viernes, 6 de junio de 2014

* Conclusiones sobre el pasado y la religión-parte 6 *

***Muy buena noche para todos.

Vamos a continuar con las conclusiones basadas en investigación de cosas probadas con las que disponemos, aún estando en estado deplorable, fruto del óxido del tiempo que borra bastante lo poco que ha quedado de lo mucho manipulado. Pero hoy quiero hacer un alto dentro de las conclusiones comparativas y detenerme a reflexionar, como para que todo ésto no sea muy tedioso. Quizás ésta reflexión pueda servirles para ir comprendiendo todos los datos que analizamos sobre religiones e historia antigua, como para aggiornarlo a éstos tiempos actuales en la práctica.

Tal como lo dije una vez, el Creador Absoluto no se preocupa por el llamado *mal* ya que dentro del mismo mal está incluído el bien, en una solución que auto-depura todo sin necesidad de su intervención.
Hemos sido educados y formados bajo conceptos de bien-mal sin poder entender que resumen nuestra forma de percibir y sentir, así como percibimos y sentimos ante todo lo que catalogamos dentro de nuestros sentidos. Así como nosotros podemos sentir piedad por los animales pero no podemos evitar lo que consideramos *su sufrimiento*, así hemos ido depurando nuestra visión sobre el reino animal. 

No es lo mismo ayer que hoy si revisamos la historia, la consciencia de hoy con respecto a los animales no es la misma que hace apenas 30 o 50 años, sin embargo cuando cualquiera de nosotros pasa la cortadora de césped por el jardín o el terreno, destroza a un montón de seres vivos, pero a nadie le importa cortar a hormigas, pulgones, lombrices, etc...
Decimos....*y bueno, lo siento*...Imaginen que el Creador ha sembrado en el universo millones de galaxias, estrellas, planetas, etc., y sería imposible supervisar todo bajo el concepto que nosotros tenemos.
Nuestro concepto de Dios ha sido equivocado, porque definir a Dios nos ha hecho verlo desde el sesgo de lo que somos.
Para nosotros, en un concepto equivocado, Dios debe ser un protector que todo lo soluciona, un padre que nos cuida y que hace justicia, pero lo vemos desde nuestra existencia humana y carnal.



Papá viene y me soluciona mis problemas, me reta si me porto mal y me felicita si me porto bien, me ama y me protege. Aplicamos a Dios atributos humanos pero Dios no es humano.
Al ser nuestra vida material mortal, hemos visto a la muerte como el fin de toda existencia sin embargo vemos que nada se extingue sino que se transforma, por ende podríamos ver desde otro punto de vista que Dios al crearnos ya puso en nosotros las soluciones a cualquier problema, pero no me refiero a la falta de dinero ni a la enfermedad ni al desamor, etc., por ejemplo, esos son también conceptos humanos desde nuestra percepción. Seguramente que un Ser o Entidad Superior capaz de crear todo lo que vemos, más lo que no podemos ver, ya garantizó al crear, que cada cosa creada se auto-depure, evolucione, y a su vez también pueda crear y permitir que lo creado continúe con ésta regla. 

Nosotros al dar vida creamos a un ser, lo educamos y le proporcionamos todas las herramientas posibles para que se desarrolle y evolucione, y un día pueda también crear y continuar con esa cadena de evolución. Le llamamos *hijo-hija*, lo creemos de nuestra pertenencia, sin embargo queda demostrado que nuestro concepto es erróneo ya que lo queramos o no, la naturaleza hace su trabajo, el hijo-hija crece y hace su propio camino, con o sin nosotros. El camino andado por los hijos puede tener recuerdos de nuestra influencia, sin embargo ellos construyen su propia vida, son los arquitectos de su propio destino, mal que nos pese si eligen lo que consideramos incorrecto, como si eligen lo que creemos correcto y nos satisface.



Es decir que como padres *posesivos*, nuestro concepto fracasa porque pensamos que somos dios para nuestros hijos al haberlos creado pero ellos hacen su propio camino y serán vistos como dioses por su futura descendencia. Está en nuestra génesis evolucionar sin depender, porque ya hemos sido dotados de transmutar situaciones. Si lo logramos o no, eso ya es otra cuestión que daría para un análisis mucho más profundo y puntual.
La concepción que tenemos sobre Dios es un buen argumento que el mismo humano ha utilizado como herramienta de confusión y dominación, concepto amoldado a nuestra percepción.
Si asumimos ésto, primero nos sentiremos engañados, a la vez...abandonados. Pero descubrimos que en realidad lo que nos presentaron como dios, era y no era dios. Anunnakis...dioses, sí, con conductas similares a las nuestras, capaces de hacer grandes prodigios como también cometer atrocidades. 

Conociendo quienes en verdad nos crearon o mejor dicho, de quienes descendemos, podemos entender porqué somos como somos. Y eso es fundamental para auto-depurarnos. Ahora bien, conocimos nuestra descendencia más cercana si se quiere, pero pudimos ver que a su vez...nuestros Dioses anunnakis aún siendo Dioses evolucionaron también y que alguien los había creado..Si nuestros dioses fueron imperfectos desde el momento en que su ignorancia no les permitía reconocer que *procedían* de otros dioses y finalmente del Creador Absoluto, tenemos aquí la explicación de lo que decía antes, fueron hechos para que a su vez crearan, y aunque vivieron quizás millones de años cometiendo errores finalmente deben haber aprendido ya que no se manifiestan más como en la antiguedad. Y si no aprendieron pues se cuidan de nosotros...y se ocultan, porque hemos evolucionado para llegar a descubrir que eran nocivos para nosotros.



Así como ellos no vieron a sus creadores, nosotros ya no los vemos, por más que nos hayamos inventado teorías para seguir dependiendo de *algo* para no hacernos cargo de que somos nosotros quienes debemos auto-depurarnos. ¿Es duro eh?, como aquél primer día en que Mamá o Papá nos dejan en la escuela...y se van. La sola idea de que no hay ningún Dios que vendrá a solucionar los problemas es aterrador, pero no porque sea realmente trágico, sino porque nuestro concepto de Dios ha sido hábilmente mal instalado y hemos estado adorando a un dios que no es, y que además siempre esperó y necesitó adoración, ha sido inventado y ha provocado que nuestra evolución se haya detenido, o en todo caso, vaya a paso más lento. 

Hay un Creador de todas las cosas que si quieren, podríamos llamarle el Verdadero Dios pero que de ninguna manera va a actuar bajo el concepto erróneo que nosotros hemos adquirido para definir y pensar a un Dios. Vean..., fuimos engañados, y bue..qué le vamos a hacer, ¿qué hacemos con eso?, primero agradecer a los anunnakis aún siendo tan imperfectos como fueron, si nos crearon aún por interés para sus propias conveniencias, lo hicieron y punto. Pero así como ellos tuvieron cosas malas también buenas y ahí volvemos con el concepto de bien-mal. Evolucionaron tal como lo hacemos nosotros aunque para nosotros el aquí y ahora sea lo único que cuenta. Que las cosas malas existan no quiere decir que entonces nos crucemos de brazos aduciendo que son necesarias, al contrario, las conocemos y debemos transmutarlas en algo bueno, y eso amigos...lleva tiempo.



Evolucionar es tiempo. Cuando digo que * la Creación se les viene encima* me estoy refiriendo a quienes optaron por elegir la no-evolución, y vean qué importante ha sido que nos engañaran, el hecho de no permitirnos conocer nuestro pasado hizo que demorásemos en evolucionar. Pero se evoluciona igual aunque crean que no es posible. La Creación no es una brigada de naves extraterrestres que vendrán a meter presos a nuestros opresores, tripuladas por anunnakis buenos para hacer del mundo lo que nosotros queremos que sea, tampoco bajará un viejo barbudo gigante y enorme que nos va a aniquilar a todos por haber sido tan malos o estúpidos, NO. No esperen nada de eso.

La Creación es a mi criterio, nuestra propia evolución que el Creador ya nos puso en nuestro Ser, en el Espíritu invisible y en nuestra materia, que conjugadas deben hacer prevalecer la parte que evoluciona y eso es nuestra propia voluntad, mucho más allá de las manipulaciones *externas* o de terceros. Si aún no tenemos la capacidad de poder descubrir que somos engañados pues habrá que seguir en el engaño hasta que nos demos cuenta. Si nos asumimos engañados pero aún no propiciamos algo nuevo para dejar de estarlo, pues deberá pasar el tiempo necesario hasta que tengamos la habilidad de someter al engaño. Si sólo algunos lo logran pero no es suficiente pues, habrá que esperar el tiempo suficiente para que la mayor parte de todos estemos listos para cambiar.



Eso es evolución que no se puede torcer ni por un solo Ser ni mucho menos de manera mágica e inmediata. El Creador no se preocupa de nuestra tardía evolución porque ya sabe que lo haremos cuando estemos preparados y no hace falta ninguna intervención, ni violenta ni apaciguada. Ya tenemos el conocimiento del bien y del mal entonces...¿qué hacemos?...elegimos, y elegir implica una larga cadena de tiempo en el cual ensayamos en el acierto-error, hasta que algún día aprendemos.
Si bien hay quienes han impedido o retrasado nuestra evolución, debemos aceptar una parte de responsabilidad, por acción u omisión lo hemos permitido. Por eso, la historia nos regala mucho para aprender.
Nunca estuvimos solos porque somos una parte de muchas cosas, nuestra soledad es también un concepto erróneo de creernos el ombligo de la Creación cuando somos una parte más de otras tantas.

Nunca estuvimos desamparados porque en momentos acuciantes siempre vinieron al mundo Espíritus superiores para dejarnos su palabra y sus hechos. El mismo Cristo tuvo que evolucionar ¿cómo? sí, porque si el Creador fuera como el dios equivocado que forjamos en nuestro concepto, lo hubiera hecho nacer a Cristo espontáneamente ya con sus 33 años de edad y no como fué en realidad, primero un niño, luego un adolescente hasta ser un hombre. Si ese Espíritu encarnado llegó desde lo Superior tal como lo fué, imaginen que con semejante poder podría haber alzado un dedo y destruir toda la maldad reinante, sin embargo su acción nos demuestra lo que les estoy diciendo sobre el concepto de Dios, no hay intrusión violenta, se nos presentan sí, las opciones, nosotros elegimos y debemos evolucionar.



Tenemos una conexión permanente e imperescedera con el Creador, no necesitamos intermediarios que lo interpreten a su antojo como tampoco necesitamos un sitio o lugar para hablar con él, el Supremo ya nos hizo parte de Él desde que comenzó a crear, somos como una célula de su Ser, y como tales, por más distancia física que creamos que existe entre el Creador y nosotros, la realidad es que estamos en Él.
El mundo en el que vivimos está plagado de cosas desagradables que debemos intentar transmutar en agradables, para eso convivimos en algo que llamamos sociedad, porque si todos decidiéramos volvernos monjes y nos recluyéramos, no tendría sentido absolutamente nada. Cristo a través de su revelación en el Nag Hammadi vino únicamente a contarnos nuestra real descendencia, nuestra partida de nacimiento, que lamentablemente nos habla de unos padres no muy buenos que digamos. 

Piensen un segundo, a uno le puede tocar en la vida tener un padre muy bueno como también uno muy malo, un padre homicida, violador, delincuente, sin embargo el hecho de que seamos su descendencia no implica que seamos iguales que él, podemos hacer nuestra propia elección y eso es maravilloso...

Cristo nos develó nuestra identidad, desde la más reciente hasta la Primordial, solamente para que supiéramos que por más desgracia que tuviéramos al poseer padres equivocados, nosotros teníamos antes que eso, a un Padre Perfecto. Si nuestro Espíritu fué atrapado en la materia por un dios errado nosotros podemos liberarlo, permitirle que sea nuestro mejor amigo y que nos ayude a pasar por la vida esperando que la misma pase, como si fuera una vacación forzosa, en la cual debemos dejar lo mejor de nosotros, por nosotros y por los otros, somos páginas de un enorme libro que otros leerán y de ellas aprenderán para su evolución.



¿Hay demiurgos y arcontes, hay seres nefastos detrás del mundo aparente? sí, claramente sí, y se comunican a través de lo que llamamos sentimientos, por eso controlar nuestros sentimientos es cerrarles el circuito, sentimientos de odio, envidia, ambición, posesión, no hacen más que dejarles la puerta abierta para que entren y se sirvan de nosotros y a su vez, nos transformemos en sus herramientas. Alejarnos de lo espiritual nos deja a merced de éstas entidades, y cuando nos alejamos de lo espiritual somos sus marionetas, las mismas que avalan todo lo que hacen otros humanos con nosotros, que han preferido optar por una buena vida material pactando con las entidades a cualquier costo, lo cual genera la injusticia humana. 

Allí actuamos como especie masificada, como hormiguero, como panal, y en sociedad no podemos aplicar lo que quizás sí podemos individualmente. Entonces debemos ser inteligentes y aplicar la sabiduría que tenemos en el Espíritu, lamentablemente sin reina no hay hormigas ni abejas, sin demiurgo no hay humanos, no podemos derrotarlo en la materia porque es de su propiedad, pero sí en el Espíritu podemos derrotarlo. Lo derrotamos primero, desde que sabemos quién es él, tomamos conocimiento de lo que hizo y quiere hacer, y obramos en consecuencia. A partir de ésto mitigamos através del Espíritu el tormento que significa estar en la materia y confiamos en que cuando ésta fenezca, volveremos al Pleroma, pero ese es un remedio individual. 

El remedio global es ponernos de acuerdo y aplicar la receta para que aún con la reina o el demiurgo, el hormiguero o el panal, o la raza humana en definitiva, aplique en la materia el poder del Espíritu.
Esa es la solución global, social, de conjunto y convivencia, en donde siempre vamos a sufrir y a quejarnos del mundo por no asumir que nada va a cambiar si no cambiamos nosotros, y para eso el cambio es doloroso ya que vivimos atados a lo material. Esa es nuestra gran batalla aquí.



Optar por lo bueno no implica pasarse todo el día haciendo mantrams ni invocaciones, significa hacer el bien y la firmeza en demostrar que hacer el bien es exitoso, que se refleja en el entorno, que se contagia y que puede hacer felices a otros, decir no a lo involutivo es evolucionar, si los gobiernos humanos que tenemos se nutren de la masa, pues la masa no está bien y allí radica la cuestión, los individuos que no controlan los sentimientos o que los dejan controlar por lo externo ponen al fin a gobernar a lo que han creado, es decir, ellos mismos en la piel de otros. Si un movimiento social de base que pretenda cambiar a sus sociedades no entiende ésto, no hay cambio entonces hasta que el tiempo eduque en el error. 

Cuando el anhelo es el de hacer el bien común y se deja de lado el interés material la evolución se pone en movimiento, se hace contagiosa y la competencia es intentar hacer cada vez más, el bien común. Nos hemos preguntado siempre cómo hace Dios para vernos las 24 horas durante toda nuestra vida, multiplicado por los 7 mil millones de habitantes del planeta....entonces tratamos de imaginarlo según la religión. Está en el cielo..dicen los sacerdotes y desde ahí ve todo, los más intrépidos lo imaginan desde la irrealidad de hollywood, un Dios extraterrestre que mediante una tecnología de avanzada, monitorea a cada persona a través de una cámara desde algún lejano planeta. Pues no amigos, Dios está dentro de cada uno de nosotros en el Espíritu, razón más que suficiente para que no convenga saberlo...Si la Gnosis o mejor dicho, los evangelios suprimidos de nuestra historia hubieran sido enseñados desde aquellos días en que Cristo lo reveló a sus apóstoles fieles y no a los otros, no necesitaríamos hoy un templo, una oración, un libro, un rito, un consejo, una religión. 

Cuánto daño nos habríamos ahorrado eh.., si vemos al mundo vemos Gobiernos que rigen sus leyes en las religiones, vean ustedes respetados lectores, si los Gobiernos y sus leyes son importantes o no en nuestro paso por la materia en ésto llamado *vida*. Haber entendido y conocido el mensaje de Cristo habría hecho que el mundo que tenemos fuera al menos un paraíso mientras la materia debía pasar hasta que el Espíritu regresara al Pleroma, o a su verdadero estado, que no es precisamente la prisión en la materia.
Pero aquí estamos, y si bien somos muy pocos quienes conocemos ésto, no es cuestión de aguantar simplemente y dejar que todo siga igual. Por eso les digo que la salvación personal no sirve si no va acompañada de servicio, sea en la forma que fuere.

Gilgamesh***

6 comentarios :

Leti Luci dijo...

Apreciado Gilgamesh, no te tomes nuestros esporadicos silencios de forma personal. Sencillamente de mi parte, esperaba terminaras con tus conlusiones para hacerme una idea global de " tu pensamiento" Sin embargo a veces no puedo evitarlo y he lanzado algunos comentarios en el intermedio. En este post, no te desvias en nada del grueso de la humanidad al "creer" en un Dios Creador Absoluto. Y lo respeto. Pero te pregunto: y si ese Creador Absoluto fuésemos nosotros mismos, revestidos de un traje y creadores de esta experiencia ? (traje confeccionado por los que denominan dioses y que no son mas que involucrados de la experiencia ) Pues considero que cada criatura del Universo ES el Creador Absoluto experimentandose a Sí Mismo mediante diversos estados y experiencias dentro de las multiples formas. Y una de esas "formas" pueda ser que "nosotros" como Creador Absoluto, creamos esta zona holografica o virtual del Libre Albedrio para esta especifica experiencia como lo es " una ilusion de separacion que creara otro "yo" espejo y así conocerme mas intrinsecamente" (Expansion de la Fuente) Como EFECTO de esa ilusion, el "holograma de mi Ser Real (nosotros)que cree estar separado" genera una nueva forma tambien virtual de energia auto-creadora e inter actuante que llamamos "ego dual" (miedo/valor, inseguridad/confianza,bien/mal, etc.) Cuando cada Emanacion (Espiritu, Alma, Ser)de nosotros como Creador Absoluto termina su Objetivo, integra al holograma (despertar) que porta "la nueva Informacion" obtenida a traves de la ilusoria, incomoda y desagradable posicion de "separacion "(o desAmor). Coincidimos con el FINAL: es una experiencia pasajera y por tanto, posee un final. Un abrazo.

Gilgamesh dijo...


Leti, gracias por tu aporte, de ninguna manera podrían molestarme los silencios ni las intervenciones, pero sí puedo analizarlas y responder en consecuencia. Con respecto a mis conclusiones querida Leti, no sé si falte decir demasiado más, al menos creo haber sido claro especialmente en el último post =Conclusiones 6= que en definitiva, intenta tomar todo lo analizado y aplicarlo a ésta realidad. Igualmente seguiré aportando más cosas, para que las conclusiones personales de ustedes se puedan enriquecer, las mías son mías, y si alguien las toma y les sirve me alegro, y si no les sirven lo lamento.

El concepto de tu pregunta sobre si no seremos nosotros mismos los creadores con el traje que los dioses nos dieron, es un tanto ambigua, es decir que podría decirte *sí* y *no*, te explico. *Sí* porque no me cabe duda que la Creación es evolución automática, con retrasos pero evolución al fin, cada cosa creada crea, pero digo; *no* porque de ninguna manera considero que seamos nosotros quienes creamos todo, yo considero que somos *emanación* desde algo primordial, somos un eslabón que crea pero no pudo haberse autocreado.

En ésta etapa de eslabones estamos creando hoy y hacia el futuro, el pasado viene, lo tomamos y lo hacemos evolucionar, creamos de aquí en más, pero no hacia atrás. Pero si entendemos que un Creador Absoluto al crear se dispersó, se atomizó, y nosotros somos parte de él y él es parte de nosotros podemos entonces afirmar que somos creadores como él, pero reitero, en ésta etapa y hacia adelante.

Entiendo tu razonamiento y coincido en gran parte, sin embargo no me gusta utilizar como explicación el término *holograma*, porque al final vamos a terminar creyendo que estamos soñando y que nada es real, sin embargo tenemos un cuerpo material innegable y un Espíritu innegable, ambos conviven y la separación es imposible mientras habitemos la materia, lo que sí es posible, creo, es conocer ésta situación y pasar por la materia dándole preponderancia al Espíritu o Alter Ego, no al ego inferior.
SIGUE


Gilgamesh dijo...



CONTINÚA

Con el ego inferior podemos crear a través de la inteligencia aquí en la materia, con el Alter Ego estamos creando con el Espíritu. Pero ¿qué creamos si al final estamos atados a la materia?, creamos la evolución, pero ¿hacia dónde si todo es un holograma?, por lo tanto la noción de holograma no tendría sentido si no podemos explicar hacia dónde vamos. ¿fin de la evolución entonces?, ¿reintegro a lo primigenio tal vez? Soñar no tiene sentido si no tiene un fin, y hallar el fin es pretender creernos el Absoluto para poder explicar lo que desconocemos.

Puedo explicar en base a lo que por ejemplo han dejado las ancestrales culturas y el mensaje del Nag Hammadi, saber de nuestra procedencia y cómo salir de una situación que no determinamos nosotros sino una sabia cadena que por algo hace las cosas. El resto, es lo que la neo-ciencia-espiritual intenta explicar, no sé si por una desesperante ausencia de respuestas debido a que no las tenemos, o porque es una buena forma de hacer negocios.

No creo en la mayoría de éstas teorías Leti, porque en pos de hallar respuestas cualquiera inventa su propia respuesta adornada con conceptos modernos como los hologramas, las dimensiones, la cuántica, etc., y francamente no existe manera de probarlo. Nadie ha regresado ni del pasado ni del futuro para mostrarnos la prueba, solamente lo que conocemos de manera tangente y probada, por ejemplo y aunque parezca poco, lo que un tal Cristo dejó plasmado en un libro.

Si no se le puede creer pues bien, buscaremos interpretarlo con neo-conceptos, mientras lo hacemos continuamos inventando teorías muy entretenidas y ajustadas a la moda cientista, por la tremenda carencia de poder entender que no todo tiene respuestas.
SIGUE

Gilgamesh dijo...


CONTINÚA
Ante ésto, amiga Leti, me quedo con lo conocido aunque sea escaso o sospechado de estar manipulado, creo que peor es inventar respuestas que no puedo probar y el tiempo pasa y nuestros tiempos son hoy y lo que nos quede mientras sigamos probando que somos materia pero que a su vez, hay algo mágico y maravilloso por dentro, llamado Espíritu.

Algo que nos envía un mensaje al cerebro que decodificamos por ejemplo, al optar si robamos o regalamos, si matamos o salvamos, si odiamos o amamos. El mensaje sale desde la fuente emisora, el problema es que no conectamos, simplemente porque desconocíamos su existencia y para eso el Nag Hammadi y otros, o porque aún conectando no queremos *materializar* lo que el Espíritu nos indica.

El resto amiga...lo dejo para quienes elaboren sus teorías atractivas para sofocar la falta de respuestas que francamente, no me interesa hallar si ya las tengo aquí y ahora para el aquí y ahora. El después Leti, llegará y recién allí habrán otras respuestas acordes a ese estado, hoy es imposible creo, poder conocerlas, así como nadie sabe si vivirá en los próximos dos minutos y mientras escribo alguien está muriendo sin haberlo sabido antes.

¡Mil gracias por tu reflexión y tiempo!, y de ninguna manera invalido tu forma de ver todo ésto, tal vez ambas visiones forman parte de lo mismo aunque tengan diferencias. Fuerte abrazo.
FINAL

Leti Luci dijo...

Gracias Gilgamesh todo se pone mas interesante. Y gracias porque nos diste una excelente respuesta que copio a continuacion: "- El mensaje sale desde la fuente emisora, el problema es que no conectamos, simplemente porque desconocíamos su existencia y para eso el Nag Hammadi y otros, o porque aún conectando no queremos *materializar* lo que el Espíritu nos indica.-" Pero amigo, una vez "conectados" es imposible no seguir los impulsos del Espiritu porque es él (Yo a nivel Real) quien tambien conduce "el final" de la experiencia . Un abrazo y de nuevo gracias.

Gilgamesh dijo...


Leti; gracias a vos querida, excelente fué tu comentario que me invitó a adelantar mi post nocturno, así vale la pena dedicar más tiempo.
Copipasteo tu frase que comparto plenamente;

Pero amigo, una vez "conectados" es imposible no seguir los impulsos del Espiritu porque es él (Yo a nivel Real) quien tambien conduce "el final" de la experiencia.

Sólo me permito acotar que desconozco si es el final de la experiencia...jeje. ¡abrazo!.