jueves, 29 de diciembre de 2016

* Valorar...*

***Hermosa última noche de un día Jueves para éste año 2016.

Comenzamos a decirle adiós a un año..., una vez más como hace tantos años..y otro llegará y pondremos en él todas nuestras esperanzas y anhelos que siempre hay que tener, pero tal como comentaba al mediodía, sabiendo hasta donde poner la vara de las ambiciones.

Año duro en lo personal, curioso diría porque no me ha pasado nada grave a mí, pero sí a otras personas que uno ama y cuando eso ocurre uno también siente por la piel del otro. Año de recibir tortazos...y no precisamente de crema, si no de los otros, esos tortazos que te pegan no en la cara si no en el alma.

Personas que de repente un día hacen un giro copernicano tan violento que uno después...como que ya no las reconoce.
Pero bueno...así es la vida y uno tiene que hacer de tripa corazón y ponerle el pecho a las balas, aunque te estén dejando como un colador.

No hay otra, no hay lugar para otra clase de reacciones o de sentimientos, no al menos en personas como yo que hablamos de Gnosis y que la vivimos y aplicamos, pero aún así uno acusa recibo del tortazo y como a todo mortal, le duele.

2016 fué un año en el cual en algún momento les comenté algunas intimidades y decía que me sentía extraño, como si me estuviera despidiendo o como si se estuvieran despidiendo de mí.

Afortunadamente ésta sensación no se transformó en algún tipo de pérdida de esas que uno no quisiera experimentar jamás, pero en cierta forma, a lo largo de éste año hubieron personas que se han despedido. Sin mediar motivo o sin que nadie las echara, han practicado una especie de abandono de esos que en una relación, sea de cualquier índole que fuere, te dejan como decía Serrat...chupando un palo sentado sobre una calabaza...

Ésta cuestión que a mí me resulta incomprensible me llevó a buscar alguna respuesta sobre ésta clase de conductas, y encontré algunas respuestas interesantes en la Psicología.

Así fué que un día guardé éstos conceptos solamente para mí, sin que alguna vez se me ocurriera compartirlo, es por eso que no tomé el recaudo de guardar el link, por lo cual pido mil disculpas, especialmente a quien redactó lo que voy a compartir;

-Para muchas personas es imprescindible gustar. De hecho, hay para quienes es una prioridad: pretenden gustar, caer bien y recibir aprobación de la gente que les rodea. Ello les sitúa en una difícil posición a la hora de actuar genuinamente y de decir lo que piensan. Hay un dicho que afirma que es difícil quedar bien con todo mundo.
Y nosotros decimos que ya es bastante complicado quedar bien con una sola persona.

Éstas personas hacen todo lo posible por mantener la paz y niegan el conflicto y la confrontación, sin darse cuenta de que negar el conflicto supone negar la intimidad.
No podemos tener una relación íntima con alguien con quien no podemos discutir un problema o algo que nos hace enfadar.
No hay manera de resolver un conflicto si una de las partes prefiere ignorarlo y la relación sólo puede darse a un nivel superficial.

Carentes de la autoestima suficiente como para sentirse valiosos por sí mismos, por ser quienes son, por amor y aceptación de sí mismos, se lanzan al exterior en busca de esa fuente de autoestima, de alguien que les demostrara que son valiosos y dignos de amor. 
Pero ese alguien tiene que demostrárselo una y otra vez, porque, de algún modo, perciben la fragilidad de esa identidad prestada, conscientes sólo en las sombras de que le han dado a la otra persona todo el poder necesario para hundirles en la desgracia más absoluta, robarles su identidad, transformarlos en seres insignificantes y sin valor.

No son infrecuentes los estallidos de cólera y rabia contra esa persona que no ha hecho más que amarles, a veces en forma de agresión pasiva. A esto hay que añadir que la persona se ofende con gran facilidad ante la menor crítica, porque su valía como persona está en juego cada vez que alguien, sea quien sea, le juzga.
Entonces actúa de dos maneras: o le da la razón a los otros, en cuyo caso se siente estúpido y sin valor, o piensa que los otros se equivocan, en cuyo caso los ataca con fiereza para demostrar su error, hacerles aceptar que se han equivocado y restaurar así su autoestima perdida.

Éstas personas suelen apegarse, un apego temporal a alguien que les haga sentirse valiosos y luego de un tiempo, sin previo aviso se van, o mejor dicho se van a medias dejando siempre un hilo conductor con esa persona.

¿A qué nos referimos con apego? 
Se trata de la fuerza de atracción y la necesidad =consciente o inconsciente= de estar con la otra persona. En este sentido, el apego está relacionado con la fuerza del hábito.

Ciertamente, el apego es esencial en la vida emocional de la persona. Los humanos necesitamos de apego, el apego nos da seguridad, nos evoca los primeros estadios evolutivos de vínculo maternal y paternal y ofrece una cálida sensación de protección. Nuestras relaciones amorosas están influenciadas por nuestra experiencia de apego en etapas tempranas.
Pero el apego no soluciona el problema de raíz.

Éstas personas deben aprender a quererse a sí mismos, porque de otro modo jamás conseguirán querer a nadie, sólo los utilizarán, los necesitarán para que le den el amor que no se tiene. *La paradoja de aprender a amarse a uno mismo es ésta: cuanto más amor te das a ti mismo, más amor tienes para dar a otros. La cuenta del amor nunca se queda vacía*.

Bueno..., luego de masticar ésta experiente explicación pude llegar a consolar en cierta forma mi atónita sensación.
Y reitero, estoy hablando de relaciones de diversa índole que no se circunscriben precisamente a la explicación del Psicólogo si no a varias tipologías de relación.

A partir de ésta dura experiencia, días después me puse a pensar....seriamente si éstas personas pueden entrar en razón alguna vez o si su problema sigue haciendo una especie de bucle in eternum...

No lo sé, hasta ahí no llegué con mi búsqueda de explicaciones psicológicas, pero sí aquella noche me dediqué a buscar frases que, pretendidamente, pudieran tocar el corazón de esas personas, y hacer que cortaran esos lazos cerebrales tan dañinos...que anidan en la caja de pensar.

Estimo que lo mío fué una tonta utopía, de esas que por ignorancia a veces creemos que pueden ser sanadoras...
Desconozco si a alguien que me lee le puede resultar útil éste post, pero creo que valía la pena escribirlo aunque sea una tonta utopía.

Me despido hasta mañana ya para despedir el año, y les dejo con esas frases que de cierta forma, acariciaron mi corazón atónito por esos días de éste 2016..cuando nunca esperaba abandonos precisamente de quienes, cuando estaban abandonados..les di mi amparo;

-Aprende a obsequiar tu silencio a quien no te pide palabras y tu ausencia a quien no valora tu presencia.

-A veces no valoramos lo que tenemos, hasta que lo perdemos.

-No dejes que se marche quien de verdad te interesa.

-El mundo está lleno de gente esperando que regresen quienes dejaron ir y de personas que no se atreven a regresar, aun queriéndolo.

-Aprende a valorar lo que tienes, antes de que el tiempo te enseñe a apreciar lo que tuviste.

-Quizás algún día comprendas lo increíble que era y cuando ese día llegue... tal vez ya esté caminado al lado de quien se dio cuenta de eso antes que tú...

-El amor se demuestra cuando tienes a la persona a tu lado, no cuando la perdiste e intentas recuperarla.

-Recuerda que los abrazos se inventaron para que las personas sepan que los aman, sin que haya necesidad de decir nada.

-Cuando madures te darás de cuenta que el amor de tu vida no es una princesa ni un príncipe de un cuento, sino una persona *perfectamente imperfecta*.

-Una amistad que no se valora y se pierde, es como una joya tirada al olvido.

-Un amor que no se aprecia y termina, es una historia feliz menos en la eternidad.

-Perder un amigo verdadero, duele más que perder dinero.

-El valor de la amistad no está en el tiempo que dura, sino en la intensidad con que sucede. Por eso existen momentos inolvidables, personas incomparables y amigos verdaderos.

-Quien no sabe lo que busca, nunca valorará lo que encuentra y menos lo que ha perdido.

-Tu compromiso y sacrificio dependerá del valor que una persona tiene para ti.

-A veces apreciamos verdaderamente una persona después de haberla perdido y no le dimos el valor que tenía cuando hizo falta.

-Valorar a alguien no es humillarse, ni creerse inferior, es tenerlo justo a nuestra medida.

-Decir *te necesito* a esa persona no significa que no puedas sin ella, sino que es más fácil con ella y que le valoras lo suficiente.

-El remordimiento y la culpa siempre llegan tarde, pero siempre es una lección para nuestro orgullo.

-No es amigo quien ríe mis risas, sino quien llora mis lágrimas.

-Los amigos son la familia que eliges tú mismo.

-Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan cómo estamos y esperan a oír la contestación.

-El verdadero amigo es aquél que está a tu lado cuando preferiría estar en otra parte.

-Un padre es un tesoro, un hermano es un consuelo: un amigo es ambos.

-Lo difícil no es estar con los amigos cuando tienen razón, sino cuando se equivocan.

-El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarlo, se sabe el valor que tiene.

-Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere.

Si a lo largo de tu vida te sentiste abandonado/a, y mi presencia vino a ser ese abrazo reparador que te devolvió la confianza en vos mismo/a, podés irte cuando quieras, sólo espero que nunca regreses, porque sabré que ya no estás solo/a.









Gilgamesh***

7 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

eleritzo espaider dijo...

..Gracias,como siempre..Namasté.

Gustavo Castañeda dijo...

Muy bueno Gilga, como siempre , importantes reflecciones.
Saludos...

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro y 2+;
muchas gracias.


eleritzo y Gustavo Castañeda;
gracias a ustedes amigazos,muy feliz finde y mejor 2017, fuerte abrazo

Carolina B.P. dijo...

Por supuesto que es útil tu post!! Hace ya unos años me cuestionaba lo mismo con las relaciones humanas de diversa índole. Llegué a la conclusión que las relaciones aquí en la Tierra no pueden ser evolucionadas, puesto que el ser humano, viviendo esta experiencia terrenal, no lo es.
Pero siempre estamos los que esperamos más y... En fin, es largo de charlar. Sólo quería que supieras que tu post ha sido útil, por supuesto que sí!!! Y gracias por compartirlo con todos quienes te seguimos.

Ely dijo...

Muchas felicidades amor y paz en este año q ya comienza, se me hace un nudo en la garganta cuando hablas de quienes se alejaron de ti, ni idea si son familia, amigos eternos o que, pero se que tanto ellos como tu aprendieron algo del otro, y aunque ya no se acerquen, quedó algo sembrado en vuestros corazones... Aún ese grato recuerdo de algún minuto en no se que época. Abrazo enorme de hormiga, bendiciones y muuuuucho amor para ti y los tuyos y a todas las hormigas que como yo, aún estando lejos estamos cerca, al pasar x acá

Gilgamesh el inmortal dijo...


Carolina B.P.;
muchísimas gracias amiga por regalar tu opinión sobre el asunto, ya lo creo que es todo un tema, y gracias por valorar, sos muy amable, valoro mucho tu tiempo, abrazo grande.


Ely;
muchas gracias por la opinión y el sentimiento amiga, claro que sí todos y cada uno aprendemos aún con cosas que duelen, a veces pienso que esos dolores ponen a prueba nuestra capacidad, o devolvemos golpe por golpe o simplemente perdonamos y dejamos ser al otro lo que quiera ser. Abrazo enorme, amor, bendiciones y lo mejor para vos y los tuyos, feliz año 2017.