sábado, 22 de marzo de 2014

* Licencia 70/80 y los tiempos del ayer *

***Noche de licencia musical necesaria en Tiempo Final después de otra semana llena de noticias, crispaciones y el vértigo humano que gira junto con nuestro planeta.

El Lunes es un día feriado por aquí, feriado muy especial que además de ser un día de profunda reflexión sobre las atrocidades que nunca más quiero volver a experimentar, me llevó a aquellas épocas cuando yo tenía apenas 13 años de vida.
El Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia es el día en el que se conmemoran en la Argentina las muertes de civiles producidas por la última dictadura cívico militar que gobernó el país, autoproclamada Proceso de Reorganización Nacional. Se conmemora anualmente el 24 de marzo, en recuerdo del mismo día de 1976, fecha en la que se produjo el golpe de Estado que depuso al gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón, dando inicio a la dictadura cívico militar más sangrienta de la historia argentina.
Nunca imaginé que aquél inifierno también traería mi pequeño infierno un año después cuando perdí a mi Madre.

La dictadura prohibió la música argentina, especialmente la llamada *jóven* o rock nacional, inclusive dentro de los ritmos tradicionales como el Folklore y el Tango la censura era muy fuerte. Así fué que mi adolescencia transcurrió escuchando música en inglés, que era lo único disponible para los de mi edad. Increíble pero real, la dictadura posterior cuando la guerra de Malvinas liberó la música nacional y prohibió la música en inglés...
De locos.
Así que en ésta noche quería compartir aquella música de mis tiempos verdes, hoy podría verse a la distancia como música floja, blanda, melosa, en fin.., cuando uno es adolescente normalmente se enamora, y enamorarse implica estar flotando en el espacio de felicidad, y a veces llorar por amor. Canciones que hoy, en medio de la vorágine vienen bien para reflexionar, sedarnos un poco, pero.. ¡no se me vayan a dormir...!
Mediados y finales de los 70s, principios y mediados de los 80s..

*Oh, mi Reina Despiadada, sigues siendo el tesoro de mis sueños...
Es el brillo de tus ojos lo que me tomó por sorpresa...
Oh, mi Reina Despiadada, simplemente no puedo aceptar que nuestro amor haya terminado...*



Años de empezar a fumar para sentirme más hombre y al final enviciarme como un estúpido..años de no poder dejarme el bigote ni la barba que recién comenzaba a crecerme...la policía o el ejército consideraba como *subversivos* a quienes usaran demasiado pelo en la cara o en la cabeza...
Naves espaciales y un mundo de sueños casi mágico...ideal para escapar de tanta pena..



Primeros desencantos..
* Donde quiera que vayas mi amor va contigo, si te acuerdas de mí...*



Fuimos demasiados ciegos para ver, pero sobre todo..te amo..¡Todavía!;



Y el tiempo iba pasando..una década se moría y otra nacía llena de esperanzas...el tiempo que no pasaba cuando dolía y hoy que ya no duele..se va tan rápido...
*Adiós mis amigos, tal vez sea para siempre, adiós mis amigos, las estrellas me esperan, quién sabe cuando nos volveremos a ver...



Y las estrellas caían todas juntas, 17 años.., dicen que cuando uno no tiene nada es el momento de que algo llegue, y llega..



Y el tiempo en que la inmadurez comienza a volverse más madura allá a mediados de los 80, el pasado empieza a ser una realidad. Dicen que la juventud es una enfermedad que se cura con los años...;

*Cada vez que cierro los ojos y veo tu rostro de nuevo me doy cuenta de que es todo lo que me queda...*



Años de mucho dolor, por el entorno, por lo interno, por empezar a dejar la niñez, por las pérdidas, la adolescencia y el paso a la madurez, a comenzar a descubrir las asperezas del mundo donde lo más puro se vuelve impuro, y hay que ponerse la coraza para no terminar hecho pedazos. Después, el hábito de saber que hay que lidiar con la mosntruosidad nos vuelve más fuertes, pero...en el fondo...seguimos siendo aquello que fuimos..escencialmente puros, buenos, ingenuos. 
Así llegamos a éste mundo, listos para ser felices...

Si hoy, mágicamente quizás a través de la criogénesis o la hibernación suspendida pudiera viajar en el tiempo..regresaría a aquellos 70..a pesar de los pesares.

Dulces sueños para todos.
Gilgamesh***

2 comentarios :

Leti Luci dijo...

Hay espacios del "pasado" bastante reconfortantes.Gracias!

Gilgamesh dijo...


Leti; claro que sí. Gracias a vos.