domingo, 5 de enero de 2014

* Naag Hammadi; qué es el Creador y qué es lo que nos han vendido *

Excelente noche para todos.
Tal como les prometí, he aquí una especie de resúmen de las consecuencias de la amorfa sub-creación, la Verdad, y cómo interpretarla en ésta realidad.

En cuanto a lo que podemos decir acerca de lo que es exaltado, lo que conviene es que comenzamos con el Padre, que es la raíz de la Totalidad, aquel de quien hemos recibido la gracia de hablar de él.
El Padre

Él existía antes de que no sea él mismo. El Padre es uno solo, como un número, porque él es el primero y el que es sólo a sí mismo. Sin embargo, él no es como un individuo solitario. De lo contrario, ¿cómo iba a ser padre? Porque siempre hay un padre el nombre de un hijo a continuación. Pero el único, el único que es el Padre, es como una raíz, con el árbol, ramas y frutos. Se dice de él que es un padre en el sentido estricto, ya que él es inimitable e inmutable. Debido a esto, él es único en el sentido propio, y no es un dios, porque nadie es un dios para él , ni nadie un padre para él. Porque él es auto engendrado, y no hay otro que lo engendró, ni otro que lo creó. Porque el que es padre de alguien o su creador, él también tiene un padre y creador pero Él no. Ciertamente, es posible que él sea el padre y creador que surgió de sí mismo y al que él mismo creó, porque él no es un padre en el sentido estricto, ni un dios, porque él no tiene a alguien que lo engendró y que lo creó. Es, pues, sólo el Padre y Dios en el sentido propio que nadie más engendró. En cuanto a las Totalidades, él es quien las engendró y las creó. Él no tiene principio ni fin.



No sólo es sin fin Él es inmortal por esta razón, que es ingénito pero también es invariable en su existencia eterna, en su identidad, en el que por él está establecido, y en aquello por lo que él es grande. Tampoco se aleja de aquello por lo que él es, ni nadie le obliga a producir un extremo que nunca él ha deseado. Él no ha tenido a nadie que inició su propia existencia. Por lo tanto, él mismo es sin cambios, y nadie más lo puede quitar de su existencia y su identidad, aquella en la que él es, y su grandeza, por lo que no puede ser captado, ni es posible que nadie le ponga una forma diferente, o para reducirlo a él, o alterarlo o disminuírlo, ya que esto es lo que en el sentido más pleno de la verdad es él, uno inmutable e inalterable, con la ropa de la inmutabilidad propia.
No sólo es el que se llama sin principio y sin fin, porque él es ingénito e inmortal, pero del mismo modo que no tiene principio ni fin como él es, él es inalcanzable en su grandeza, inescrutable en su sabiduría, incomprensible en su poder, e insondable en su dulzura.



En el sentido estricto, sólo él, el bueno, el Padre no engendrado, y el completo perfecto uno, es el que llena toda su descendencia, y de todas las virtudes, y con todo lo de valor. Y tiene más, es decir, la falta de malicia, con el fin de que se puede descubrir que quien tiene algo está en deuda con él, porque él le da, siendo él mismo inalcanzable e incansable por lo que da, ya que es rico en los dones que él confiere, y al resto de los favores que concede.
Él es de tal naturaleza y la forma y la gran magnitud que nadie más ha estado con él desde el principio, ni existe un lugar en donde se lo encuentre, o del que ha salido, o al que va a ir, ni es ni fay una forma primordial, que utiliza como modelo mientras trabaja, ni existe ninguna dificultad que le acompaña en lo que hace, ni existe ningún material que no está a su disposición, dela que crea lo que crea, ni cualquier sustancia dentro de él de la que engendra lo que engendra, ni un compañero de trabajo con él, trabajando con él en las cosas en las que trabaja. Decir cualquier cosa distinta de Él, es ignorancia. Más bien, se debe hablar de él tan bueno, impecable, perfecto, completo, siendo él mismo la Totalidad.



No es uno de los nombres que se conciben o se pronuncian, visto o comprendido, ninguno de ellos se aplica a él, a pesar de que son sumamente gloriosos, y se le honra con ellos. Sin embargo, es posible que pronunciar estos nombres para su gloria y honor, de acuerdo con la capacidad de cada uno que le da gloria. Sin embargo, en cuanto a él, en su existencia, el ser y la forma, es imposible que la mente lo conciba, ni puede cualquier discurso explicarlo y entenderlo, ni puede ningún ojo verlo, ni cualquier organismo puede captarlo, a causa de su grandeza inescrutable, y su incomprensible profundidad, y su altura inconmensurable, y su voluntad sin límites. Esta es la naturaleza del único engendrado, que no necesitó nada más, ni se unió a nada en la forma de algo que es limitado. Más bien, él posee esta constitución, sin tener un rostro o una forma, las cosas que se entienden a través de la percepción, de donde también viene el epíteto *lo incomprensible*. Si él es incomprensible, entonces se deduce que es imposible de conocer, que es el uno que es inconcebible para cualquier pensamiento, invisible por cualquier cosa, inefable por cualquier palabra, intocable por cualquier lado.



Sólo él es el que se conoce a sí mismo tal como es, junto con su forma y su grandeza y su magnitud. Y ya que él tiene la capacidad de concebir de sí mismo, al verse a sí mismo, a nombre de sí mismo, para comprender a sí mismo, sólo él es el que tiene su propia mente, su propio ojo, su boca, su propia forma, y es lo que piensa, lo que que ve, de lo que habla, lo que capta, a sí mismo, el que es inconcebible, inefable, incomprensible, inmutable, mientras que es, alegre, fiel, muy agradable, y relajante es lo que él concibe, lo que ve, aquello sobre lo que habla, lo que él tiene como pensamiento. Él trasciende toda sabiduría, y es, sobre todo, el intelecto, y está por encima de toda gloria, y está por encima de toda la belleza y toda la dulzura y toda grandeza, y cualquier profundidad y cualquier altura.
Si éste, que es imposible de conocer en su naturaleza, a la que pertenecen todas las grandezas que ya he mencionado, si por la magnitud de su dulzura, desea conceder el conocimiento, para que pudiera ser conocido, él tiene la capacidad de hacerlo. Él tiene su energía, la cual es su voluntad. Ahora, sin embargo, en el silencio que él mismo habita, el es el grande, que es la causa de traer las Totalidades en su ser eterno.



¿Le vamos a dar más vueltas? aléjese de toda aquella doctrina que intente encerrar y encasillar al Creador como un mero dios imperfecto..
Nadie le ha visto, ni siquiera podemos tener la capacidad de entenderlo, entonces...nunca más bajo el dominio de dioses inferiores, esos sí se han dejado ver. Una vez, creo que el año pasado, un malintencionado me decía que ¿cuál era el dios al que adoraba Gilgamesh?, yo sólo le dije *al Creador*, y luego quienes no pueden concebir a un dios sin ponerle un nombre, un lugar, una forma, me decían que estaba equivocado porque me negaba a citar a dios con alguna palabra, que era lógico y normal que necesitáramos creer en un dios tal o cual y que llamarle Creador o Absoluto, etc era un facilismo... , pues no puedo decir más que esa, Creador, y si quieren, sinónimos, Absoluto, Ingénito, Supremo, pero aún con palabras...ninguna lo define tal como es. Lo que sí sé que no es, es un vengador, un castigador, un exterminador, un dios que elige a un pueblo y abandona al resto, no necesita hacerlo, no lo hace, ni lo hizo, Crea y deja crear y todos le pertenecemos, y corrige y endereaza con Sabiduría porque fuera de Él, nada lo equipara.



A veces he pensado en la energía, esa materia invisible a nuestros ojos, mágica, que es el espacio, el vacío que creemos que hay, y en realidad el vacío es también el Creador, porque está en todos lados...No atarnos a dioses inferiores, a la materia, a templos, a ritos, ninguno es necesario. Sólo creo que podemos venerar a quienes emanan de Él ayudándonos a entender la verdad, el resto es innecesario e inútil. El Creador no necesita encarnarse ni aparecerse, sencillamente porque Él está en todo lo creado, mucho menos participar en épicas batallas al frente de algún pueblo para derrotar a otro pueblo...ese....no es el Creador. Pero vean ustedes que si todo lo creado le pertenece, también le pertenece quien intentó usurpar su lugar, y ese, fué degradado, no aniquilado. Ese, pasó a formar parte de todo lo malo que creó. Al ser un dios, pese a todo, habrán comprendido que los dioses poseen la inmortalidad, es decir que él no vive en un cuerpo, pero sí vive como un espíritu atrapado aquí entre nosotros. Junto a él están todos sus otros seres creados, un ejército de renegados que intentan destruirnos y que nos han mantenido en el engaño de un sub-dios que se vió a sí mismo en su propio reflejo...y creyó ser el Creador...



Para ello, han utilizado las religiones y demás formas de pseudo-espiritualismo, y en cada una de esas sociedades han encaramado y preparado humanos mortales a lo largo de la historia. Ustedes les conocen como Illuminattis, Masones, etc. Esas instituciones y muchas más que no gozan de renombre, trabajan para éste espíritu engañador, y así, continuar manteniéndonos en un deterioro interminable. Uno se pregunta...
¿porqué le siguen?, acaso...¿no conocen la Verdad?, bueno...creo que la media común de los 7.mil millones que somos no la conoce y hemos sido idiotas útiles, pero un selecto grupo sí la cononce, y les sigue y les acepta porque se dieron cuenta que el tiempo de castigo para éste ser atroz no era corto ni tenía una fecha conocida de vencimiento. Lleva miles de años liderando éste planeta y eso no es poco. Éstas sociedades o instituciones han tenido sus manipuladores que ya han muerto, pero que en vida la han pasado muy bien a costa y sacrificio del resto de la manada. Han sido cobijados bajo el ala de alguien muy poderoso que les prometió poder, dinero, privilegios y una vida distinta a la del resto de los mortales, lo cual no implica que tengan una especie de paraíso o vida eterna, por el contrario, yacen bajo tierra como cualquier mortal, con la diferencia de que durante sus años, reitero, ostentaron una vida muy distinta a la del resto de los humanos.



Ellos están generalmente detrás de las grandes organizaciones, gobiernos, corporaciones, y a partir de allí han ocupado el liderazgo de todo el espectro social. Nosotros, conozcamos o no la Verdad, no podemos escapar de los tentáculos del mal, pero sí a partir de la Verdad tenemos la posibilidad de estar libres de la mentira y pasar por ésta vida sabiendo que es tan sólo un tránsito y que todo lo que hagamos en ella y cómo la vivamos, será el salvoconducto hacia nuestra esperada escencia. Con la Verdad, al menos pasaremos por ésta vida de una manera más libre o de mejor calidad de la que quienes no la conocen, buscaremos ser libres a nuestro modo, teniendo que seguir encajados en el sistema y allí está el beneficio, estar en el sistema usándolo sin dejar que nos use. Podemos irnos a vivir al campo o a la montaña y creer que seremos un poco más libres, pero siempre será una libertad limitada. Y si decidimos vivir nuestra vida fuera de la mentira eso no implica aislarse de todo, porque es imposible, trabajamos, estamos insertos en un sistema de control, somos un número identificable, compramos, vendemos, pagamos cobramos, la cuestión está en que todas esas cosas no nos absorvan ni nos hagan ser como quieren que seamos, seres malos al servicio de una causa que no queremos apoyar. Ser buenos, amar, no odiar, no envidiar, no hacer daño, no codiciar, no arruinar la vida de otros ni la propia, propagar el bien aunque parezca que no alcanza y que nada cambia, ayudar, cooperar por el bien, formar en el bien, y así pasar por la vida hasta que nos toque partir de ella, del cuerpo y de ésta cárcel en la cual fuimos puestos.



Salir de ella no depende del cuerpo, muchas personas se auto-quitaron la vida creyendo que era la escapatoria y no sabían que en lugar de librarse se ataron más a las cadenas. La auto-eliminación de la vida forma parte de la doctrina del engañador y de ninguna manera significa un acto sagrado y puro, es un acto que va en contra del ser. Nuestra valentía y nuestra resistencia al mal no se logra huyendo de él sino enfrentándolo día a día en la negación de formar parte de él. Esa es la victoria del bien, un sólo individuo que logra salirse de la mentira es una bendición para él y para quienes le rodean, es cambiar a partir de uno mismo e intentar irradiar al resto, algunos sí, otros no, pero hacerlo es imprescindible si realmente queremos hacer de nuestra vida y la de los otros una buena inversión...la mejor inversión posible que no necesita de ningún bien material y que debe salirse de cualquier sentimiento amorfo. Porque amorfos y torcidos son los sentimientos que hemos acunado, nada bueno sale de ellos mas que un efecto dominó que recrea el error como un bucle interminable. Cuando logramos entender éstas cosas y asumirlas, ya no hay nada que nos pueda atar ni ponernos al servicio de algo que no necesitamos porque hemos hallado lo más preciado, la Verdad.



La habilidad del gran espejismo del mal hace ver que, quien obra en él, es quien la pasa mejor....entonces ansiamos ser o tener como modelo de vida a esos moldes sociales que hábilmente, nos ponen a formar fila en el lado opuesto a donde deberíamos estar. Si creen en Cristo y se declaran cristianos cada vez que lean el Nuevo Testamento tengan en cuenta éstas cosas que fueron dichas en una sociedad y un tiempo que no manejaba nuestros léxicos ni costumbres pero que el Maestro Verazmente dejó como cosas inmodificables para todas las generaciones. Extrapolar quién era el poder en aquellos tiempos y cómo lo usaba, detectarlo hoy no es difícil...si sabemos Ver en las palabras del Cristo el regalo más grande que nos entregó, su palabra, la Verdad y su aplicación, que es muy distinto a saberla y no aplicarla. El Creador envió a uno de sus espíritus más poderosos a encarnar para quitar el velo de la mentira de nuestros ojos, y por más ediciones enmascaradas y tergiversaciones, la Verdad está ahí...como toda cosa pura e inviolable que emana de lo Superior.



De nada sirve intentar emular al Cristo de la carne, sino a lo que vino a decirnos, esa fué su misión. Cuando Él dijo que su venida nos libraba, no quiso decir que a través de un rito lo lográbamos como si un rito nos limpiara por un rato y al otro día seguimos en el error, no. Él fué el portador de un mensaje que nos libera a través de la Verdad del mismo. Nadie necesita morir clavado en una cruz para ir al cielo ni revivir a un muerto o curar a un leproso, ni beber vino o comer un artificio, la liberación está en su mensaje. Ésto es la Fé y no la repetición de una frase, ni la magia de un rito, ni pociones, ni artilugios, es la Verdad lo que activa la Fé, Fé en saber qué somos, de dónde venimos y adónde iremos si logramos vencer la cadena del error que no creamos nosotros, pero sí que hemos sostenido por la ignorancia. Fuimos moldeados por un engendro, no tuvimos culpa de ello, por eso lo que antes del Cristo era una maldición que nos hacía sentir los culpables de la ira de un...dios, con la llegada del Cristo y la Verdad nos liberó de esa culpa que no era nuestra, pero a partir de conocer la Verdad seríamos cómplices si aún conociéndola, seguíamos atados al viejo engaño. Si el mismísimo Cristo explica qué es la Creación de la manera en que hemos leído en el texto de hoy del Naag Hammadi....imaginen ustedes quién en éste mundo puede atribuírse saber qué es el Creador. Sólo patrañas, elaboraciones típicas para consumidores que necesitan saberlo todo y en esa ansiedad, ya se creó la oferta...
Gilgamesh***

8 comentarios :

Fede.Conciencia dijo...

Muy interesante tu analisis ! Estaría bueno que mostraras de los mensajes de cristo aquellos mas directos relacionados con el Naag Hammadi y lo que vienes hablando.

Muchas gracias

Pilar dijo...

Excelente exposición y resumen del Naag Hammadi Gilgamesh; después de leer todos los capítulos y con este último resumen que nos has regalado tan primordial y entendible, me afianzo más en mis creencias y deducciones de nuestro origen, de Dios y del sentido de nuestra vida aquí en la tierra y quien es el creador de todo. Gracias amigo, mi gratitud más sincera.
Pilar

juan dijo...

Hacer el bien sin importar a quién, y sin esperar nada a cambio. Te apoyo en tus comentarios. La lucha del bien contra el mal es dura y larga en el tiempo. Pero al final triunfará. Gracias por tu blog.
Juan.Galicia.España

agramunti dijo...

Hola soy Agramunti. Sobre esa interferencia alienígena que narra Gilgamesh hay que añadir que siempre ha existido un vía de salida. Una posible solución a esa circunstancia deplorable en la que se halla nuestra especie. Me refiero a las escuelas del 4º camino. Son centros de formación psicológica que aparecen y desaparecen dejando una huella imborrable. Esos maestros no inculcan nuevas doctrinas sino que más bien intentan borrar las antiguas que imperan hoy en nuestra sociedad. El capitalismo, el socialismo o el neo-liberalismo son cadenas que desprecian el libre albedrío y esclavizan al ser humano. Muchos recuerdan la frase gnóstica más conocida:"Carpe diem" pero ignoran la siguiente: "Memento Mori" la traducción completa es "Aprovecha el tiempo, recuerda que vas a morir!" Saludos.

Dan A dijo...

No há lugar desde mi percepción para añadir o quitar talvez una coma a tus reflexiones después de transcribir los códices de Nag Hammadi,si hay una Verdad... y la hay.. sólo puede ser esa.

Tiempos de "desintegrar" el ego,tiempos de utilizar lo más Grande que se nos dió y que se nos vuelve a presentar con fuerza,está "entrando" por todo y cualquier "brecha" de nuestra contaminada "envoltura".......llamenlo "segunda Venida","paso de 3d a 4d","tiempo de separar el grano de la paja".......todo es lo mismo,como lo mismo es aquello que Crea.

2..1.1.2..2..01.2..
2..1.1.2..2..01.2..

Gilgamesh dijo...


Fede conciencia; muchas gracias, buena tu sugerencia, pero quedará para mucho más adelante cuando hayamos terminado con el análisis, así tienen más material para poder tener más respuestas sin que tenga que dárselas yo. Saludos.

Pilar; gracias amiga, sos muy amable, me alegro que todo ésto te sea útil.Abrazo.

juan; así es amigo, es duro pero no imposible, muchas gracias, un abrazo.

agramunti; excelente aporte amigo, rescatar lo primordial de todo ésto es la premisa y fijate cómo ya no resulta difícil detectar hoy a ese mal y poder obrar en consecuencia, muchas gracias amigo, fuerte abrazo.

Dan A; gracias por tu aporte, tenemos un objetivo claro y eso es lo importante. Abrazo.

Unknown dijo...

Interesante declaración, pero encontré algún comentario con aquello relacionado a la realidad dual, o experiencia dual en la 3ra dimensión. No es mencionada.
Lo mismo lo relacionado con las 7 leyes universales. Quizás mas adelante se puedan hacer algunas referencias.
Saludos

Gilgamesh dijo...


Unknow; es mucho el material y recién estamos empezando. Paciencia. Saludos.