viernes, 28 de octubre de 2016

* Polos magnéticos y el cuerpo humano *

***Al fin Viernes para todos, el último de Octubre 2016.

Energías.., mucho hablamos de ellas y divagamos en teorías que sólo habitan en nuestra parte mental afecta a lo sobrenatural, pero..
¿qué estudios serios hay al respecto?.

Como siempre ocurre aquí, hay muchos lectores que suelen preguntar sobre ciertos efectos, especialmente el de las tormentas geomagnéticas.
También alarma en éstos tiempos la proliferación de *terapias* energéticas que están de moda y que no siempre son aplicadas con el conocimiento debido.

Electro-magnetismo, geo-magnetismo, y ahí anda la gente poniéndose imanes en las orejas...o haciendo terapias denominadas *ortomoleculares* en busca de *cura* a sus males.

A tener cuidado amigos con éstas cosas...el remedio puede ser peor que la enfermedad, si van a iniciar una terapia de ésta clase les recomiendo encarecidamente no caer en manos inexpertas.
El tema es bien jodido...si se lo toma a la ligera, hay excelentes estudios que han demostrado lal influencia de los *polos* magnéticos del planeta en nuestro organismo.

Les voy a presentar una recopilación investigativa de estudios serios sobre el tema que les va a aclarar un poco la cuestión.
Terapias buenas sí que las hay, pero en un mundo mercantilizado en el aspecto de la salud hay que tener mucho cuidado adonde acudimos.

El informe también nos sirve para corroborar la llamada anomalía o *desviación de los polos magnéticos* y ante ésto me nace una reflexión Gnóstica.
Si la Tierra fué hecha por un creador perfecto y puso en el planeta las corrientes magnéticas en su lugar...
¿porqué le están fallando y la medicina tiene que *equilibrarlas*?

La respuesta es clara, el demiurgo es un genio, pero no es el Creador Perfecto.

Y finalmente antes de despedirme con el artículo en cuestión, la ciencia nunca nos dirá.... que no la necesitamos... y que nuestro electromagnetismo lo podemos *equilibrar* nosotros mismos de acuerdo a cómo usamos el cerebro, porque en él radica la autoregulación, excepto...que se nos atrofie por mala elección y el desequilibrio externo nos arrastre a su caótico propósito...desequilibrante.

Cuando el Maestro relata a los profetas sobre su estrategia de *invertir las esferas para desorientar a arcontes y demiurgos*...bien podríamos pensar en invertir precisamente las *energías*, por lo tanto, buscar *acomodarlas* de manera *forzada* con métodos humanos...puede ser una mala elección si realmente le creemos a aquél Cristo, quien nos enseñó que más que el cuerpo, debíamos cuidar lo otro, ¿no?... 

Si alguien cree que va a vivir más o no se va a enfermar de acuerdo a la aplicación de *terapias*, yo les recuerdo que todos vamos a morir, es la única apuesta que siempre gana...jeje, y que estar sanos no pasa por repeler males del cuerpo, no piensa la rodilla que me duele, piensa el cerebro.., vivir por vivir más años de lo deseado no sirve de nada si no curamos la cabeza..primero.

Después vemos...qué pasa con la carrocería que tiene como único destino seguro deteriorarse, guste o no, y pretender *retrasar* el lamentable y natural proceso no elegido por nosotros, es perder el tiempo si, reitero, antes no nos preocupamos por ese lugar que se conecta con lo invisible, que es en definitiva por lo que debemos buscar esa *sanidad*, ya no para una quimera de extendida vida material en un mundo imperfecto si no para lo que viene, cuando el cuerpo deje de ser un problema.

-El poder del imán es una de las competencias más básicas de la naturaleza. Sabemos que el magnetismo en sí era un ingrediente en la sopa primordial de la que el universo y nuestro planeta salieron. El magnetismo es la fuerza que mantiene el orden en la galaxia, permitiendo que las estrellas y los planetas giren a velocidades considerables. Y en cierto sentido, el campo magnético de nuestro planeta es responsable de proteger la vida en la tierra.

El Dr. R. Broeringmeyer dice que hace 6.000 años el campo magnético de la tierra medía 3 Gauss. Las personas vivían más tiempo y la evidencia arqueológica muestra que eran más saludables. Creemos que esto era debido a los beneficios de campo magnético más fuerte de la tierra. Hoy en día, la medición promedio de este campo es de menos de 1 Gauss. El Dr. K. Nadagawa aprendió de su estudio sobre el Síndrome de Campo Magnético que el cuerpo humano está bajo la influencia del campo magnético de la tierra y, en condiciones de hoy en día, el efecto de este campo ha ido disminuyendo. Mediante la aplicación de un campo magnético en el cuerpo humano para suplementar esta disminución y esta deficiencia, condiciones anormales pueden ser corregidas.



Hace unos años se creía que básicamente, no había diferencia entre la energía del Polo Norte y del Sur y ambos lados de un imán se consideraban útiles para cualquier problema de salud que puedoeran existir. Sin embargo, la investigación revela ahora que hay una diferencia clara entre las dos fuerzas opuestas.
Polo Norte =también llamado energía negativa= contiene electrones que giran a la izquierda =en sentido antihorario=, mientras que el Polo Sur =también llamado energía positiva= tiene electrones que giran a la derecha.

Curiosamente, para el cuerpo, el efecto de la energía negativa es positivo y el efecto de la energía positiva es a veces negativo. Por lo tanto, cuando se cree que obteniendo un imán va a curarse de algo que le aqueja, un tratamiento con ésta clase de elementos debe adaptarse a múltiples factores que generalmente no se tienen en cuenta. los diferentes campos de aplicación magnética tienen diferentes formas de etiquetado polos norte o sur.

El Dr. Robert O. Becker, MD, proporciona una observación fundamental muy importante en relación con la respuesta magnética y la terapia. Se demostró que cuando se produce una lesión, el área lesionada registra polaridad sur magnéticamente positivo. Después de unas horas el sitio de la lesión sin ninguna influencia magnética externa registra polaridad norte negativa. Lo que esto demuestra es que la energía del polo norte es un signo de curación, mientras que la energía del polo sur es una señal de la lesión y el desorden.

Tanto el Polo Norte y el Polo Sur de la energía se sienten atraídos el uno al otro, es bastante simple determinar cuál es cuál. Cuando se desea identificar al Polo Norte, se necesita una brújula con el norte buscado por una aguja. Esto funciona porque la tierra misma es un enorme imán tanto con un polo norte y un polo sur. El polo sur del imán siempre mira hacia el norte, no importa cuántas veces se hace girar, ya que busca al Norte.

El profesor Holger Hannemann de Suiza afirma: 
*Es ahora fácil de entender cuando se tiene en cuenta que muchas enfermedades son el resultado de la misma disfunción básica. Toda enfermedad es un desglose bio-energético =eléctrico= del organismo. Es una señal que las células han sido privadas de la energía y el mecanismo de defensa se ha debilitado. 
Es entonces la tarea de la terapia de pulso electromagnético=PEMF= algo adecuado para eliminar los bloqueos que se interponen en el camino del funcionamiento normal*.



El Dr. Albert Roy Davis, EE.UU. es un ardiente partidario de la utilización de un solo polo en su tratamiento.
En su libro *Anatomía del Bio-magnetismo* afirma:

La terapia magnética en su estado natural es el campo dominante Polo Norte de la Tierra que domina sobre los procesos vitales del cuerpo. Con un campo magnético total de la Tierra el cuerpo pasa por muchas acciones para promover un buen crecimiento, fortalecer el tejido y combatir las enfermedades y los daños causados por accidentes o lesiones. Sin embargo la mayor parte de la Tierra no tiene un campo magnético total. Los científicos nos dicen que como un proceso normal los polos de la Tierra se invierten aproximadamente cada 5.000 años. Esto podría explicar extinciones en el pasado. 

A medida que avanzamos a este cambio de polaridad, de unos 2.000 años, el campo magnético de la Tierra está disminuyendo. Con un campo disminuido el cuerpo no siempre es capaz de hacer todos los cambios que debería y que hace que sea incapaz de proteger con éxito. Una nota interesante es que sólo hay cuatro lugares que quedan en la Tierra con campos magnéticos completos; Sedona, Arizona y Lourdes, Francia, ambos conocidos por la vida sana y la curación.

En el descubrimiento de Salud magnética, George J. Washnis informa que millones de personas al año visitan Lourdes, Francia, donde los campos magnéticos mayores del polo norte prevalecen. Como resultado *Todos parecen sentirse mejor* como el dolor y el estrés son relevados, mientras que más de 2.000 curaciones inexplicables =con 65 supuestos milagros= han sido reconocidos por las autoridades.



Normalmente, la sangre opera en una orientación Polo Norte, o en virtud de un efecto Polo Norte. En esta polaridad es que la sangre se oxigena y su proceso de distribución de nutrientes va tirando los desechos y toxinas del tejido lesionado. Cuando el cuerpo está enfermo o lesionado la polaridad toma una orientación Polo Sur. Esto crea rápidamente un movimiento excitado destinado a elaborar glóbulos en la zona de la curación. La sangre no funciona bien en una orientación Polo Sur. 

Su movimiento no permite la función normal y se desarrolla un estado ácido, donde los microorganismos, virus y malignidad prosperan. Una vez que la sangre ha sido orientada correctamente en el cuerpo, con la ayuda del campo magnético de la Tierra se supone que cambia la polaridad de la sangre de vuelta a una orientación Polo Norte.

El problema es que con un campo magnético reducido el cuerpo no puede siempre hacer esta conversión necesaria y el área de lesión/enfermedad se deja en una orientación Polo Sur que frustra el buen crecimiento de las células con su efecto ácido y ralentiza el proceso de curación.
El aumento de enfermedades como la artritis, la artritis reumatoidea, fibromialgia, ADD, ADHD y una multitud de tipos de cáncer y otras enfermedades del sistema autoinmune se han incrementado con la disminución del campo magnético.

Otros problemas son la curación lenta en conjuntos de fracturas y los períodos de recuperación más largos de discapacidad después de los accidentes. Otra muestra de ello es el gran aumento de las lesiones por movimientos repetitivos en todas las formas en el mundo del deporte. La respuesta en muchos casos es la terapia magnética con polaridad correcta.

¿Lo esencial es el magnetismo para los organismos vivos? 
El Instituto Smithsoniano determinó que los tiburones y los insectos obtienen hasta un 90 % de su energía del campo magnético de la Tierra en lugar de los alimentos. Tanto los tiburones y los insectos son muy resistentes a las enfermedades infecciosas virales, incluyendo el cáncer, a pesar de que los insectos no tienen un sistema inmunológico. El Dr. William Philpott cree que la energía magnética es nuestra primera línea de defensa. Él describe nuestro sistema inmunológico como nuestra segunda línea de defensa.

El Dr. JH Vandyk y el Dr. MH Helpern hicieron investigaciones para la NASA en el que experimentaron con ratones en jaulas de metal especialmente preparadas que les protegían del electromagnetismo de la Tierra. Dentro de unas semanas los animales perdieron su piel y comenzaron a morir. El tejido conectivo en la piel y órganos internos mostró signos de crecimiento incontrolado. Mismos animales adicionales criados en un ambiente normal durante el mismo estudio permanecieron sanos.

La terapia magnética-Holger Hanneman 1990.

Los resultados de este estudio indicaron que la exposición a un campo magnético de rotación inhibió el crecimiento del tumor carcinoma de Walker tanto como un 90 % en algunos casos. Los resultados de este estudio indicaron que la estimulación de campo magnético pulsado aumentó la incorporación de agentes antitumorales en las células, y por lo tanto aumentó la actividad antitumoral cambiando el ciclo celular.
Los resultados de este estudio encontraron que 20-30 sesiones de magnetoterapia se administraron antes de la cirugía y mostraron efectos antitumorales en pacientes que sufren de cancer de pulmón.



En 1923 el biólogo soviético Alexander Gurwitsch, quien inició la investigación con la creencia de que todas las reacciones físicas y bioquímicas todos tienen como escencia la energía electromagnética, proclamó; *Cada célula viva también produce corrientes electromagnéticas*.
Otro investigador Soviético, Georges Lakhovsky , también estaba convencido de que el cuerpo humano y por lo tanto las células en el cuerpo están equipados con receptores biológicos que reaccionan a todos los estímulos en el ambiente. 

Dijo: 
*Todas las células de un cuerpo son estimuladas por la interacción de resonancia del flujo rítmico de las corrientes electromagnéticas*. Se desprende de esta investigación que el campo magnético de la Tierra está destinado a proporcionar a cada célula de nuestro cuerpo la energía magnética y eléctrica que necesitan para sobrevivir. Puesto que se ha establecido que esta energía es deficiente, es necesario completar la presente si queremos vivir nuestras vidas a su máximo potencial de salud y la duración de la vida.

Gilgamesh***

5 comentarios :

eleritzo espaider dijo...

.,muy bueno,como siempre..Namasté.

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1

Unknown dijo...

Interesante.

Mart Bravo dijo...

Muy interesante , a veces pienso que somos como los ratoncillos a merced de múltiples efectos que ni sabemos. Lo de Lourdes sin comentarios, que la iglesia este alli atribuyéndose los milagros cuando podría ser por el campo...
Un abrazo

Gilgamesh el inmortal dijo...



Alejandro y 1+; gracias.

eleritzo espaider; a vos amigo.

Unknow; gracias.

Mart Bravo; Jeje...coincidimos amigo.., un abrazo y gracias por tu opinión.