sábado, 25 de mayo de 2019

* Tecnología 5 G; alerta mundial-7 *

***Bella tarde de Sábado para todxs.

Continuando con ésta serie de informes sobre la tecnología 5G, hoy más material que..si no estás sentado/a...te deja boca abajo en el suelo.
Pero..en realidad los informes están generados desde que se implementó la tecnología inalámbrica, ésto es 1G, luego 2G, después 3G y ahora 4G, es decir que no deberíamos creer que todo ésto estaría por ocurrir sino que...*ya viene haciendo estragos desde hace más de una década*.

Entonces, no quieran imaginar si se implementa globalmente el 5G porque su potencia es de 10 veces el 4G, o sea el actual.

Dicen los expertos que recién pasados unos años, =4 o 5= los efectos nocivos en la salud humana se harían presentes, pues...hacia donde vamos entonces con más de una década acumulada y lo que vendrá si el 5G se pone en marcha. 

Si de algo estoy completamente seguro y sin duda alguna es el daño que la telefonía móvil ya evidencia en las personas en lo referente a su conducta.

Retracción, falta de atención por estar controlando y usando el aparatejo, atemporalidad, problemas de expresión en el habla, mala memoria =¿Alzaimer incipiente o adelantado?= abstracción de la vida real, dislexia, lagunas mentales, pésima administración del tiempo diario, pérdida del espacio tiempo, impuntualidad, etc., etc., etc.,.

Ya me imagino hacia donde vamos en éste sentido; zoombies, marionetas más manipulables como nunca antes...

José Luis Bardasano, PhD, Doctor en Medicina, Catedrático de la Universidad de Alcalá-España, Presidente de la Federación Europea de Bio-eléctromagnetismo, dice;



Las antenas de telefonía móvil emiten ondas que inhiben la producción de una hormona esencial.
Pasaron 50 años desde que los investigadores hicieron sonar la alarma sobre los nocivos efectos del tabaco hasta que las autoridades sanitarias tomaron cartas en el asunto.
Los expertos alertan de que puede ocurrir lo mismo con la contaminación electromagnética.

El sueño es reparador.
De él depende que el cuerpo humano se recupere del fuerte desgaste que supone la actividad diaria, habitualmente diurna.
Por eso, dormir bien y en un número suficiente de horas es fundamental para nuestra salud.
Sin embargo, el sueño no siempre es de la misma calidad.
No siempre es igualmente reparador.

Uno de los procesos que se desarrollan en el curso del sueño es la producción de melatonina, un potente antioxidante que juega un papel muy especial en la protección del ADN.
Dicho de otra manera, el cuerpo humano confía a esta hormona la defensa del organismo contra enfermedades degenerativas como el propio cáncer.
El mecanismo de producción de melatonina se sitúa en el cerebro, concretamente en la glándula pineal, y se desarrolla de noche.
La mencionada glándula es sensible a la iluminación ambiental y sólo en ausencia de luz es capaz de fabricar la preciada hormona.

Este proceso natural se encuentra, desde hace no demasiados años, con un serio obstáculo:
las ondas electromagnéticas que sirven de vehículo, entre otras tecnologías, a las comunicaciones a través del móvil.

Según explica José Luis Bardasano;
*las ondas electromagnéticas se comportan, en nuestro organismo, como lo que yo llamo una luz invisible;
la glándula pineal interpreta que aún es de día y no genera la melatonina*.

Bardasano, que ha sido uno de los ponentes en las Jornadas sobre Contaminación Electromagnética celebradas en Basauri y Barakaldo en 2008, ubica el efecto de este tipo de contaminación en el contexto de los ritmos biológicos.

*La vida humana está marcada por los ritmos biológicos.
Estos, a su vez, se sincronizan con los ritmos del universo que nos rodea y, en ese sistema, la luz es el sincronizador principal*.

Cuando, como consecuencia del efecto de las ondas electromagnéticas sobre la gládula pineal, esos ritmos están desacompasados, aparecen las denominadas cronopatías;



*Estas pueden alterar desde los ritmos más pequeños, los celulares, hasta los más importantes, creando serios problemas*, señala.

La sociedad ya conoce los efectos de la imcompatibilidad electromagnética.
Como ejemplo, Bardasano recuerda que en los aviones no se puede hablar por el móvil, porque interfiere en los sistemas controladores de la aeronave;

*Eso está perfectamente legislado, pero a los legisladores se les ha olvidado que los humanos, además de seres bioquímicos somos seres biofísicos y también sufrimos las interferencias de los aparatos que tenemos a nuestro alrededor*.

El catedrático no pasa por alto que esas mismas ondas, utilizadas en la forma adecuada, son muy positivas en el ámbito de la medicina;

*La electroterapia y la magnetoterapia son muy efectivas en rehabilitación y en otros campos, pero es una cuestión de dosis y de saber aplicarlas;
lo mismo que el sol, en dosis adecuadas es muy bueno, pero en exceso puede provocarnos melanomas malignos*, destaca.

Los efectos de la contaminación electromagnética también están en función de la propia genética y de la respuesta del medio ambiente;

*Hay personas muy sensibles que a nada que les cambien el ritmo ya están alteradas y otras que resisten más.
En unas personas las consecuencias se limitan a dolores de cabeza o insomnio, mientras que en otras pueden llegar a generar, por ejemplo, un cáncer de mama*.

Añade el doctor que *las ondas son estresantes, muy estresantes y las enfermedades más susceptibles de aparecer son las derivadas del estrés, y esas son muchas, incluyendo el cáncer*.

El mecanismo que sigue el organismo es el siguiente:

*Primero hay un periodo de alarma, después otro de resistencia y finalmente otro de agotamiento.
Y si en ese último, o te adaptas o te mueres;
o te aclimatas o te aclimueres*.

En este punto, Bardasano advierte que **ya no vale decir que *no se conocen los efectos de las ondas electromagnéticas*;
lo primero y fundamental es la precaución, y esa prevención es la que hay que exigir a las autoridades.
Pero el problema es que es más barato curar que prevenir*.

Al hilo de esta afirmación, el Doctor e Investigador lanza otra, si cabe, más demoledora:



*La tecnología que se está utilizando hoy en día en la telefonía móvil es obsoleta, hay otras más avanzadas, pero no las quieren poner en funcionamiento hasta que se agoten los beneficios de las actuales.
Y si realmente nos importa nuestra salud y la de nuestros hijos, debemos exigir que se apliquen estas nuevas tecnologías, aunque nos salga un poco más caro*.

Bardasano pone al gobierno alemán como ejemplo del modelo a seguir.

*Su programa de telefonía móvil es impresionante, tiene 52 temas y uno de ellos hace referencia a la influencia en la glándula pineal;
aquí también deberíamos tener un cuerpo de doctrina que estudie estos temas a través de científicos independientes*.

El último y no menos preocupante capítulo de la contaminación electromagnética lo está escribieno el wi-fi, cuyo carácter *ubicuitario* es lo que preocupa a Bardasano:

*¿Por qué tengo yo que estar soportando que en mi casa se metan unas ondas que yo no quiero?
Se ha tardado cincuenta años en poner en marcha medidas contra el tabaco por su influencia en los fumadores pasivos, y no podemos dejar pasar otros cincuenta antes de darnos cuenta de que esta tecnología también nos está haciendo mucho daño*.


Informe Bio Iniative 2012:



1800 nuevos estudios informan sobre la anormal transcripción de genes, la genotoxicidad y los daños en el ADN de cadena sencilla y doble, la pérdida de la capacidad de reparación del ADN en células madre humanas, la reducción de los eliminadores de radicales libres y en particular la melatonina, la neurotoxicidad en humanos y animales, la carcinogenicidad en seres humanos.

Los impactos en la morfología y la función de los espermatozoides humanos y animales, los efectos sobre el comportamiento de la descendencia, y los efectos sobre el cerebro y el desarrollo del hueso craneal en la descendencia de los animales expuestos a la radiación de teléfonos móviles durante el embarazo.

La *Lista Glaser*, Instituto de Investigación Médica de la Marina de los Estados Unidos: 
4 de octubre de 1971 =Versión resumida=

A-Calentamiento de los órganos:

Defectos en la regulación de la temperatura de todo el cuerpo, Piel, Huesos, Ojos; 
Cataratas-Daño de córnea.
Genitales; 
degeneración tubular de los testículos, Cerebro, Senos, Implantes metálicos.

B- Cambios en la función fisiológica:

Contracción de los músculos estriados, alteración del diámetro de los vasos sanguíneos, cambios en el proceso oxidativo de los tejidos y los órganos, agrandamiento del hígado, sensibilidad alterada a estímulos medicamentosos, disminución de la fertilidad, esterilidad, alteración en la tasa de nacimientos por género =incremento de mujeres=, alteración de la actividad menstrual, alteración del desarrollo del feto, disminución de la producción de leche en madres lactantes, reducción en la excreción urinaria, alteración de la función renal.

Cambios en los reflejos condicionados, disminución de la resistencia eléctrica de la piel, cambios en la estructura de los receptores de la piel, alteraciones de la tensión arterial, alteración eléctrica de la corteza cerebral, cambios estructurales en la corteza cerebral y el diencéfalo, cambios electrocardiográficos, alteraciones en la sensibilidad de la luz, el sonido y los estímulos olfativos, cambios funcionales y patológicos en los ojos, necrosis del miocardio, hemorragias en pulmones, hígado y garganta.
A niveles fatales, en cerebro.
Degeneración generalizada de todos los tejidos corporales, deshidratación, muerte.

C- Efectos sobre el Sistema Nervioso:

Dolores de cabeza, insomnio, irregularidad en el sueño, cambios electroencefalográficos, desordenes en los nervios craneales, ataques de pánico, convulsiones.

D-Efectos sobre el Sistema Nervioso Autónomo:



Desórdenes neurovegetativos =por ej. alteración del ritmo cardiaco=, alteraciones estructurales de la sinapsis del nervio vago, estimulación del sistema nervioso parasimpático =bradicardia= e inhibición del Sistema Nervioso Simpático.

E- Efectos sobre el sistema nervioso periférico:

Efectos sobre los nervios locomotores.

F- Desordenes psicofisiológicos:

Agotamiento del sistema nervioso, depresión, impotencia, ansiedad, pérdida de concentración, mareos, dificultad para conciliar el sueño, insomnio, aumento de la irritabilidad, pérdida de apetito, pérdida de memoria, aumento de la fatigabilidad, dolor del pecho.

G- Desordenes vasculares:

Trombosis, Hipertensión, cambios en el sistema endocrino, alteración funcional del hipotálamo, Hipertiroidismo, Hipotiroidismo, agrandamiento de la tiroides, alteración del funcionamiento suprarrenal, Hipogonadismo =usualmente, disminución de la producción de testosterona=

I- Cambios genéticos y cromosómicos :

Alteraciones cromosómicas, Mutaciones, Mongolismo.

Científicos que evalúan a ésta tecnología como altamente nociva;



George Carlo;
Epidemiologo que dirigió el programa Wireless Technology Research con un equipo de doscientos investigadores dotado con 28 millones de dólares aportados por la industria celular.
Demostró todo lo contario que lo que la industria quería escuchar:
Los celulares hacen daño.
Actualmente es Chairman en el Science and Public Policy Institute.

Devra Lee Davis;
Es autora del libro *The Secret History of the War on Cancer*.
Como Senior Advisor to the Assistant Secretary for Health in the Department of Health and Human Services asesoró a oficiales del gobierno Norteamericano, Agencia Europea de Medio Ambiente, Naciones Unidas, OMS y Banco Mundial.
Directora Fundadora del Centro de Oncología Ambiental, Universidad de Pittsburgh Cancer Institute.
Fundadora de la Junta de Estudios Ambientales y Toxicología de los EE.UU.

Olle Johansson;
Investigador del departamento de neurociencias del Karolinska Institute de Suecia ha demostrado los efectos de los campos electromagnéticos desde los años 70 y estudiado a fondo el tema de la Electrosensibilidad.

Lennart Hardel;
MD, PhD, Profesor, Departamento de Oncología de Örebro llevó a cabo una de las investigaciones más largas de Europa en cuanto a celulares.

José Luis Bardasano;
Director del Departamento de Especialidades Médicas de la Universidad de Alcalá de Henares.
Los resultados de sus investigaciones muestran como los campos electromagnéticos inhiben la producción de melatonina:

*Si no hay melatonina, puede haber cáncer y entre ellos el de mama.
Si hay radiaciones parecidas a la luz, actúan como si fueran luz, aunque no las veamos y son continuas =es lo que los alemanes identificaron como sincronizadores externos adicionales= y resulta que la contaminación electromagnética, cada día más creciente, está actuando como un sincronizador, inhibe la glándula pineal y no se produce melatonina o hay trastornos*.



Leif Salford;
Neurocirujano en el Hospital de la Universidad de Lund, y Presidente del Departamento de Neurocirugía.
Él ha demostrado que en la barrera hematoencefálica se producen fugas aun cuando la señal electromagnética es débil, así como también el efecto de la radiación en la memoria.

Dr Klinghardt;
MD, PhD, es el fundador de la Academia Klinghardt de EE.UU., la Academia Americana de Terapia Neural, Director Médico del Instituto de Neurobiología, y el médico principal en el Instituto de Salud Sofía, ubicado en Woodinville, Washington.
También es fundador y presidente del Instituto de Neurobiología de Alemania y Suiza.
Según sus estudios y práctica profesional ha demostrado la relación entre las enfermedades de infección crónica =también enfermedades neurológicas crónicas como el Autismo= y los campos electromagnéticos.

Expertos en el tema alertan sobre el riesgo del uso de esos aparatos en bebés y niños.

¿Son los teléfonos móviles y las tablets las nuevas niñeras y cuidadores de los niños?
La Asociación Japonesa de Pediatría, Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría revelan más de 10 razones por las que los niños menores de 12 no deben estar expuestos a los aparatos con tecnología inalámbrica.



El especialista Rodrigo Arteaga que lleva adelante la primera empresa en Bolivia en prevención y salud electromagnética nos comparte un extracto de la revista digital Guiainfantil.com.
Los siguientes 4 motivos de prohibición de la tecnología inalámbrica están relacionados con los peligros de la radiación electromagnética:

-Desarrollo cerebral de los niños.
Un desarrollo cerebral causado por la exposición excesiva a las tecnologías, puede acelerar el crecimiento del cerebro de los bebés entre 0 y 2 años de edad, y asociarse con la función ejecutiva y déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y de la falta de autocontrol =pataletas=.

-Alteraciones del sueño infantil.
Los estudios revelan que la mayoría de los padres no supervisan el uso de la tecnología a sus hijos, en sus habitaciones, con lo que se observa que los niños tienen más dificultades para conciliar el sueño.
La falta de sueño afectará negativamente a su rendimiento académico.

-Enfermedad mental.
Algunos estudios comprueban que el uso excesivo de las nuevas tecnologías está aumentando las tasas de depresión y ansiedad infantil, trastornos de vinculación, déficit de atención, trastorno bipolar, psicosis y otros problemas de conducta infantil.

-Demasiada radiación.
La OMS, Organización Mundial de la Salud clasifica los teléfonos celulares como un riesgo debido a la emisión de radiación.
Los niños son más sensibles a estos agentes y existe el riesgo de contraer enfermedades como el cáncer =Emitido el 31 de mayo del 2011 por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer=.

Por si aún no está convencido del peligro paso un dato más.

El estudio Reflex financiado por la Unión Europea demostró que el ADN después de una larga exposición a frecuencias de baja intensidad puede dañarse.
Antes se pensaba que sólo la radiación nuclear tenía esa capacidad de destruir el ADN.
Sólo esta última razón debería enseñarnos porqué tomar el peligro en serio.
La tecnología de microondas es un arma salida de las fábricas militares en el tiempo de la guerra fría cuando se implementaron los primeros radares, por lo que debemos pensar que los dispositivos inalámbricos no son juguetes.

Es importante que nuestra generación y la venidera aprendan los riesgos de la cultura electromagnética.
La higiene electromagnética es un conocimiento imprescindible para el desarrollo normal de la vida humana.



La Organización Mundial de la Salud-OMS y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer-IARC, vincularon el uso de teléfonos celulares con un posible riesgo de cáncer cerebral en seres humanos.
Ambas organizaciones anunciaron en Lyon-Francia que los campos electromagnéticos generados por las radiofrecuencias de ese tipo de dispositivos se consideran *posiblemente carcinogénicos para los humanos* y se clasifican, por ello, en la categoría *2B*.
Otro producto que está en esta categoría es el plomo.

Pero...

¿Pregúntese porqué los grandes atletas que han consumido substancias prohibidas no fueron castigados cuando ganaron sus pruebas?

La razón es que la ciencia va detrás de la tecnología.
Cuando estos deportistas consumían sustancias nocivas para la salud, la ciencia aún no había probado que eran nocivas, y aún mucho después las organizaciones reguladoras aplican la prohibición.

Lo mismo es la OMS que es un ente regulador, que aplica los estándares de salud mucho después de haberse comprobado los efectos negativos de los campos electromagnéticos.

Lo que se quiere decir es que los resultados actuales de las investigaciones hablan de aún mayores peligros de lo que dice la OMS.
Se debe aplicar el principio de prevención, antes de que se agrave la salud de uno mismo, ya que el cáncer es casi irreversible.

Y si no es cáncer definitivamente no mejora la salud, y puede bajar la calidad de vida de uno.
Por lo cual digamos NO a la ignorancia de abusar el uso de CEM, porque algunos digan que no hace daño.

La familia y la salud son primero.



Fuerte abrazo.

Gilgamesh***

Fuentes;
-luchacontaminacionelectromagnetica
-enemigoinvisible

4 comentarios :

LEHAIM dijo...

Plus One.

Gilgamesh dijo...


LEHAIM;
muchas gracias amigo.

Psy Rod dijo...

Basta amigo no postees mas de esto!! por favorrrrr nooooooooo :( ya nos informaste demasiado hermano jajaaja bastaaaaaaaaa

Gilgamesh dijo...


Psy Rod;
jeje...ya lo decía Serrat...*nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio*.
Jejeje...