viernes, 14 de marzo de 2014

* Vida eterna en la carne; inútil más que imposible *

***Excelente noche de Viernes para todos.

Sol en stand by, noche ideal para alguna reflexiones.
Cuando se me daba por leer las magníficas reflexiones de Jim Walker pensaba y pensaba hasta que lograba sacar mis propias conclusiones que ahora voy a compartir con ustedes.

En la ciencia y la tecnología, los ingenieros aeroespaciales generalmente tratan de diseñar una nave espacial capaz de alcanzar la velocidad más rápida posible a través del espacio. En los años 60, Robert Bussard de la Corporación TRW propuso la utilización de los átomos de hidrógeno interestelares como combustible para un estatorreactor. Una enorme cucharada se debería lograr para recoger y canalizar el hidrógeno en un motor de reacción nuclear. Cuanto más rápido va, más hidrógeno se recoge y más eficiente se vuelve. La Sociedad Interplanetaria Británica creó el Daedalus Project para diseñar una nave usando reacciones termonucleares para alcanzar velocidades de alrededor de 10 a 16 % de la velocidad de la luz. A estas velocidades se necesitarían unos 40 años para llegar a una estrella de 6 años luz de distancia.

Huelga decir que todas estas naves espaciales de velocidades sub-luz no disponen de capacidad para viajar distancias galácticas dentro de los ciclos de vida de sus pasajeros. Aunque los científicos logren descubrir cómo viajar a la velocidad de la luz, tenga en cuenta que la gran imposibilidad de la misma es que la vida humana no alcanza para sus tripulantes. Incluso en Factor Warp 8 =la velocidad máxima de la primera Star Trek Enterprise=, se necesitarían 195 años de vida humana para cruzar nuestra galaxia, la Vía Láctea , que tiene un diámetro de alrededor de 100.000 años luz. El Factor Warp 8 es igual a 512 veces la velocidad de la luz. Factor Warp 1 es igual a la velocidad de la luz, la velocidad total es igual al cubo del factor warp. Es evidente que los viajes a la velocidad de la luz, incluso a velocidades warp, =si hipotéticamente se lograra= sería abismalmente insuficiente como una forma útil de viaje espacial galáctico desde la perspectiva de los observadores de fuera de la nave espacial.



Entonces el problema es la muerte, o mejor dicho la necesiad de prolongar la vida.
Durante años, los científicos han suspendido varias formas de vida por el proceso de congelación. Glóbulos vivos han permanecido suspendidos hasta diez años protegiéndolos en bajas concentraciones de glicerol para evitar la cristalización y la destrucción de las paredes de las células. La sangre se congela en nitrógeno líquido a -150º. Descongelar la sangre lleva unos diez minutos según el Manual Técnico de la Asociación Americana de Bancos de Sangre.
Según los informes, la primera animación con éxito de un mamífero se produjo en 1951 por un biólogo yugoslavo que congeló hámsters por varias horas. En los años 80, el biólogo Paul Segall afirmó haber suspendido dos perros mediante la sustitución de su sangre con un crioprotector =anticongelante=, y los trajo de vuelta a la vida tras 20 minutos de suspensión. Los corazones de los perros había dejado de latir y por todas las normas, habían muerto y luego volvieron a la vida. 

Hoy en día, varias células, los tejidos, el esperma e incluso los embriones humanos se almacenan en suspensión criogénica durante años.
Aunque nadie ha suspendido las formas de vida tan grandes como un ser humano completo y los trajo de vuelta a la vida, no hay nada en la física que lo impida, al menos en principio. La dificultad en la suspensión de una gran masa corporal viene con la congelación de las células de tejido profundo dentro del cuerpo al mismo tiempo que todas las otras células y sin destruirlas por cristalización. Pero a ciencia vista sí existe, con la promesa de nuevas técnicas que puedan producir métodos de suspensión por congelación practicables. Algunos de estos métodos utilizan una forma de refrigeración magnética.



En el Laboratorio Nacional de Los Alamos, los investigadores han desarrollado un nuevo tipo de refrigerador criogénico, una unidad magnética que utiliza el efecto magnetocalórico =MCE=. El refrigerador magnético tiene muchas ventajas sobre los refrigeradores de gas-líquido convencionales. Debido a que utilizan un campo magnético que se enfría con un refrigerante, y no tienen el bagaje de drenaje de energía de las máquinas convencionales. Los refrigeradores magnéticos pueden operar a un máximo de cuatro veces la eficiencia de los refrigeradores convencionales y tienen muy pocas piezas móviles. Éstas máquinas también tienen una mayor capacidad de enfriamiento por unidad de volumen que los congeladores de gas-líquido a causa de la densidad del material magnético. 

A medida que continúa el desarrollo de los imanes superconductores se están produciendo aún más eficientes y potentes.
Cuando vemos las películas de ficción con seres humanos suspendidos en líquido nos parte el corazón o nos causa impresión, ahora bien...¿qué tal si uno mismo pudiera meterse en la máquina de hibernación magnética con los controles de la misma y encenderse y apagarse a voluntad?. El cuerpo humano puesto en hibernación literalmente ha muerto, sus condiciones vitales han sido detenidas, pero no corrompidas como sucede con la muerte física comun. Desde afuera nos da impresión, pero si uno entra en la máquina y programa el momento de activación y de desactivación, simplemente se desmaya y se despierta, como si hubiera dormido una noche.



Si se autoprogramó para despertar bien podría ser para dentro de un año, cien, o mil años, Usted no se habría dado cuenta y se despertaría por ejemplo en el año 3.000, el problema es que no podría regresar a su pasado, a su tiempo que murió desde el momento que activó el pulsador de la cámara criogénaica. Ésto me remite a la genial historieta que yo tomara como referente de mi pseudónimo, *Gilgamesh el Inmortal*. Las penurias de aquél cómics que había logrado ser inmortal no tenían fin, porque ¿de qué vale vivir sin nuestros afectos pasados?. Gilgamesh que había ansiado la inmortalidad ahora quería morir y no podía. Excelente moraleja de aquella historieta que a su vez se basó en el verdadero relato sumerio de la *Epopeya de Gilgamesh*. La única solución para tan trágico futuro sería que seleccionáramos a un grupo de personas a las cuales más amamos y así todos programar un despertar en el futuro rodeado de nuestros afectos, sin embargo, el mundo sería distinito para nosotros, muy distinto al que tenemos, he allí el grave problema. 

De todas formas, como poseemos la máquina de viajar al futuro podríamos ir a cuantos futuros quiséramos hasta encontrar uno en el cual pudiéramos vivir en un mundo no hostil, el problema de la inmortalidad es que siempre deberíamos fugar o mudarnos rápidamente, ya que si dejamos pasar los años envejecemos hasta que un día ya no podremos ni siquiera doblar los huesos para entrar en la máquina. Sería como vivir solamente un día en cada época, seríamos casi inmortales, y digo casi porque es un hecho que si nos quedáramos solamente un día o diez minutos en cada futuro elegido a la larga habrán pasado los 80, 90 o 100 años que cuanto mucho, vive un ser humano.



Si eliegiéramos entrar a la máquina y programarla a futuro, cada vez que despertáramos en ese futuro optaríamos por quedarnos sólo 30 minutos, y volver a la máquina, para ir a un nuevo futuro y vivir en él otra vez media hora y así sucesivamente, en una hora de vida carnal habremos viajado dos veces al futuro. En un día habremos viajado 48 veces, suponiendo que hoy tuviéramos 40 años de edad al comenzar a hacer éste experimento, en un año podríamos haber cumplido la maravillosa proeza de ir al futuro 17.520 veces. Supongamos que nuestro cuerpo aguantara hasta los 80 años para poder seguir entrando en la máquina y accionarla, habremos recorrido 40 años más de futuro, lo que significaría 700.800 viajes más, pero lamentablemente...moriríamos.

La inmortalidad de la carne no sólo es imposible sino también inútil. Quizás en alguno de esos futuros ya no exista el planeta ¿ y entonces? quedaríamos atrapados en la nada, o en el espacio y sabemos que el cuerpo humano no sobrevive en el espacio. Es por eso que machaco siempre con la idea de que lo que hay afuera del sistema solar es lo normal. La vida en el espacio no necesita cuerpo, sencillamente porque no le sirve. La vida espacial que algunos llaman interdimensional y que es invisible a nuestros ojos es la evolución de la materia hacia una forma de vida que ya no necesita más un cuerpo como el nuestro, nuestro cuerpo está diseñado e inventado para un experimento que es malconcebido desde su inicio ya que fenece, fracasa, se queda sin combustible y se transforma.



Ahí es donde la noción de una vida en Espíritu nos reconforta con las explicaciones de la Gnosis a través del Naag Hammadi. En todo caso, la vida sin cuerpo en el espacio es la evolución necesaria que transforma a algo que deberá vivir acorde a las condiciones de ese espacio. Es antinatural tal como podemos comprobar que un satélite viaje por el espacio donde está a expensas de los peligros espaciales, léase radiación cósmica, solar, choque de partículas densas, etc. Trasladar la vida terrestre a otro planeta o crear uno con condiciones similares a la Tierra no tiene futuro por más avance que nuestra ciencia logre, siempre dependerá de al menos un ser vivo que maneje esos controles y si nuestra vida biológica no se puede volver eterna, olvídense de ese mágico sueño de ser rescatados por alguna hipotética raza alienígena para ir a vivir a su planeta, igualmente..será el planeta de ellos pero no el nuestro...
No hay escape posible a ningún lado con éste cuerpo, por eso hay que acostumbrarse a que lo perderemos y será *otro vehículo* el que estará preparado para vivir una nueva vida que ya no lo va a necesitar, es eso que llamamos Espíritu y que es la norma de lo que vemos más allá del sistema solar. 

Bien que éste invento que trata de evolucionar como la cámara refrigeradora de hibernación en base al magnetismo podría haber traído a nuestro presente a alguien de nuestro pasado, ¿lo han pensado?, tal vez desde un pasado muy pero muy lejano del cual sabemos por las pruebas científicas, que nada tiene que ver con el relato del AT, ya que el mismo sólo ofrece una cadena rastreable de apenas unos 6.000 años, antes de la creación de Adán y Eva hubo vida aquí, y las pruebas son indiscutibles, pruebas que dejan ver sociedades tecnológicas que pudieron haber descubierto mucho antes que nosotros la hibernación magnética y decidir venir al futuro =el presente y pasado nuestro= para advertirnos que la tecnología no nos va aservir de nada sino la preparación del Espíritu para cuando le toque regresar a su estado natural.



Esas sociedades, suponiendo que hubieran sido muchísimo más avanzadas que nosotros terminaron sucumbiendo ante las sucesivas extinciones en el planeta, algo que la misma ciencia también ha probado sobradamente. Su tecnología entonces, por muy avanzada que fuera no les permitió ser inmortales. Lo crítico y grave de todo ésto es quién aprieta el botón de reseteo luego de cada extinción..Cualquiera de nosotros que ha sufrido la pérdida de un ser querido seguramente en algún momento habría hecho cualquier cosa por traerlo nuevamente a la vida, algo que demuestra un sentimiento erróneo, porque el dolor ante la muerte de un ser querido obedece más a nuestra necesidad de no perderlo, de no poder volver a verlo, eso es estar atados al concepto de la muerte que nos vuelve egoístas, recuperar algo querido sin saber si lo perdido no está mucho mejor en otro lugar. 

Nos cuesta sentir esa frialdad porque estamos atados al sentimiento, ninguno de nosotros puede escapar a él, todos sentimos, lloramos y sufrimos la muerte ajena porque le hemos dado más valor al cuerpo que al Espíritu. Miedo a morir es algo genialmente instaurado si no se nos explica para qué fuimos puestos en un cuerpo y cuando lo sabemos a través del Naag Hammadi nos damos cuenta de la perversión de alguien que resetea el planeta porque no quiere perder lo que tenía. Creo que no ha de haber peor castigo para el demiurgo que estar encerrado en su propia creación y depender de ella, sin marionetas él moriría pero es una no-muerte ya que un eon no muere, éste eon vive eternamente en la desdicha que creó, en cambio nosotros tenemos el Espíritu que, si logramos en vida conectarnos con él, nos iremos con la muerte a la vida eterna.



Ese es el terror del demiurgo, que sus Espíritus atrapados en la materia logren descubrir la forma de no regresar y así, quedarse sin compañía porque ya no podrá volver a repetir su amargo error de poner un Espíritu en la carne. A veces cuando analizo éstas cosas...doy millones de *gracias* al Padre porque en lugar de albergar odio hacia el carcelero mi sentimiento termina transformándose en compasión. Imaginar esa figura del demiurgo sólo...me permite no odiarlo, sino ponerme en su piel imaginariamente y darme cuenta que, hasta haciendo el mal, él no puede contra el bien, al final termina potenciándolo. Vean si el gen Puro del Padre Absoluto no nos ha dejado herramientas...nunca estuvimos ajenos a su amor, porque el amor es condición del Espíritu que se engendró desde el Creador, siempre, mucho más allá del eslabón del error.

Creo que éstas cosas deberían ayudarnos mucho a entender que el odio no es natural al Espíritu, ni siquiera en las peores situaciones de la carne.
Amar es una palabra que no podemos llegar a definir, y creo que está ligada al gen que a su vez posee el resto de los atributos, así como el gnostiscismo nos revela en los nombres de los primeros eones...todas palabras de pureza, sentimientos nobles, 
¿podremos *sentir* sentimientos puros en lugar de impuros? claro que sí, el amor siempre es más fuerte.

Gilgamesh***

5 comentarios :

SN dijo...

El tiempo no transcurre una vez alcanzada la velocidad de la luz. A un ser humano en el interior de esa supuesta nave le trae sin cuidado 8 que 80 puesto que, para él, el viaje es instantáneo. La suspensión criogénica es para velocidades inferiores.
Cuando se compruebe que la velocidad de la luz "no" es una velocidad, no habrá límite para viajes interestelares.

Leti Luci dijo...

Amigo, y si el " error " del demiurgo, cuyo muy sutil vehiculo contiene tambien al Absoluto, al Espiritu... si tal error fuera parte de un efimero PLAN (estariamos involucrados como Espiritu) para la experiencia "investigativa" del contraste o contraparte VIRTUAL del Amor ? El poder crear aunque sea virtualmente un "potencial inexistente" (UNO=AMOR) de SU contraparte, no nos proporcionaria mas conciencia de nosotros mismos o que sería lo mismo, expansion del UNO ? Pienso que estamos ante la vivencia de esa "ilusion de separacion" -viviendo dicho contraste o contraparte. Tú, amigo, y muchos otros humanos que han tomado consciencia, son un ejemplo del fruto de dicha investigacion: EL AMOR CONSCIENTE DE SI MISMO. Un abrazo

Gilgamesh dijo...


SN; gracias por su aporte. La suspensión criogénica en realidad no es ninguna nave, y no interesa la velocidad, ya que su único fin es preservar vivo un organismo a través del tiempo, para posteriormente, sacarlo y que regrese vivo en perfectas condiciones. Por lo tanto la noción de *velocidad* en un dispositivo criogénico no tiene sentido. El sujeto puesto en hibernación no tiene noción del tiempo al entrar ni al salir, hayan pasado 1, 10 o mil años =aunque no podemos entrar en su estado rem para saber qué piensa en ese lapso=
Con respecto al espacio/tiempo sería demasiado largo y tedioso esbozar lo que ya fué escrito, para ello recomiendo leer sobre el tema que tiene una complejidad enorme que no estoy dispuesto a explicar o tratar aquí. Muy cierto su concepto sobre la supuesta velocidad de la luz, y le dejo una para el final...¿y si la luz no existe?..Saludos.

Leti; interesantes preguntas las tuyas amiga, a veces creo que alguien está sentado frente a millones de pantallas monitoreando todo y que lo que ve en cada una es lo que está viviendo....El Absoluto vive en nosotros y nosotros en él, podemos elegir entre muchas opciones, si elegimos el AMOR estamos más en sintonía con él, en fin...es todo un tema. Muchas gracias por tus palabras. Abrazo.

Leti Luci dijo...

Disculpa mi lata. Bien has dicho:"- El Absoluto vive en nosotros y nosotros en él,-" si es asi, SOMOS EL! y si somo el Absoluto, sólo somos AMOR. Es imposible elegir otra opcion pues no somos ni existe otra opcion. Especulo: somos emanaciones o "porciones" inerentes al Absoluto en un proyecto investigativo. "Separarnos" para vernos o tomar consciencia de nosotros como Absoluto. Pero esa "separacion" es imposible pues somos el UNO, solo se puede hacer mediante una simulacion o proyecto virtual.La "separacion" nos ubica en la contraparte o sea...en el NO Amor.(por un tiempo)El No Amor es todo lo que como humanos estamos experimentando

Gilgamesh dijo...


Leti; nada que disculpar ¡al contrario! es un placer abordar éstos temas. Coincido, no debería haber opciones para elegir, pero nos han inducido a tomarlas, he allí el gran desafío, que es asumir lo primordial y a la vez entender la inducción para no dejarnos inducir. Si no tomamos un espejo para ver en qué parte de la espalda está clavada la astilla no podremos sacarla. Y creo que estamos muchos comenzando a identificar primero, y a obrar en consecuencia después. La virtualidad que borra nuestra razón o comprensión nos neutraliza, y hay que desactivarla primero. Buen tema amiga, gracias.