viernes, 11 de noviembre de 2016

* Madurando en la Gnosis *

***Hermosísima noche de Viernes para todos.

Duele muchísimo leer noticias sobre engaños religiosos, sectas, farsantes espirituales y demás aberrantes actitudes que implican manipulación, delitos con menores de edad especialmente, y vil negocio detrás de todo.
Pero más me duele y me estruja el corazón enterarme de que en esa categoría de aberraciones figure la palabra Gnosis.

No voy a citar porque de esas cuestiones se ocupa la justicia humana, pero cómo duele..
Y ante eso la única felicidad que siento es la de no pertenecer a ningún grupo ni a ninguna *escuela*, y aunque haya alguna digna de Gnosis, sigo dándoles la mejor recomendación que creo, les va a alejar de falsedades.

La mejor escuela está dentro de ustedes, y el testimonio válido es el Nag Hammadi.
Pueden si quieren tomar como referentes a otros, incluso yo quepo en esa posibilidad, pero ninguno y absolutamente ninguno =ni siquiera yo= podemos exigir  o arrogarnos alguna autoridad porque eso sería ensuciar o trastocar la Gnosis.

Hay mucha bibliografía y es difícil recomendarles a alguna en especial pese a que suelo citar fuentes que considero Puras, pues que a cada quién le imante la Gnosis de acuerdo a su estado, y espero que nunca caigan en manos de quienes la han corrompido fruto de sus apetencias mundanas y corruptas.

Por eso en ésta hermosa noche quiero compartirles escritos sin fin de lucro a cargo de un especialista;
H.T. Elpizein.

Y me sobrecogen sus citas que obedecen a esa Gnosis que tenemos como fiel testimonio y no a truchadas que abundan y hacen tanto daño.
Para aquellos que se consideran Cristianos y se sorprenden cuando me han leído hablando de Gnosis como si fuera yo un delirante, bien les resultará comprender qués es la Gnosis, justamente esa parte Cristiano-Primitiva que fué talada de lo que luego, fuera nuestra *religión* que nunca debió ser exclusivamente esa palabra.

Encontrarán en el texto de Elpizein explicaciones que tal vez no he tenido yo la capacidad de explicarles y remarco el concepto de *Cámara Nupcial* citada por el Maestro Cristo, concepto que tergiversado devino en el ilusorio y mundano concepto de *matrimonio*.

Alguna vez escribí sobre sexo y Gnosis, y les decía que en ésta gran trampa en que vivimos, el hombre busca a su contraparte femenina y viceversa, sin llegar a comprender que a quien suele encontrar no termina siendo el verdadero matrimonio del cual Cristo hablaba.
Clarísimo es el concepto cuando lleguen a él donde dice;

-*El Misterio del Matrimonio es grande*… *Reparad en la unión sin mancha pues tiene un gran poder*.
-*Si la mujer no se hubiera separado del varón, no habría muerto con el varón. Su separación significó el comienzo de la muerte. Para esto vino Cristo, para rectificar la separación acontecida desde el principio y de nuevo unirlos a los dos, y para dar vida y unir a los que habían muerto por la separación*.

Lo que se nos implantó tendeciosa o ignorantemente, apuntó al *divorcio civil*, o a un matrimonio con *fidelidad* cuando en realidad la fidelidad no es a una elección humana, si no a una elcción Divina. 
Cuando hemos creído que la unión *sin mancha* era la virginidad o la fidelidad hemos caído en el error, puesto que el mero hecho de estar nosotros vivos en ésta vida ha provenido de un error creacional, de un coito que ni siquiera en matrimonio garantiza que un nacimiento haya sido por amor, si no por un acto pasional de la carne y por nuestros defectuosos sentimientos como el mero hecho de *tener que ser padres o madres porque sí*.

Según el Maestro, la mancha fué nuestra división de lo que éramos en el Espíritu, un Ente con masculino y femenino y no precisamente como lo concebimos sexualmente con nuestros órganos, sino un Ser Puro y Luminoso que contiene ambos atributos.
Al ser *dividido* un Adán es creado y una Eva son creados, y pobrecitos ellos..que en su condición de seres *modificados* replicaron el error creyendo que el amor era unirse sexualmente como forma de *re-intergarse* a eso que intuían..eran antes de semejante atrocidad de ser *separados*.

Grande es el concepto de Cámara Nupcial, completamente opuesto a nuestro errado concepto de uniones basadas en la unión carnal, civil, o contractual, búsqueda de amor..basada en el acoplamiento de la carne, cuando no es ni será en ese contrato fallido, el hallazgo del Amor.

Y no quiero decir con ésto que estemos condenados a algún infierno por creer equivocadamente que ese *contrato* sea lo veraz, todos y absolutamente todos lo experimentamos por estar en la ignorancia. 
Amamos sí, en un concepto que nos nace como algo natural, y en nuestra naturaleza tripartita erramos.

Ni siquiera, tal como les decía aquella vez, quienes teniendo el Conocimiento han intentado burlar tentaciones recluyéndose en instituciones de tipo monacal, incluso allí, aislándose del sexo opuesto...se corrompen de igual modo, en incidentes que tristemente conocemos cuando se hace abuso de niños o jóvenes.
En nuestra mente está ese pensamiento de concebir la unión en un acto carnal, el que nadie conoce si no uno mismo, y el que no es condenado de infidelidad simplemente porque nuestros pensamientos no pueden ser juzgados por juez humano alguno.

Aquella vez les hice una apuesta, que decidieran vivir en pareja por el resto de sus días y hasta que la muerte los separe...pero sin tener sexo jamás, nadie respondió.
Y todos estamos en la misma, aún concibiendo que estamos amando a esa persona con la cual decidimos convivir, pero sin sexo...resulta imposible amarla.

¿Se entiende entonces el concepto de Cámara Nupcial?, lamentablemente en ésta vida hallamos el amor atado al sexo, dejando morir a ese Amor que no lo necesita, un Amor que no pide nada, porque el amor carnal en unión carnal necesita el placer de la carne y la mente como reaseguro de algo que en realidad...es un error.

Pero a no sentirse entonces extraviados, está en nuestra naturaleza tal les decía, lo importante sería amigos, que aún habiendo concebido nuestro proyecto de vida en algo llamado *matrimonio* o *pareja*, podamos concebir Amor, ese que no pide ni exige nada de la carne y la materia, Amor que algunos llegan a concebir, pero que les resulta difícil sostener, porque Amar de esa forma viene a ser como creer, Cristo existe decimos, pero no le vimos, el Amor existe decimos, pero si no *tenemos* al otro enfrente..el Amor se nos muere como una bella y breve experiencia, abandonada para sostener el amor artificial que ha sido el fruto de nuestro natural error, porque ni siquiera ese amor nos garantiza que de un sexo supuestamente por amor, vamos a concebir a un ser, que no siempre nace fruto de Amor, sino de amor...por casualidad o descuido o por el mero concepto egoísta que *hay que ser padre o madre* para sentirse realizados..

En fin...si alguien experimenta Amor sin ver...bendito sea en su Cámara Nupcial, sin mancha, sin pecado concebido.

Sigamos amando a esas personas con las que decidimos un proyecto de vida, lo cual no implica desechar el Amor cuando se lo experimenta, puesto que Amar así no conoce de *concesiones ni exigencias ni exclusiones*.

Ya estamos aquí, hemos vivido unos cuantos años de los cuales no hemos podido escapar al error y a múltiples errores, no nos amarguemos por eso, Cristo nos ha perdonado y nos ha regalado su Gnosis para hacer la parte del camino que nos resta y hacerlo de la mejor manera posible, sin repetir ni ocasionar daños, ni a nosotros mismos, mucho menos a otros.

Creamos en su perdón que es en definitiva la única opción de un Eón como Cristo, Sabiduría y Conocimiento saben muy bien lo que es bueno, y si lo hemos recibido, tratemos entonces de enderezarnos hoy y dejar que el ayer sea pasado.

Nunca se priven ni se culpen por Amar..de esa forma, siéntanse privilegiados aún sin recibir lo que no se debe esperar porque Amar no muere si ya ha nacido dentro de nuestro corazón, el del otro...es suyo, y si lo comparte mejor, y si no, nuestro Amor sigue vivo siempre.

Espero disfruten y asimilen los conceptos de Elpizein y les sean de suma utilidad.



-Es al Gnosticismo a quien se debe *la primera expresión de una teología cristiana sistemáticamente expuesta* y *el primer documento cristiano que revela una doctrina sobre el Dios Uno y Trino*, Padre-Hijo-Madre/Espíritu =Tratado Tripartito NHC I,5=, reconociéndoseles a los gnósticos cristianos *los grandes valores de exégesis y doctrina en las alturas con que espontáneamente se mueven*. El origen, sustrato o fuente del Gnosticismo del Cristianismo Primitivo, como el presente en otras tradiciones de conocimiento o latitudes espirituales, es la Gnosis.

Gnosis, significa Conocimiento. 
En este contexto, es el *Conocimiento en sí mismo*, el *Conocimiento perfecto*, el *Conocimiento de la Verdad*, mas este Conocimiento, por su naturaleza, *escapa a los normales análisis racionalistas* y va más allá de la mera *creencia*, pues *el correlato de este conocimiento es el Sí Mismo: la intimidad infinita o espiritual de la persona*, su Verdadera Realidad o Ser Interior.

Este Conocimiento Intuitivo, directo, es *Revelador y Salvador* pues, revelándole su verdadera naturaleza psicológica y espiritual, libera al gnóstico =gnostikós-el que conoce-conocedor= de la ignorancia, del engaño y auto-engaño y le permite saber *quiénes éramos y en quiénes nos hemos convertido; dónde estábamos y adónde hemos sido arrojados; hacía dónde nos apresuramos y de dónde somos redimidos; qué es la generación y qué es la regeneración*.

Tal como se reseña en el *Evangelio de la Verdad* =NHC I,3= de los Manuscritos de Nag Hammadi:

*El que llegue a conocer de este modo sabe de dónde ha venido y adónde va. Sabe, como el ebrio que ha salido de la embriaguez, que se ha vuelto hacia sí y que ha recuperado lo propio de él*.

Escribe el autor de los *Stromata*, Clemente de Alejandría:

*La Gnosis es, por así decirlo, un perfeccionamiento del hombre en cuanto Hombre, que se realiza plenamente por medio del Conocimiento de las Cosas Divinas, confiriendo en las acciones, en la vida y en el pensar una armonía y coherencia consigo misma y con el Logos Divino*.

Expresado por Henri Charles Puech, historiador de las religiones:

*…la Gnosis es una experiencia o se refiere a una eventual experiencia interior,..., por la que en un estado de iluminación que es regeneración y divinización, el hombre se restablece en su verdad, se recuerda y toma conciencia de sí, es decir, al mismo tiempo, de su naturaleza y origen auténticos. Por esto se conoce y reconoce en Dios, conoce a Dios y se muestra a sí mismo como emanado de Dios y ajeno al mundo, adquiriendo de este modo, con la posesión de su *mismidad* y de su condición verdaderas, la explicación de su destino y la certeza definitiva de su salvación, descubriéndose por derecho y por toda la eternidad como ser verdadero*.

En el *Libro de Tomás el Atleta* de la Biblioteca de Nag Hammadi =NHC II,7=, el Salvador dice a Judas Tomás:

*Puesto que se ha dicho que eres mi hermano gemelo y mi verdadero amigo, examina y conoce tú mismo qué eres, cómo eres y cómo debes ser…Sé que has alcanzado el Conocimiento, puesto que me has conocido, porque Yo Soy el Conocimiento de la Verdad…Has alcanzo ya el conocimiento y serás llamado *el que conoce*, pues el que no se conoce, no conoce nada. Pero el que se ha conocido ha llegado ya al Conocimiento tocante a la profundidad del Todo*.

A la luz de este último texto, *Verdadero Gnóstico Cristiano* es todo aquél que Conoce al Cristo, que es la Verdad, que es Uno con Él y en Él, o como significa el Apóstol Pablo, que el Cristo Vive en él.

En el Coloquio internacional sobre los orígenes del gnosticismo celebrado en Messina en 1966, los investigadores allí reunidos consensuaron que el núcleo esencial de las doctrinas gnósticas del Cristianismo Primitivo era:

*la concepción de la presencia en el hombre de una chispa divina, que proviene del ámbito de lo divino, que ha caído en este mundo, regido por la fatalidad y la ley del nacimiento y la muerte y la necesidad de que esa chispa divina sea despertada por la contraparte divina del ser humano =su intimidad infinita o espiritual= para poder ser finalmente reintegrada en su estado primigenio =en el reino de lo divino, lugar de donde procede=.

La Ascesis de la Gnosis del Cristianismo Primitivo.

Gran parte de los textos gnósticos cristianos se valieron del simbolismo, la metáfora o la alegoría para expresar no sólo el proceso de la Creación desde el *Dios Absoluto e Inmanifestado*, Agnostos Theos, sino también la naturaleza del *microcosmos*, del mundo interior, del ser humano.
Con esto último destacaban la necesidad de adentrarse en el propio interior para descubrir, dentro de sí, la causa del sufrimiento, del dolor, la angustia e insatisfacción. Como describe Monoimo, gnóstico citado por Hipólito en sus Refutaciones:

*Abandona la búsqueda de Dios y la creación y otros asuntos de parecida índole. Buscadle tomándoos a vosotros mismos como punto de partida. Averiguad quién hay dentro de vosotros que se adueña de todo y dice: *mi Dios, mi mente, mi pensamiento, mi alma, mi cuerpo*. Averiguad las fuentes del pesar, del gozo, del amor, del odio… Si investigáis cuidadosamente estas cuestiones, le encontraréis en vosotros mismos*.

Conociendo la realidad interna es que se abre la puerta a la posibilidad de reparar, en sí mismos *la deficiencia* que confiere la falta de Plenitud del Alma.
No es de extrañar pues que Jung, uno de los más destacados *exploradores de la psique* de nuestro tiempo, se sintiera tan atraído por las doctrinas gnósticas y concluyera:

*Es claro e indudable que muchos de los gnósticos no eran otra cosa que psicólogos*; psicólogos, en el sentido profundo y etimológico de la palabra Psicología =Psykhé-Alma y Joyia-logía, *tratado* o *estudio*= sabios sobre el Alma y el Espíritu del ser humano. Pues *la psique lleva dentro de sí misma el potencial para liberación o la destrucción*.

En su anhelo de alcanzar la *Perfecta Completitud*, *regresar* al Reino del Padre, y Madre Celestial, con la *herencia perdida* recuperada, *la Perla* y *las Vestiduras de Luz* del Himno de la Perla, su propia Alma y Espíritu revestidas de Luz, el gnóstico cristiano comprende la necesidad de Purificarse interiormente, pues sabe que son las *tinieblas interiores* del error y la ignorancia, las que le han alejado y alejan del *Reino de la Luz*.
Se hace preciso pues, *sacar* de adentro *lo que nos destruye*:

*Si sacas lo que está dentro de ti, lo que saques te salvará. Si no sacas lo que está dentro de ti, lo que no saques te destruirá*, dice Jesús en el Evangelio de Tomás.

Por ello están presentes en los más significativos textos gnósticos del Cristianismo Primitivo, la referencia a *la depuración del mal de raíz* dentro de sí mismos, la Purificación del Corazón, que permite alcanzar la Plenitud que se deriva de la Libertad de no ser *esclavos del pecado*, de la ignorancia y el error.

*Quien posee la Gnosis de la Verdad es libre; porque quien es libre no peca, pues quien peca es esclavo del pecado; la Madre es la Verdad, el Conocimiento es el Padre.
A aquellos a quienes no es permitido pecar el mundo les llama *libre*. La Gnosis de la Verdad eleva los corazones de aquellos a quienes no les es permitido pecar, es decir, los hace libres y los enaltece por encima de este mundo...*

Evangelio de Felipe =77 13-35=

No dejan de retransmitir, en definitiva, lo que Jesús el Cristo, *El Maestro de Maestros* gnósticos cristianos, dice:

*Si alguno quiere venir en pos de Mí, Niéguese a sí mismo…*

Evangelio según Mateo 16:24

*Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre*
.
Evangelio según Marcos 7:21-23

*De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto*.

Juan 12:24

Así el Evangelio de Felipe de la Biblioteca Gnóstica de Nag Hammadi declara:

*Por ello dice el Logos: *Ya el hacha está puesta a la raíz de los árboles*. Éste no podará, pues lo que se poda brota de nuevo, sino que cavará hasta el fondo, hasta sacar la raíz. Jesús arrancó la raíz enteramente; otros, en cambio, sólo en parte. Nosotros mismos, cada uno de nosotros, penetre hacia la raíz del mal que está dentro de él, y arránquelo de raíz de su corazón. Será arrancado si lo reconocemos. Pero si lo ignoramos echa raíz en nosotros y produce sus frutos en nuestro corazón. Él nos domina. 

Nosotros somos sus esclavos. Nos hace cautivos, induciéndonos a hacer lo que no queremos, y lo que queremos no lo hagamos. Es poderoso porque no lo reconocimos y mientras esté allí en el corazón sigue actuando. La ignorancia es la madre de todo mal. La ignorancia resultará en muerte, pues aquellos que provienen de la ignorancia ni fueron, ni son, ni serán……La Verdad da la Libertad.

El Logos dijo: *Si conocéis la Verdad, la Verdad os hará libres* La ignorancia es esclavitud, la Gnosis es Libertad. Si conocemos la Verdad, hallaremos los frutos de la Verdad en nosotros. Si estamos unidos a Ella, nos aportará nuestra Plenitud =Pleroma=*.

Evangelio de Felipe 82-8414

Clemente de Alejandría reseña las palabras del Maestro Gnóstico Valentín;

*También Valentín, escribiendo a algunos, se refiere a los apéndices =o pasiones del alma= con estas mismas palabras:
*Uno solo hay bueno, cuya libre expresión es la manifestación a través del Hijo, y por medio de Él únicamente podría el corazón purificarse, una vez expulsado de él todo espíritu malo. Pues muchos espíritus lo habitan y no le dejan purificarse, ya que cada uno de ellos ejecuta su propio cometido, exasperándolo frecuentemente con deseos inconvenientes. 

A mi entender, al corazón le sucede lo que a una posada. Pues ésta es maltratada, deteriorada y con frecuencia ensuciada por gente que se comporta sin recato alguno, sin preocuparse en absoluto por el lugar, por cuanto pertenece a otro. De la misma manera, el corazón, hasta que no se encuentra con la Providencia, es impuro, morada de muchos demonios =los propios defectos inherentes=. Pero, cuando se ocupa de él el Padre Único y Bueno, aparece santificado y resplandece de Luz, y así se llena de felicidad el que tiene un tal corazón, puesto que verá a Dios*.

Clemente de Alejandría, Stromata, II, 114,3-6

Clemente de Alejandría define a esta depuración o purificación interior de los propios defectos inherentes, *espíritus malos* o *demonios*=interiores=, como *Muerte Gnóstica*, siendo un *morir en vida* al error y la ignorancia:

*La Muerte gnóstica* =Tánatos gnostikós=, *lleva y separa el alma de las pasiones* =Stromata, 7. 71. 3= y es por ello] *muerte salvadora* =Tánatos soterías= Pedagogo, 2, 8, 2.

Este *morir antes de morir* es, para el Apóstol Pablo, *cotidiano*:

*Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero*.

De ahí que, desde esta significación, pueda comprenderse por qué los verdaderos gnósticos del cristianismo primitivo, sin negar la Resurrección del Salvador con Su cuerpo físico, resaltaban la necesidad, siguiendo el Ejemplo y Camino trazado por Jesús Cristo, de que la *Resurrección* debía darse como proceso espiritual en vida, siendo ésta la culminación de haber llegado *a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo*:

*Los que dicen que primero morirán y luego resucitarán yerran.
Si uno no recibe primero la Resurrección en vida, tampoco recibirá nada al morir*.

Evangelio de Felipe 73 1.

En la verdadera ascesis gnóstica del cristianismo primitivo se halla presente, junto a la *Muerte Mística*, el Misterio de la Cámara Nupcial mencionado en diversos textos. Entre ellos el Evangelio de Felipe =NHC II,3= de los Códices de Nag Hammadi. Destaca en este Tratado su doctrina sacramental, enunciándose cinco sacramentos distintos:

Bautismo, Unción, Eucaristía, Redención y Matrimonio o *Cámara Nupcial*, constituyendo este último *la culminación del sistema sacramental* pues, es patente en esta *compilación de textos y sentencias*, la sacralización de la unión del varón y la mujer como *lugar de revelación del Amor creador y salvador*, lo que resulta en consonancia con lo que expresa el Apóstol Pablo:

*…en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón…*

Algunos extractos de este Tratado:

-*El Misterio del Matrimonio es grande*… *Reparad en la unión sin mancha pues tiene un gran poder*.


-*Si la mujer no se hubiera separado del varón, no habría muerto con el varón. Su separación significó el comienzo de la muerte. Para esto vino Cristo, para rectificar la separación acontecida desde el principio y de nuevo unirlos a los dos, y para dar vida y unir a los que habían muerto por la separación*.

-*Si el matrimonio deshonroso del mancillamiento permanece oculto, ¡cuánto más es el Matrimonio impoluto sin mancilla un verdadero misterio!
Éste no es carnal, sino puro; pertenece no a la pasión, sino a la voluntad; pertenece no a la tiniebla o la noche, sino al día y a la luz*.


*Si uno se hace hijo de la Cámara Nupcial, recibirá la Luz*.

El Evangelio según Felipe.

Consideraciones sobre el Cristianismo Gnóstico Primitivo.

De un modo gradual se ha ido abriendo, en los medios académicos y eruditos de la Historia y Fenomenología de las Religiones, de la Religión Comparada y de la Filosofía, una nueva perspectiva del Gnosticismo y de la Gnosis de los primeros siglos del Cristianismo, que ha ido dejando el lastre de contemplarlos meramente desde la *malograda* mirada de los primeros heresiólogos eclesiásticos. A pesar de ello, desafortunadamente, esta distorsionada y estereotipada imagen del Gnosticismo Cristiano Primitivo y, con ella, de la Gnosis que la sustenta, persiste aún en buena parte de los estudiosos académicos.

Los verdaderos gnósticos del Cristianismo Primitivo, *hombres transidos de trascendencia*, *almas profundamente espirituales y místicas*, trataron ante todo, *de interpretar el mensaje*, las Enseñanzas de Jesús el Cristo y, en ese anhelo, audazmente, hicieron uso de todos aquellos instrumentos míticos y filosóficos de que disponían, en el contexto de la época que les tocó vivir, para expresar lo que, por su propia naturaleza no sensitiva, escapa a ser aprehendido en el concepto o la lógica intelectiva o racional: la *Sabiduría de Dios en Misterio, la Sabiduría Oculta*.

En realidad, el Gnosticismo Cristiano y la Gnosis que lo configura, es consustancial al propio Cristianismo Primigenio en el que Jesús daba a conocer *los Misterios del Reino de Dios* a Sus Discípulos personalmente, directamente, y *a los otros*, que no formaban parte de ese *círculo*, en *parábolas*.

Como *escuela filosófica o corriente esotérica* del Cristianismo Primitivo, el Gnosticismo conformando el Círculo Interno o Esotérico de la Primitiva Iglesia, cumplía la labor de retransmitir, a aquellos =hombres y mujeres= del Círculo Exotérico o Externo preparados para recibirlo, el *Conocimiento y una Comprensión de las realidades presentes, futuras y pasadas, con la seguridad y firmeza que le confiere el hecho de haber sido entregado y revelado por el Hijo de Dios.... 

Esta Gnosis fue entregada por vía no escrita a algunos de los Apóstoles y nos llegó por transmisión de generaciones sucesivas...* como expone Clemente de Alejandría en sus Stromata VI, 7, 61.

Avalando esta vía *no escrita*, *de labios a oído*, de transmisión del Conocimiento, de la Gnosis de Cristo, continua diciendo Clemente Alejandrino:

*El Señor no reveló a muchos lo que no estaba al alcance de muchos, sino a unos pocos, a los que sabía que estaban preparados para ello, a los que sabía que podían recibir la Palabra y configurarse con Ella. Los Misterios, como el mismo Dios, se confían a la Palabra =Viva=, no a la letra. Y si alguno objeta que está escrito que *nada hay oculto que no haya de manifestarse, ni escondido que no haya de revelarse*=Mt 10=, le diremos que la misma Palabra Divina anuncia que el secreto será revelado al que lo escucha en secreto, y que lo oculto será hecho manifiesto al que es capaz de recibir la Tradición transmitida de una manera oculta, como la Verdad. De esta suerte, lo que es oculto para la gran masa, será manifiesto para unos pocos...*

Clemente de Alejandría, Stromata, I, 1, 13, 2.

*El Señor, después de resucitado, comunicó la Gnosis a Santiago el Justo y a Juan y a Pedro. Estos se la entregaron a los demás Apóstoles, y los demás Apóstoles a los Setenta, de los cuales formaba parte también Bernabé*.

Clemente de Alejandría, Hypotyposeis, VII37.

Hasta mediados del siglo II de nuestra era convivían, complementándose, en la incipiente Iglesia Cristiana, los diversos niveles de comprensión de las Enseñanzas y Mensaje de Jesús.
Ejemplo y prueba de ello es que el Maestro Gnóstico Valentín, el mayor exponente de la Gnosis del Cristianismo Primitivo, durante el pontificado de Pío =140-155= y Aniceto =155-166= *era un maestro reconocido, permaneciendo en comunión con la Iglesia romana* y que *los valentinianos nunca constituyeron un secta o iglesia aparte, manteniéndose siempre en el seno de la comunidad ortodoxa*.

El rechazo y condenación por parte de las autoridades eclesiásticas de la verdadera Gnosis cristiana en el Cristianismo Primitivo dejó *incompleto*, *desnaturalizó* al Cristianismo naciente, de su *verdadera razón de ser* como *escuela* o *instrumento* de *regeneración, crecimiento y perfeccionamiento espiritual* del varón y la mujer. Se causaba con ello, un profundo daño a lo Esencial del Mensaje del Salvador pues, los que comenzaron a detentar las directrices de la Iglesia, *ni entraron ni dejaron entrar*, *escondiendo las llaves del Conocimiento* que Jesús, precisamente, había *traído nuevamente a la luz*:

*Los fariseos y los escribas recibieron las llaves del Conocimiento y las han escondido: ni ellos entraron, ni dejaron entrar a los que querían. Pero vosotros sed cautos como las serpientes y sencillos como las palomas*.

Esta persecución y desprecio no pudo ser vivida sino con dolor, mas serenamente, por los verdaderos gnósticos cristianos primitivos al ver cómo eran rechazados, por ignorancia y falta de entendimiento de sus, hasta entonces, hermanos de Iglesia:

*Somos despreciados de los mundos, aunque ningún interés les prestamos cuando nos difaman. Los ignoramos cuando nos persiguen. Cuando nos humillan, les miramos y guardamos silencio*.

Enseñanza autorizada NHC VI,3

Con todo, la Gnosis Cristiana no desapareció y *obligada a vestirse con otros ropajes*, como el de la *Alquimia Medieval*, pervivió en el tiempo hasta nuestros días…

H.T. Elpizein, mayo 2015

Gilgamesh***

3 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Lehaim HermanO.

*De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto*.

Cuanta verdad encierra esa frase.....

¿Sera que por eso, que cada dia hay mas Almas.....?.

Gracias por este fantastico post.

Fuerte apreton de manos "Malak´s".

LEHAIM.

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro Arrabal Díaz; gracias amigo, podría ser una buena explicación ¿no? y más que un deseo de Cristo podría pensarse como una clase magistral en parábolas describiendo porqué las cosas. Dichosos aquellos seguidores instruídos en los Misterios..., abrazo Hunter.