sábado, 26 de abril de 2014

* Los Fariseos; el grano de la infección-1 *

***Muy buen Sábado para todos.
El Sol en absoluto silencio, me invita a invitarlos a compartir otros temas.

Una vez en uno de mis posts sobre religión y Gnosis mencioné que debemos tratar de romper el esquema dual que nos engaña poniéndonos sólo dos opciones para elegir algo, blanco-negro, derecha-izquierda, odio-amor, etc., etc., y esa dualidad forma parte de una aparente elección correcta cuando en realidad ambos extremos son la misma cosa, es decir que al optar por A o por B elegimos igualmente el error.
Con la religión es lo mismo, por ejemplo, basta con darse una vuelta por cualquier sitio similar a éste, y en las secciones de religión o conspiraciones, podemos ver que se culpa al judaísmo o a los israelitas como los responsables de todo mal. 

Si usáramos la tercera vía para comprender correctamente deberíamos asumir también que el Cristianismo actual no tiene nada que ver con la doctrina de Cristo, por ende, antes que culpar al judaísmo, deberíamos observar los males que nuestra creencia =si es Cristiana-Católica= aporta a éste mundo dado vueltas.
Como Cristianos o Católicos los libros sagrados nos dejaron un mensaje subrepticio que nos marca a fuego, *los judíos asesinaron a Jesús*. A partir de allí la idea de que Israel es el mal de todos los males se fué forjando sin siquiera habernos puesto a estudiar cómo nace el judaísmo.

Así como hoy la mayor parte de los Cristianos-Católicos del mundo no tienen la menor idea de la historia de la fundación del Cristianismo ni del llamado pre-Cristianismo, ocurre lo mismo con el judaísmo actual. Quienes estamos más dentrados en éstos temas tomamos como punto de inflexión de la corrupción del mensaje de Cristo a los tiempos de los Concilios y las interpretaciones, exclusiones, y el armado final del libro que hoy llamamos Nuevo Testamento. Con el judaísmo ocurre exactamente lo mismo desde la pre-Torah y el Talmud.

Pero claro...¿cómo cualquier creyente se va a poner a cuestionar su creencia si ni siquiera se toma el trabajo de dedicar horas de lectura e investigación para conocer cómo nace su religión?, es obvio, se considera pérdida de tiempo y en esa supuesta pérdida de tiempo nos privamos de adquirir mucho más conocimiento que ayuda a razonar por fuera de la estructura.
El problema del judaísmo son los Fariseos, un tema que me dará pie a varias entregas e informes para quienes les interese desentramar lo que hay detrás de las religiones y el porqué estamos como estamos.
El material es muchísimo y muy profundo, no apto para ansiosos.
Hoy, un excelente trabajo a cargo de LASTDAY obre la principal preocupación de Cristo; los Fariseos ;



Jesús y los fariseos
Al examinar la relación de Jesús con los fariseos, he dividido este trabajo en tres partes:

-1. Los fariseos, sus antecedentes y creencias

-2. La oposición de los fariseos a Jesús

-3. La oposición del Señor Jesús a los fariseos

Los fariseos, sus antecedentes y creencias
Los fariseos aparecieron por primera vez en el siglo II aC, ellos parecen tener su origen en un grupo llamado los jasidim =los leales de Dios=. Alrededor del 135 aC se les conocía como los fariseos =los separados=.
Los fariseos eran los guardianes de la ley de Moisés =La Torá=. Ellos creían que al tener la tutela de esta ley era la prueba de que eran el pueblo escogido de Dios, a los que el Mesías iba a venir un día. Ellos creían que el Mesías sería un rey terrenal, un hijo de David quien Dios levantaría. Se establecería un reino terrenal, liberándolos de la opresión romana. También creían que para permanecer en gracia con Dios, era escencial através de la observancia de la Torá.

En el *Nuevo Diccionario de la Biblia*, HL Ellison dice;



*Básico para la concepción religiosa de los fariseos era la creencia de que el exilio babilónico fue causado por el fracaso de Israel para mantener la Torá =la ley de Moisés=, y que su mantenimiento era responsabilidad individual como un deber nacional*.

Debido a esto, los expertos de la ley se pusieron a cobertura de la ley de Moisés con los preceptos a fin de que su violación fuera casi imposible. También añadieron a estas leyes y preceptos, costumbres que habían sido transmitidas a través de los años. Tomaron estos preceptos a tales extremos que la intención original de la ley escrita se perdía a menudo, después de haber sido trastocada por las leyes y las tradiciones orales que habían traían desde antes de la Ley.

HL Ellison dice;

*Todos estos acontecimientos, junto con 31 costumbres de uso inmemorial forman la ley oral*.

Para el fariseo, guardar la ley =escrita y oral= era todo. La condición del corazón de una persona hacia Dios no era importante. Debido al estricto cumplimiento de las leyes levíticas de pureza, se mantenían apartados de los *pecadores gentiles* =no judíos=, por temor a ser profanados.
En su libro *Estudio del Nuevo Testamento*, MC Tenney dice;



*Ellos eran separatistas o puritanos del judaísmo, que se retiraron de todas las asociaciones con el mal y trataron de dar completa obediencia a todos los mandamientos de la ley oral y escrita*.

Los fariseos daban gran importancia al culto del templo, pero no tenían ninguna relación personal con Dios. Su adoración era más la observancia religiosa formal. Esta estricta observancia de la ley escrita y oral =este último a menudo negando la primera= y la religión formal,no prestaba atención a los motivos del corazón humano, algo que los llevó a la auto justicia y la hipocresía. Cuando los fariseos se encontraron con Jesús, el choque fue inevitable.

La oposición de los fariseos a Jesús.
Para entender la oposición de los fariseos a Jesús, hay que ver cómo se le ve desde el punto de vista de sus creencias.

El Mesías
Los fariseos creían en un rey davídico. Ellos no creían que iba a ser Divino. Ellos creían que iba a ser jefe de Israel la nación judía, y no podía ser amigo de los gentiles y los pecadores.

La Ley y el sábado
Los fariseos estaban totalmente convencidos de que sus leyes =escritas y orales= y observancias religiosas eran correctas. La idea de que un Mesías viniera a romper estas leyes era inaceptable para ellos.

A lo largo de su ministerio, Jesús violó muchas de sus leyes orales. Se mezcló libremente con los publicanos y pecadores, haciendo lo impuro =Lucas 7:39=. Comió y bebió con ellos, y fue llamado un glotón y un borracho por los fariseos =Lucas 07:34=. Jesús comía con las manos ceremonialmente inmundas =Lucas 11:38=. Rompió sus leyes sabáticas por curar a la gente, y espigar el maíz para comer =Lucas 13:14, Mateo 12:1-2=. Perdonó los pecados de la gente, lo que para los fariseos era blasfemia =Lucas 5:21=. También criticó libremente a los fariseos por su hipocresía y auto justicia =Lucas 11:37-52=.



A los ojos de los fariseos, Jesús era culpable de violación de la ley y la blasfemia. La sola idea de que Jesús los criticara era un ultraje =Lucas 6:11=. También lo vieron como una amenaza a su popularidad y su autoridad sobre el pueblo =Lucas 13:17=. Debido a esto ellos conspiraron para matarlo.
A lo largo de su ministerio lo interrogaban tratando de atraparlo en sus respuestas con el fin de entregarlo al gobernador romano =Lucas 11:53=. En el *Diccionario de la Biblia*, dice D. Eaton;

*Ellos hicieron preguntas de prueba a Él, por ejemplo, en cuanto a la manera de heredar la vida eterna =Lucas 10:25 ss=, como en el mayor mandamiento =Mateo 22:34 ff, Marcos 12:28 ff=, y en cuanto a la ley del divorcio =Mateo 19:03, Marcos 10:02=*.

Oposición de Jesús a los fariseos.
A lo largo de su ministerio, Jesús se oponía abiertamente a los fariseos. Él los denunció públicamente por su hipocresía, la ceguera espiritual y malos caminos. Los fariseos se habían encargado de la tutela de la Torá, que fue el regalo de Dios para Israel.

La ley tenía por objeto permitir a los israelitas a vivir una vida recta. Pero los fariseos habían corrompido la ley. Sin tener en cuenta todas las consideraciones éticas y estar desprovistos de misericordia, impusieron una carga intolerable de observancia legal sobre la gente común. La vida de los judios se convirtió en la esclavitud a los preceptos legales inventados por los expertos de la ley.
Jesús condenó a los fariseos por ser cuidadosos para aparecer justos en lo exterior, mientras que por dentro estaban llenos de rapacidad y de maldad;
*Lo que hace impuro al hombre es la condición del mal de su propio corazón =Mateo 15:11 ff, Marcos 7:14 ss=*. Ninguna acción es de ningún valor moral a menos que sea la expresión de la disposición interior.
Jesús los llamó guías ciegos que habían cerrado las puertas del cielo para que ni ellos ni el pueblo pudiera entrar. Constantemente los atacó por la hipocresía, llamándolos tontos;
*Pero ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis a los que están queriendo entrar!
¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe: esto era menester hacer, y no dejar lo otro. ¡Guías ciegos, que véis la deformación en el mosquito, y tragáis el camello!.
¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de robo y de injusticia. Tú Fariseo ciego*, =Mateo 23:13, 23:23-26=



Sin embargo, hay que decir que no todos los fariseos eran hipócritas. Había algunos que eran personas justas y sinceras. Cuando Nicodemo realmente buscaba la verdad, Jesús le dio gracia y lo instruyó en el camino de la salvación =Juan 3: 1-21=.
En *Estudio del Nuevo Testamento*, MC Tenney dice;

*No todos ellos eran hipócritas. Nicodemo, que sinceramente buscó a Cristo durante su ministerio terrenal y finalmente compartió con José de Arimatea la responsabilidad de enterrar el cuerpo de Jesús era un fariseo*.

En muchas ocasiones Jesús hizo referencia a su divinidad, y afirmó su autoridad sobre los fariseos =Juan 10:33, Mateo 12:08=.
En referencia a sus planes para matarlo, los comparó a los inquilinos de un viñedo que quisieron matar al hijo del dueño, con el fin de robar su herencia =Mateo 21:38=. Por último, Jesús sabía cuáles serían las consecuencias por declarar que él era el Hijo de Dios.
Esto fue demasiado de soportar para los fariseos. ¿Cómo pudo este hombre ser el Hijo de Dios, un hombre que rompió sus leyes sabáticas y comía con los pecadores? Para sus mentes era inconcebible;
*Esto es una blasfemia!*, dijeron.
*¡Crucifícale!* el pueblo clamó.



A lo largo de su ministerio, Jesús les había dicho la verdad.
Tal era su ceguera y dureza de corazón que, cuando Dios vino a ellos, no lo conocieron.

Bibliografía;
-Ellison HL, New Bible Dictionary, IVP, Leicester, 1982, segunda edición
-Eaton D., Diccionario de la Biblia, T + T Clark, Edinburgh, 1900
-Tenney MC, Estudio del Nuevo Testamento, IVP, Leicester, 1987

Cuando analizamos la historia desde el legado de la Gnosis podemos encontrar las respuestas a lo que antes no entendíamos.
Los fariseos, una de las tantas sectas judías tomó poder sobre las otras, imponiendo su ideología a punto tal que se inmiscuyó en la Torah, y la distorsionó con una excelente excusa, *la tradición oral*, que en realidad eran preceptos anteriores transmitidos por ancestros, ésto es lo que trastorna la Torah introduciendo las interpretaciones orales antiguas haciendo de la Ley un verdadero latrocinio, un rejunte, una religión nueva cuyo único interés era precisamente fundar una nación a partir de sectas, lo que hoy conocemos como Israel. El fariseísmo logró romper desde adentro con habilidad demoníaca lo que debía ser puro. Desde su condición de secta pregeniaron que la aglutinación de las demás en un Pueblo Elegido de Dios los reforzaba a ellos para lograr sus propios fines, en lo que hoy se conoce en el mundo como Sionismo.
Si se quiere, ésto podría parangonarse con el cristiano Opus Dei.



Los fariseos fueron los encargados de introducir en la ley mosaica viejos ritos babilónicos llenos de conjuros, cábala, magia, etc., lo cual necesitaba ser impuesto aún por encima de la inicial Torah; los Rabinos.
La astucia de los fariseos fué tal que pusieron por encima de la supuesta Ley de Dios, una ley paralela, la Ley de la autoridad de los Rabinos para *interpretar* a su manera por sobre el original de la Ley.
Desde la visión de Bramley, ésto sería la famosa corrupción de la hermandad por los *Seres Custodiales*.

Se engrandece la figura de Cristo, un verdadero revolucionario en la carne, quien tenía clara su misión, denunciar el engaño y la estafa, que en lugar de salvar a la humanidad a través del Verdadero Dios, la estaba condenando a un dios impostor. Ese mensaje que conocemos gracias al Nag Hammadi es el que se debía ocultar luego de la desaparición física del Eón Cristo, mensaje que fué excluído ex-profeso de los libros sagrados ensuciándolo bajo el nombre de *apócrifo*. Misma razón por la cual todos los testigos verdaderos de la misión de Cristo fueron perseguidos y asesinados para borrar todo testimonio de una Verdad que derribaba el plan siniestro. El mal creyó que lo había logrado, pero ya ven...el Nag Hammadi resucitó del entierro a pesar del tiempo allá por el 1945.

Gilgamesh***

4 comentarios :

lilian dijo...

A mi me prece que Jesus no habla de "un dios impostor". El dice incluso que no vino para abolir La Ley o Los profetas. Dice que vino a cumplir La ley...(creo que eso esta en el evangelio de Mateo en el capitulo 5)
Si no me equivoco mucho, estaria garantizando la verdad de La Torah, no es asi??

Si vos sabes de algun apocrifo en donde El hable de un "dios impostor" te ruego que me lo indiques asi lo leo... de verdad que eso me interesa...

Me gustan estas conversaciones... gracias Gilga...

Gilgamesh dijo...


lilian; el dios impostor está claramente identificado en el Nag Hammadi, los textos excluídos de la Biblia léase eternos debates *oficiales* de Valentiniano, Marción, etc. Con respecto a la interpretación según Mateo 5:17 necesitaría un post enorrrrrrrrmeeeee para darte referencias al respecto. Jesús necesitaba tiempo para cumplir su misión, revelar explícitamente una abolición ni siquiera le habría permitido elaborar dos parábolas, y su crucifixión hubiera sido inmediata. No hay ninguna duda de que Cristo abolió lisa y llanamente la ley.

No sé si sabrás cómo se armó la Torah, una parte dícese proceder de lo que recibió Moisés de parte de Y, la otra parte la tradición oral metida por los Fariseos, el resultado un combo siniestro.
¿conocés los mandatos del Talmud Babilónico? te horrorizarías, de eso está hecha la Torah. ¿De qué dios hablamos cuando hablamos de Y? es el Creador que a todos nos ama o es el dios de una secta?.
Cristo no podía decirlo claramente, pero lo hizo, estaba aboliendo claramente el AT, por ende a su gestor, que a criterio de la Gnosis y otras corrientes exterminadas y silenciadas, es el dios ciego.

Es muchísimo lo que podría citar, te recomiendo leer uno de los tantísimos análisis que hay, y los hay de mucha clase con distintos argumentos. Espero te sirva y lo leas completo, al igual que el Nag Hammadi;

http://liberadosporjesucristo.atwebpages.com/ensenanzaabrogolaley.htm

Abrazo.

Leti Luci dijo...

Por quien o quienes fueron escritos los apocrifos de Nag Hammadi ? Tenemos claro que el Cristo no escribio nada. Por tanto, los apocrifos fueron escritos por personas que escucharon al Cristo pero que muchas veces acomodaron sus palabras o su mensaje a sus propias creencias religiosas y culturales. Aunque son mas reveladores, no necesariamente está impregnada en ellos,la esencia del mensaje cristico.Dichosamente éste, -el mensaje cristico-, subyace en la memoria adeneistica del humano. Y es lo que la actual humanidad lucha por develar en su vivencia. Gracias Gilgamesh por tus valiosos aportes. Saludos

Gilgamesh dijo...


Leti; gracias a vos por tu opinión que sin dudas, busca lo mejor para todos también. Lo poco que cada uno pueda hacer desde donde le toque estar es bienvenido siempre. Abrazo.