jueves, 18 de octubre de 2018

* Las mil caras del sistema *

***Excelente Jueves para todos.

Un par de notis como para mover un poco las neuronas a la hora de darnos cuenta cómo funciona la absurda gobernanza mundial.

Gobernanza que no sólo es atinente a Gobiernos de países sino también a grandes instituciones que suelen erigirse en garantes de una humanidad más sana y justa.
En nombre de la *ecología* son capaces de arruinar, esquilmar y también contaminar a cualquier cosa que tenga vida, sin embargo cimientan sus campañas mediáticas en lo que llaman *desarrollo sustentable*, *entorno sano*, *energía limpia*, etc., etc., etc..

Muchos creo, no tenemos ninguna duda sobre lo que significa hoy día más que nunca la atrocidad que se comete con el reino animal, gestándolos ya con métodos biogenéticos al mejor estilo de una máquina de hacer fotocopias. Sabemos de las condiciones de crianza de éstos pobres animales, sabemos de la alimentación también transgénica, sabemos que la producción cárnica genera multimillonarias ganancias a un puñado de grandes multinacionales y sabemos que ya no se produce alimento animal por necesidad sino para que los ganadores que lo producen sigan ganando más y más.

Del pobre animal se usa todo, nada se tira y todo se transforma en más productos de consumo inútil, a punto tal que hasta en el mundo de la cosmética terminan *partes* de los pobres animales.

Los vegetarianos y veganos dirán drásticamente que hay que eliminar el alimento animal, otros pedimos que aunque sea, se vaya sustituyendo esa costumbre hasta erradicarla si es posible, pero los genios del Dubb no mencionan nada al respecto sobre *ciertas* cosas sino que como siempre...lo usan para encubrir sus *otros* negocios y negociados. 

Porque claro...cómo voy a vender cosas supuestamente en nombre de la ecología si no disimulo al menos que yo mismo la destruyo..
La excusa es...desopilante si no fuera que es dramática dada la forma en que nos tratan, cómo nos quieren convencer como si fuéramos niños de pre-escolar...vean ésto;



Un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas-ONU llamó a reducir drásticamente el consumo de carnes de todo tipo, para luchar contra el calentamiento global.

De acuerdo con la ONU, no habrá solución para esta amenaza si la humanidad no reduce en un 90 % el consumo de carnes, en especial, vacunas.

*Los países ricos deberían animar a los consumidores a que coman menos carne y ayudar a los granjeros a hacerse más amigables con el medio ambiente*, señala una campaña de la Fundación Cambiando Mercados.

Nusa Urbancic, directora de dicha fundación, sostuvo que *si queremos que el aumento de la temperatura de la Tierra se mantenga por debajo de los 2 grados, especialmente por debajo de los 1,5 grados, entonces debemos abordar este consumo excesivo de productos animales*.

La ONU ha señalado reiteradamente que *el ganado, criado en gran parte para extraer su carne y leche, es responsable de aproximadamente el 14,5 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero*.

Increíble...., cuando fuí a ver quienes son éstos de la *Fundación Cambiando Mercados*, en realidad no se llama así si no; *Changing markets* conjuntamente con *Thomson Reuters Foundation*, y vean con quienes *trabajan*;



Huelga decirles si han visto bien la lista...

¿Pueden haber otras intenciones detrás de ésta movida?, pues claro que sí, siempre un negocio sustituye a otro, antes que ponerse a pensar realmente en el bien de las personas, veamos;

-Joshua Tetrick fundó en 2011 Hampton Creek, una startup valorada en 1.000 millones de dólares que busca revolucionar el mundo de los alimentos con productos elaborados con proteínas extraídas de plantas. 

Con inversores como Bill Gates, la empresa estadounidense que ya comercializa productos como mayonesa sin huevo o galletas veganas se lanza al mayor reto de la industria:

*Cultivar carne en laboratorios sin sacrificar animales y que pueda venderse a un costo accesible*.

*Nuestro objetivo es alimentar bien al mundo. 
Volver a la alimentación de nuestros ancestros*, cuenta Hernán Jaramillo, director de negocios.

Hampton Creek facturó 160 millones de dólares por la venta de sus productos y lleva más de un año con el proyecto de *carnes limpias* que afirman que lanzarán a la venta el año próximo.
El proceso consiste en usar células madre de un animal y luego alimentar a esas células con diferentes nutrientes. Así, por ejemplo, en lugar de sacrificar un pollo, los científicos buscan extraer células madre de la pluma caída de un pájaro y convertirlas en células musculares.

La *carne limpia* no contiene restos de pesticidas, antibióticos u otras sustancias; no puede provocar la aparición de pandemias o enfermedades asociadas a la producción tradicional, requiere un 99% menos de tierra, un 90% menos de agua y las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen en un 90%.

Hasta el momento la empresa ha sacado a la venta una línea de mayonesa sin huevo, galletas veganas, aderezos para ensaladas y un sustituto de huevo en polvo que se comercializan bajo la marca Just =que hace referencia a un sistema de alimentos más justo= en más de 100.000 puntos de venta en Estados Unidos, que incluye cadenas como Walmart, y en cafeterías de empresas como Google, Boeing y en universidades y colegios. 
Fuera de Estados Unidos se venden en México y Hong Kong.

No huele my bien que digamos..¿no?..
Pues..recomiendo visitar el sitio; DSALUD, y la nota de Jesús García Blanca, que les contará, qué hay detrás de toda ésta *movida*, realmente...aterra.

Culmino con un informe que viene a demostrar las *prioridades* de los *salvadores de la humanidad*, que pretenden bajar 2 grados de un calentamiento que no existe a causa del hombre ni de las vacas, pero que de ésto....*mutis por el foro*;



Esta semana se celebra en Ginebra la cuarta sesión del grupo de trabajo intergubernamental encargado de elaborar un tratado vinculante sobre empresas transnacionales y derechos humanos. 
Más de 100 organizaciones internacionales, movimientos sociales y representantes gubernamentales se reúnen para negociar un acuerdo que aborde las lagunas en la legislación nacional e internacional y hacer frente así a las complejas estructuras jurídicas de las empresas transnacionales, con la intención de que las compañías matriz de las grandes multinacionales sean responsables de las violaciones a los derechos humanos que realizan sus empresas subsidiarias en todo el mundo.

Una investigación coordinada por varias organizaciones civiles =como Amigos de la Tierra Francia, el Centro Europa-Tercer Mundo-CETIM o el Transnational Institute-TNI= revela que los argumentos para obstruir y oponerse a la elaboración de un tratado vinculante que ha realizado la Unión Europea en las negociaciones son exactamente iguales que los argumentos de los grandes lobbies industriales.

*La UE no hace más que repetir como un loro lo que dicen los lobbies empresariales internacionales en este grupo de trabajo de la ONU, con los mismos argumentos y a veces las mismas palabras. 
Se deben tomar medidas para proteger el proceso de la ONU de influencias corporativas dañinas*, explica Juliette Renaud, de Amigos de la Tierra Francia.

El informe, llamado *The EU and the corporate impunity nexus* , presenta además una serie de casos de empresas europeas donde, tras los apellidos como *verdes* y *responsables*, se esconden prácticas que contradicen totalmente el discurso que utiliza la UE para defenderlas como tales. 
La exposición de este tipo de prácticas por parte de estas empresas europeas se ha hecho para mostrar la necesidad de que avancen las negociaciones para un tratado internacional vinculante.

*Los estudios de casos de las multinacionales europeas que hemos incluido en este informe muestran cómo prevalece actualmente la impunidad de las empresas y a las comunidades afectadas se les priva de justicia*, declara Mónica Vargas, del Transnational Institute, quien añade que *un tratado vinculante sobre las transnacionales y los derechos humanos que sea robusto será un cambio de juego en el ámbito del derecho internacional de los derechos humanos*.

LA PETROLERA SHELL Y LA PATAGONIA ARGENTINA

La holandesa Royal Dutch Shell, junto a otras empresas como Chevron, BP, Total, Wintershall y Statoil, participa en un proyecto de extracción de gas y petróleo no convencionales en la provincia Neuquén, en la Patagonia argentina. Según relata la organización Observatorio Petrolero Sur , la filial de argentina de la petrolera, Shell CAPSA, participó en la perforación de pozos en las inmediaciones del área natural protegida Auca Mahuida, violando la legislación de protectora del medio ambiente. Tampoco se tuvo en cuenta la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas de Argentina, como las comunidades mapuches afectadas, y su derecho al territorio consagrado en la Constitución argentina.

Esto llevó a las organizaciones de la sociedad civil a presentar una declaración conjunta al Comité de Derechos Humanos de la ONU en 2016 y, en 2017, a presentar otro documento al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU. 
La única vez que Shell reconoció los impactos adversos de sus operaciones en una comunidad Mapuche fue cuando en la firma de un acuerdo voluntario de compensación, en el que no reconoció los derechos indígenas como tales, ignorando la Constitución del país y las denuncias ante la ONU.

LAS ENERGÉTICAS ESPAÑOLAS Y EL ISTMO DE TEHUANTEPEC

Las empresas españolas Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Acciona, Renovalia y EDF están implicadas en el desarrollo del mayor corredor eólico de América Latina, que está provocando numerosos impactos en el territorio y en la población de la zona, predominantemente indígena. Según relata el Observatorio de Multinacionales en América Latina-OMAL en el informe, el proceso de construcción del Corredor Eólico Istmo de Tehuantepec no ha garantizado el derecho al consentimiento libre, previo e informado. 

Asimismo, ha implicado el uso de medios ilegales para modificar la propiedad de la tierra de la comunidad y falsas promesas para engañar a la población para que firme contratos de arrendamiento de sus tierras. 
Además, aunque la energía eólica se considera energía limpia, este megaproyecto está teniendo múltiples impactos en el territorio, que van desde cambios en el uso de la tierra e impactos ambientales, hasta la militarización y la masculinización del territorio.

Sin embargo, a pesar de las diversas violaciones de los derechos y de las numerosas sentencias judiciales aún pendientes, las peticiones de cancelación de contratos o de suspensión de los proyectos iniciados sin consulta previa sólo han dado un resultado positivo en un pequeño porcentaje de los pocos casos.

G4S Y LOS TERRITORIOS PALESTINOS OCUPADOS

La multinacional de seguridad británica G4S se ha hecho famosa por ofertar la realización de servicios *de baja reputación* a gobiernos, tales como la detención de migrantes o el control de fronteras. 
Según denuncia en este informe la organización española Instituto internacional por la Acción no Violenta, Novact, este tipo de externalizaciones por parte de los Estados puede difuminar y dificultar la depuración de responsabilidades de gobiernos y las empresas privadas en las violaciones de los derechos humanos mientras se acometen estos servicios.

La empresa británica ya ha recibido varias denuncias por ofrecer a los gobiernos una manera low cost de realizar este tipo de servicios de seguridad y transferir las responsabilidades a esta, la cual se protege mediante su estructura internacional y, según Novact, *crea un entorno propicio para que se cometan violaciones de los derechos humanos*.

A través de su filial israelí, G4S se ha visto implicada en varias denuncias de violaciones de derechos humanos en los territorios palestinos ocupados.
Las primeras violaciones se denunciaron en varios centros de detención gestionados por la empresa, donde los menores permanecieron en régimen de aislamiento durante días. 
Otra de las denuncias por el maltrato de mujeres palestinas, especialmente mujeres embarazadas, en centros de detención controlados por la compañía. 

Un tercera denuncia abarca todas las operaciones de G4S en territorios ocupados palestinos. 
A pesar de que el Punto de Contacto Nacional británico concluyó que se habían producido violaciones, no se pudieron tomar medidas legales, ya que G4S vendió la mayor parte de sus activos israelíes en 2016 a inversores locales, aunque los nuevos propietarios conservaron el equipo de gestión de G4S.

INDRA, LA MILITARIZACIÓN DE LAS FRONTERAS Y YEMEN

La empresa española Indra continúa su paso firme para convertirse en una de las principales empresas europeas de defensa y seguridad. Según denuncia el Centre Delàs en el informe, Indra tiene una enorme fuerza como lobby en Bruselas y participa en la elaboración de directrices estratégicas del Programa Europeo de Investigación sobre Seguridad, lo que ha dado lugar a un mayor número de contratos para la empresa española.

Cuando en 2005 se decidió reforzar el muro de la frontera marroquí en Ceuta y Melilla, Indra y otras dos empresas =ACS y Ferrovial= ganaron 8 de cada 10 euros que se destinaron al desarrollo fronterizo. Gracias, en parte, a las presiones como lobby de Indra y de otras empresas del sector, la UE destinó 2.000 millones de euros a reforzar sus fronteras exteriores entre 2007 y 2013, y solo 700 millones de euros a mejorar las condiciones de vida de los refugiados y solicitantes de asilo.


Según el Centre Delàs, el ejemplo más claro es la guerra en Yemen. Armas con componentes producidos por Indra están siendo utilizadas por la coalición saudí para bombardear objetivos civiles. 
La violación de los derechos humanos por parte de un país al que una empresa con participación del Estado español =18,7% de sus acciones están en manos de la empresa estatal SEPI= ha vendido armas, según el informe, haría cómplices a Estado y multinacional de las violaciones de los derechos humanos y los presuntos crímenes de guerra cometidos por Arabia Saudí.

SYNGENTA Y LA MUERTE DE TRABAJADORES DEL ALGODÓN EN LA INDIA

En Yavatmal, región algodonera de la India, varios trabajadores del algodón fueron envenenados mientras fumigaban entre julio y noviembre de 2017. 
Al menos 50 murieron y más de 1.000 enfermaron, algunos durante meses.

Syngenta, una multinacional anteriormente suiza que ahora es de propiedad china, fabrica Polo, uno de los plaguicidas involucrados en este caso. 
Su ingrediente activo, el diafentiurón, está clasificado como ligeramente peligroso por el Gobierno de la India y altamente peligroso por la Pesticide Action Network-PAN de la India. 
Por ley, los fabricantes de plaguicidas, como Syngenta, deben capacitar a los usuarios y garantizarles el acceso al equipo de protección personal y al equipo médico necesario en caso de envenenamiento. Algo que, según relata en el informe la organización suiza MultiWatch, no parece haberse hecho en el caso de la India. 
Tampoco se ha proporcionando información en los idiomas locales sobre seguridad de uso, algo también obligado para este tipo de productos.

Una coalición de ONG presentó un informe a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación-FAO y a la Organización Mundial de la Salud-OMS para denunciar a Syngenta y a otras empresas químicas con sede en la UE por violar el Código Internacional de Conducta para la Gestión de Plaguicidas, un código de aceptación voluntaria. 

Sin embargo, estos organismos de las Naciones Unidas no han cumplido ninguna recomendación específica y la empresa no ha sido sentada ante ningún tribunal.

No more commennts..
Fuerte abrazo.

Gilgamesh***

Fuentes;
-diarioregistrado
-dsalud
-elsaltodiario