños, por las noches en verano los adultos se sentaban en las puertas de sus casas entre vecinos para hablar del dia a dia, si te dejabas algo abierto no había temor a los cacos,
cuando el pescado era de mar y no de piscifactorías, cuando mirar al cielo no te lo inpedian los chemtrails, cuando las familias eran autosuficientes o compraban en la tienda de la esquina, cuando no todo se tenia que cobrar o pagar por los bancos, cuando el espacio radioeléctrico y electromagnético inducian menos ondas en nuestro organismo y un largo etc....A veces creo que la evolución que estamos padeciendo, no nos aporta toda la felicidad que necesitamos, creo que no toda evolución traiga consigo una mejora y felicidad unidad de la mano. Lo que mejora por un lado empeora por otro. Ahora tenemos todo informatizado. Como bien dice un lector, la tecnología ha acercado a los mas alejados pero ha alejado a los mas cercanos. La tecnología nos esta enfermando con radiondas, los toxicos alimentarios nos están produciendo enfermedades, la medecina nos esta haciendo dependientes de enfermedades crónicas, el agua la están adulterando, y todo para hacernos mas dependientes del sistema. De ahí la preocupación del sistema por una supertormenta solar y que toda la tecnologia vaya al carajo.

Gracias Amig0 Gilga por describirnos unas horas de tu dia a dia. Fuerte apretón de manos.

P.D. Como dice otro comentarista, también te recomiendo que escribas un libro. En esos momentos de inspiración, que a veces tenemos.

María dijo...

Lehaim, yo todavía sigo disfrutando de esas veladas con la silla fuera en un pueblo de la sierra gaditana, con olor a jazmín y dama de noche. Trato de que no se pierda nunca esa costumbre.
Es cierto lo que dices, las relaciones sociales se han materializado hasta un punto que si no tiene retorno, mal van los chicos. Qué triste ver a los adolescentes enganchados al móvil exponiendo su intimidad y sus juegos absurdos donde no sólo dañan su físico, también su ética.
Un saludo.

Nefer dijo...

Que grande Gilga. Yo llevo grabado aquello de "Niño: corre ve y dile..." jaja.
Me has hecho recordar muchas cosas. Musica incluida. Aquella que con 10-12 años se mezclaba con las rodillas con costra por las heridas.
Ya sabia yo por entonces que eramos como hormigas. Y ya sabia que luchariamos por ganar. Por mas que aprieten. Asi que nada de "perder" como de forma pesimista dice la cancion.
Algo macarrilla el tema para paladares selectos.Que le vamos hacer. Gran Abrazo.

https://www.youtube.com/watch?v=2VOELVTtsgg&feature=youtube_gdata_player

Joe Bosch dijo...

yo tengo un cel bruto, no es inteligente(debe decirse eficiente el inteligente soy yo) no el cel me tiene a mí. no me tiene pendiente a él.a cada segundo no lo miro,no lo tengo encima. lo veo si acaso 3 o 4 veces al día. cuando camino no veo su pantalla, veo mi mundo que es más grande que ese cuadrito. saludos y converso con personas y no chateo. Tengo 57 años y naci en esa epoca , saboreamos la libertad y no la esclavitud de la tecnologia

LEHAIM dijo...

Amig0 Nefer eran tiempos de PIPI CALSARLARGAS, BARRIO SESAMO Y LA ABEJA MAYA, jajaja

http://www.youtube.com/watch?v=-0ZnYQktSkE

http://www.youtube.com/watch?v=is4QY8yg6ac

http://www.youtube.com/watch?v=vXtOS3NDgM4

Fuerte apretón de manos

Anónimo dijo...

Soy de cordoba, te entiendo gilga. Uno esta siempre a las corridas, esclavos del maldito reloj, el trabajo, la familia, las obligaciones, las responsabilidades, la tele y su nefasto efecto sobre nuestro estado de animo, el Celu que suena, ya ya ya ya todo ya.....yo con 44 a veces me tomo una semana de huelga del celular, aunque todos me maldigan por eso, de la tele y de todo tipo de noticias, semana de solo musica,,,,,la de los 80 , que me remonta a vivencias donde no había la exigencia diaria, la tecnología, era todo para mañana o la semana que viene y no el ya, ya , ya ,ya........un abrazo para todos....

Olga Rosa desde Lima dijo...

Hola lindo hormiguero,
Querido Gilga,
qué hermosas cositas íntimas van soltando con exquisitez uno a uno, empezando por ti, claro. Un deleite.

Quedo pensando en la elevación de tu estrés. Ojo, amigo! Habría que ponerle una prevención antes que pases el límite y te enfermes de no sé qué... Contra!

Me permito decirte que a pesar que te esperamos, no te sientas obligado por nuestra avidez. Tal vez sea bueno que reconsideraras la frecuencia casi constante que te has establecido y a la que nos hemos acostumbrado.

Podrías ser algo más errático en eso e igual nos volveremos a acostumbrar. Y tú bajarías ese nivel de exigencia (autoexigencia) para que vivas más de esas cositas ricas que has mencionado.

O se me ocurre que trates de reducir el volumen de información (y de paso vayas haciendo tu libro que sería muy interesante). Disculpa que esté de consejera. Es la costumbre. Soy terapeuta y vieja de sesenta además. A mucha honra.

Por otro lado, vamos preparándonos todos al día (snif, snif) que nos quedemos sin la tecnología que nos conecta.

Yo, hace unos años (cinco tal vez) también me he revelado a la vida estresante de estar institucionalizada en un actual sistema (enseñé desde 1973) que no entiendo ni tolero (la educación se ha ido al diablo) y cumpliendo horarios y demás exigencias... no.

Por ello dejé mis cursos de la universidad y ahora trabajo en casa dando asesorías y atendiendo pacientes (todo medido) a la par de acompañar y cuidar a mi madre que tiene un proceso demencial ya avanzado. Sin dejar de nombrar el disfrute de mis nietos, la música, las lecturas y el internet.

Pero ojo!!! No fumo!!!!!!!!

Les dejo. Un tierno abrazo virtual a cada uno.

Gilgamesh dijo...


Flavio-Gudea-Cecilia-Antonio Uribe-Sertonal-Lauris-María-Lehaim-Nefer-Joe Bosch-Olga Rosa-Anónimos;

Muchísimas gracias a todos por sus bellas palabras, por permitirme conocer vuestras propias vivencias de aquellos tiempos que hemos sacado del arcón de los recuerdos. Gracias por los buenos deseos y los consejos, jaja, me han hecho reír también con sus ocurrencias. Lamento decirles que el libro que yo escribí hace muchos años fué de carácter técnico y es referente a mi trabajo particular, que fué *no comercial*, sino de aporte cultural para una institución internacional, algo de lo cual no puedo hacer referencia aquí. En realidad, el libro que estoy escribiendo ahora es también sin fin de lucro, y es en realidad éste blog que hago desde hace dos años, en el cual cada día vamos dejando entre todos páginas que uno espera que le sirvan a muchas personas. De ninguna manera voy a escribir otro libro aunque sé que sería un buen recurso económico, jaja, pero me resulta imposible manchar con dinero algo que considero liberado de toda clase de egoísmo y especulación como son todos éstos temas que tratamos a diario, no tanto las noticias que son universales, pero sí mis reflexiones y pensamientos que son míos pero aún así no los puedo concebir como bienes tranzables, no quiero decir con ésto que otros no lo deban hacer, es simplemente mi decisión particular, cada quien puede hacer con sus capacidades lo que le plazca, inclusive sacarle rédito, pero yo no quiero hacerlo. Hermosos esos recuerdos de épocas en las cuales todo era bastante distinto al presente, tiempos de los cuales guardamos los mejores momentos quizás. Mil gracias por sus detalles que me hacen sentir entre medio de buenas personas y amigos con los cuales tenemos mucho en común. Abrazo grande para todos.

oscar301 dijo...

Querido hermano y hormigas. Muchas veces les cuento a mis hijos este tema del pasado, y al principio pensaban que habia vivido en la prehistoria, pero com omuchos comentan es cierto, no teniamos nada que pudiera interrumpir un buen partido de futbol com odeciamos barrio contra barrio, o simplemente el picadito entre los mismos de la calle. Lo que si vi como cambio la vida en muy poco tiempo, en mi niñez. Mi padre tenia por costumbre volver de trabajar, darse una ducha y se metia en el bar de la vuelta de casa a jugar un par de horitas a las cartas, ya sea tute, truco o que se yo cual mas, y cuando llegaba la hora de cenar mi madre me decia, ve a buscar a tu padre, y de paso pasa por la tienda de don Manolo, y dile que te de viono y un sifon frio, yo salia corriendo y le avisaba de tan importante mision, y volvia de la mano de mi padre con el recado cumplido, yo tenia unos 4 o 5 años, pero a los 6 nos mudamos a l ode mi abuela, una italiana mas del barrio pero con dinero y en poco mas de un par de meses ,compro la caja boba, alli fue el fin de la libertad de disfrutar de los amigos y del buen juego de cartas, porque empezaron a quedarse los hombres en casa enchufados con el Idio TV y dejando de lado la tradicion de toda la vida, compartir u npar de horitas con los amigos sanamente.

Luego vinieron los partidos de futbol en ese aparato y dejo de ir a la cancha a ver su Equipo favorito, total lo veia mejor en casa en pantuflas y sentado en la silla mas comoda. El otro tema que tambien desaparecio, fue ir al cine, para que vamos a gastar si dan buenas peliculas, claroi en blanco y negro, pero calentitos en casa sin salir. Poco a poco se fue perdiendo todo el contacto social, el estar con amigos o el famoso sssshhhh que no escucho las noticias en lugar de disfrutar del dialogo familiar a la hora de cenar, y de enterarse de que paso a cada integrante de la familia. Aparato maldito, inventado para lavarnos la cabeza y mantenernos enchufados a el. Como fue el manipuleo de las mentes que llegamos hoy a decir algo y los IdioTV nos dicen, pero eso no es cierto o el famoso no existe, en la TV no dijeron nada. Ahora salieron las Glass y conectados a la persona, y yo siempre miro a donde apunta la tecnologia, y ya veo, van a usar a la gente para tener mas camaras de control y saber el movimiento de los seres humanos. Imaginen com odecia Gilga arriba que habia contado unos 500 sobre 700 hablando por movil, ya nos convertiran en robot y pasaremos por al lado de mi esposa y no me enterare, viendo las ultimas noticias. Solo falta que nos laven el cerebro co nimagenes especialesmente creadas para eso, seguir estupidizando a los humanos.

Gilga, y Hormigas, disculpen el pedazo de aporte, pero tenia ganas de acomparlos en tan lindos relatos, y cuidado, todavia estan a tiempo de tirar al carajo la tecnologia, y vivir como antes, estamos a un paso de decidirlo y hacerlo...

Gilgamesh dijo...


Oscar; ¿qué tengo que disculpar? jaja, agradecerte por tu reflexión que comparto totalmente. Estamos a un paso...no te quepa duda hermano. Gracias. abrazo.