jueves, 27 de septiembre de 2018

* Unusual *

***Hermosa jornada de Jueves para todxs.

En éste mediodía vamos a ver algo del clima espacial y terrestre que sin dudas está dando que hablar porque lo insólito desconcierta tanto a neófitos como a expertos.
Arrancamos con Febo que...sigue en un estado de sopor profundo.
Ninguna mancha a la vista en su cara que enfrenta a la Tierra;



Lo que es peor aún, nada en toda su circunferencia;



La tendencia a un mínimo profundo entonces, se sigue acentuando.
Los días sin manchas en lo que va de éste año ya es algo contundente.
Enero: 20 – Febrero: 13 – Marzo: 28 – Abril: 15 – Mayo: 10 – Junio: 10 – Julio: 31 – Agosto: 15 – Septiembre: 21

Total de días sin manchas en lo que va de éste año 2018; 163.
Ésto implica una ausencia de manchas del 60%...

La irradiancia solar que vendría a ser el nivel de calor que recibe la Tierra desde el astro rey, muestra una caída que los expertos tildan de *alarmante*.

Recomiendo a aquellos que les interese saber más sobre la importancia e influencia de la irradiancia solar =TSI= en el clima terrestre, lean éste estudio del año 2011;



Apenas dos pequeños agujeros coronales en el Sol, pero otra vez...el efecto *killer sunspot* está presente, por lo cual, a no esperar ninguna mancha porque de intentar formarse alguna, éste efecto de campos mixtos débiles las esteriliza.



Mientras ésto ocurre, los CR no paran de entrar;



Luego del evento magnetosférico de días atrás, nuestro campo magnético comienza a desestabilizarse nuevamente, porque obviamente, sin viento solar y con CR empujando los saltos van a regresar;



Esperemos que ésto no vuelva a sacudir el manto terrestre.

Con respecto al clima aquí en el planeta, sigue desconcertando la anomalía que está esterilizando los huracanes en el ecuador terrestre.
Se habla en las últimas horas de *Rosa* que amenaza por el Pacífico a Baja California con categoría 2 en la escala y podría intensificarse



Pero en el gran semillero que nace desde la costa ecuatorial de África y termina en el Golfo de México...no hay nada;



Nada en materia de huracanes, pero sí un posible candidato que por el momento no prospera, *Kirk* es por ahora una Tormenta Tropical;



El desconcierto es precisamente ésto, la no formación de huracanes en el *semillero* y un cambio de dirección en lo poco que llega a formarse, que tiende a *subir* o ascender hacia el Norte y/o Nor-Este.
Y tenemos allí a *Leslie*, un enorme ojo denominado Ciclón Post-Tropical que está acosando a las Azores;



Pero Leslie tiene un comportamiento errático, en un día enfila hacia un lugar y al otro día cambia la dirección, ésta tormenta es toda una incógnita.

Leyendo otro estudio, los expertos estaban muy preocupados por esa tendencia que también se está dando con los Tifones, que cada año se acercan más a la zona ártica, y que podrían provocar eventos desconocidos e impredescibles.

Tenemos a *Trami* otro importante ojo que amenaza a Japón y/o  Taiwán, y se especula con que podría alcanzar un poder muy destructivo;





En Estados Unidos, Florence parace haberse quedado a vivir en las Carolinas, no como Huracán, pero sí como un sistema generador de lluvias incesantes e inundaciones realmente devastadoras;



-Once días después de que el huracán tocara tierra y más de una semana después de que avanzara hacia el norte y se disipara, los ríos crecidos por las incesantes lluvias de la tormenta continúan inundando casas y negocios en su trayecto hacia el mar.
Algunas personas desconocen cuándo podrán regresar a sus hogares.
Según los expertos, Florence continúa siendo depresión tropical, pero se espera que entre martes y miércoles pueda intensificarse y transformarse en un ciclón extratropical.



El río Waccamaw, que atraviesa la ciudad de 23 mil habitantes, ha alcanzado más de 6,4 metros de altura, marca que superó el anterior récord de 5,5 metros impuesto tras el paso del huracán Matthew de hace dos años, y su nivel continuaba aumentando el martes en la tarde.
Como si no fuera suficiente, un nuevo fenómeno climático se está formando en el mar, y la temporada de huracanes está todavía a dos meses de terminar. 
Los expertos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijeron que una zona de baja presión situada a unos 420 kilómetros al sur de Cabo Hatteras, en Carolina del Norte, podría convertirse en una depresión tropical en su trayecto hacia a la costa antes de desplazarse con rapidez hacia el norte.

Y en Europa las previsiones hablan ya del ingreso de una *Bomba del Ártico*;



Los británicos ya están avisando de severas tormentas árticas que serían más numerosas y potentes de aquí a Febrero 2019;





La palabra *inusual* está siendo la norma a la hora de explicar ciertos fenómenos climáticos.
Vean ésto;



-Un ciclón tropical mediterráneo =un fenómeno raro conocido también como medicane= se cierne sobre el Mediterráneo central y se prevé que afecte a partir de este viernes sobre todo al sur de Grecia y a Sicilia. 
Ha sido bautizado Jenofonte y los fuertes vientos que lo acompañan ya obligaron a cerrar este miércoles los puertos griegos del Pireo, Rafina y Lavrio, así como todas las escuelas en las islas de Míkonos, Andros y Tinos, para evitar accidentes.

Los barcos permanecieron anclados este jueves por segundo día consecutivo en los principales puertos de Grecia debido a ráfagas de viento y a un frente frío de bajas presiones *inusual para la temporada*, según fuentes de la policía portuaria y el servicio meteorológico griego.

El otoño ha entrado en Grecia con vientos que alcanzaron fuerza 10 en la escala de Beaufort y bajadas de temperatura de hasta 12 grados en comparación con el pasado lunes. Además, a partir de este jueves se prevén fuertes lluvias y un aumento de la intensidad de los vientos, que afectarán a Grecia hasta finales de semana, informan medios locales.
El medicane es un ciclón tropical a pequeña escala, que se forma cuando una bolsa de aire frío en altura se posiciona sobre una masa de agua caliente.

Este jueves están canceladas la mayoría de las conexiones entre el continente y las islas del Egeo debido a los fuertes vientos de hasta 85 kilómetros por hora, según el servicio meteorológico griego.
Los departamentos de Atenas, las islas del Egeo, el centro y el este del Peloponeso están en alerta naranja y las escuelas han permanecido hoy también cerradas por precaución.

*El fenómeno empeorará el viernes y se extenderá por todo el país, especialmente en el norte, donde la temperatura bajará aún más, a 10 grados por debajo del promedio de la temporada*, según el el servicio meteorológico griego. 
En noviembre del año pasado, otro medicane de nombre Numa se cobró más de veinte victimas a su paso por Grecia.

En el extremo opuesto, aquí la Primavera que pintaba sólida ha comenzado a debilitarse.
Frentes antárticos siguen zumbando allá abajo;



Ayer una granizada del demonio cubrió a una localidad del Sur de la Provincia de Córdoba, el granizo era tal que parecía un paisaje colmado de nieve;



A fines de Septiembre, la nieve no se va;





Cierro ésta entrada con un nuevo estudio que inquieta;



-Durante milenios, el clima de la Tierra ha dependido del comportamiento del hielo: el ciclo de crecimiento y retroceso de los glaciares. 
Estos períodos alternantes glaciales e interglaciales coinciden con las variaciones en la órbita de la Tierra llamadas ciclos de Milankovitch , que afectan la insolación, o la exposición a la luz solar, de diferentes regiones y, por lo tanto, el comportamiento de la formación de hielo .

La duración promedio de los períodos glaciales ha cambiado con el tiempo, desde ciclos de aproximadamente 40.000 años que estaban más estrechamente alineados con cambios en la oblicuidad =inclinación del eje de la Tierra= a ciclos de aproximadamente 100.000 años, coincidiendo con cambios en la excentricidad o forma de la órbita de nuestro planeta. 

La transición entre los ciclos de 40.000 y 100.000 años ocurrió por última vez a mediados del Pleistoceno. Sin embargo, los científicos han tenido dificultades para identificar exactamente cómo comienzan las edades de hielo, por qué se alinean con estos ciclos, y por qué la longitud y las diferencias entre los períodos glaciales varían a lo largo del tiempo.

Para desentrañar estas preguntas, Lee et al. examinaron la periodicidad de los ciclos glaciales utilizando el modelo de circulación general del Laboratorio de Dinámica de Fluidos Geofísicos y Administraciones Nacionales Oceánicas y Atmosféricas en diferentes condiciones orbitales y concentraciones de dióxido de carbono y una configuración oceánica , que incluye hielo marino y simplifica las complejas interacciones de viento y agua la superficie del océano. 

Los autores realizaron cada simulación en dos conjuntos de parámetros, uno con las concentraciones actuales de gases de efecto invernadero y otro con un clima más cálido, similar al de hace 1 millón de años y antes . 
Fueron capaces de capturar cómo la órbita de la Tierra afecta la insolación en los polos, determinando el destino de la ganancia o pérdida de hielo en los polos.

En el escenario de clima frío hace más de 1 millón de años, el hielo marino tiene un tiempo más difícil de formarse fuera del Círculo Polar Ártico porque el Ártico ya está lleno principalmente de hielo marino; por lo tanto, cuando un hemisferio gira hacia el Sol, el hielo marino en el lado opuesto del planeta tiene una oportunidad de crecer. 
En teoría, la insolación debería promediar cada año a medida que la Tierra se tambalea hacia adelante y hacia atrás con las estaciones. 

Sin embargo, los cambios en las oscilaciones de la Tierra, o la precesión =ocurridas en ciclos de aproximadamente 20.000 años y acentuando cada aproximadamente 100.000 años= permiten que el hielo marino crezca más rápido en un hemisferio que en el otro. 
Debido a que el hielo refleja más radiación solar que la tierra o el agua, esto genera un circuito de retroalimentación que puede llevar al planeta a una edad de hielo.

En el clima cálido de hace 1 millón de años, la asimetría en el crecimiento del hielo marino disminuyó a medida que el hielo marino disminuía, y los períodos glaciales siguieron más de cerca el ciclo de oblicuidad de 40.000 años. 
Esta es la razón por la cual la periodicidad de los ciclos de glaciación cambió con el tiempo, los autores creen que todo se debe al crecimiento asimétrico del hielo a medida que la Tierra hace su movimiento alrededor del sol.

Se necesita más investigación para incorporar las influencias de factores como la circulación oceánica, la dinámica glacial o el ciclo del carbono, pero el estudio es el primero en señalar cómo los ciclos de Milankovitch pueden provocar la glaciación a través de la acción del hielo marino, una cuestión fundamental para nuestra comprensión del planeta y cómo cambia su clima.

¿El coeficiente J2 en marcha?...

Abrazo.

Gilgamesh***

Fuentes;
-irradiance
-chispa
-express
-losandes
-elpais
-eos

10 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Plus One.

Fernando Fernandez Colilla dijo...

+1.

Dolors López dijo...

1+

juan dijo...

Grande compañero. Tiempos de cambio nos esperan. Espero que sepamos afrontarlos. Vivimos a veces tan comodamente que ante inesperados acontecimientos naturales, por otra parte completamente normales en nuestra casa Tierra, no sabemos si sabremos afrontarlos con fuerza y dignidad. Paz para ti y todos los lectores desde Galicia España

Mario dijo...

+1

Mario dijo...

Gracias Juan, mucha luz para ti y familia.


Abrazos

Unknown dijo...

Estimado, justo ésta semana apareció ésta noticia y la he visto en varios medios a este lado de Los Andes https://www.24horas.cl/tendencias/ciencia-tecnologia/nasa-revela-que-el-calentamiento-global-desajusto-la-rotacion-de-la-tierra-y-hace-que-se-tambalee-2826023 a mi parecer una forma de contrainformar los hechos que usted expone, como siempre hechando la culpa al "calentamiento" global. Un abrazo.

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Unknown, no me cuadra lo del bamboleo de la Tierra por el peso de la nieve de Groenlandia.... seria como contrarrestarlo desde el otro extremo del Planeta..., China, y que todos los chinos diesen un salto a la vez, para corregir esa variacion del eje.... No en serio, esa evidencia del supuesto bamboleo...., deberia quedar reflejado en la orbita de los astros que se ven desde la tierra, su pase es ciclico en las diferentes estaciones.... Supongo que las orbitas estarian alteradas respecto a nuestra percepcion como observador...., y creo, NO han cambiado sus orbitas con respecto a nosotros....
Ese tipo de bamboleo o movimiento de precesion...., se lleva a cabo a traves de milenios para completarse...., no creo sea una cosa que ocurra en poco tiempo por hielo o deshielo....
Para eso, se necesitaria de un tiron gravitacional....., y ni eso ocurre de un dia a otro.... La Luna y el Sol son quienes mas nos afecta gravitacionalmente y ni eso ocurriria por su atraccion.
Creo que la Nasa, tiene que justificar sus prebendas economicas y saca esos estudios de la nada. No me creo nada.

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro Arrabal Diaz-Vandinha-Fernando Fernandez Colilla-Dólors López-Mario y 2+;
muchas gracias.


juan;
Comparto plenamente compañero, muchísimas gracias. Con fuerza, dignidad, paz y mucho amor, porque en éstos tiempos resultará más fácil odiar que amar. ¡lo mejor para Usted Juan! fuerte abrazo.


Unknown;
verá amigo, no soy quién para rebatir a científicos y expertos, ni creo ser yo a quien pretenden hacerle contra-info, jeje...pero sí a los científicos que suelo citar aquí y a quienes les creo, es a ellos a quienes les han declarado la guerra y una batalla de contrainformación. Teniendo en cuenta ésto, puedo decirle que no existe ninguna evidencia que demuestre que los mares y océanos hayan aumentado su nivel como para generar semejante bamboleo, es más, nada se ha derretido, si bien los hielos en el Norte han mermado, de ninguna manera tampoco hay prueba de que lo mermado y transformado en agua sea de tal magnitud. Los bamboleos y modificaciones de la esfera terrestre obedecen a causas naturales astronómicas, ni mil millones de elefantes parados todos en un mismo punto podrían siquiera mover una décima de grado al planeta.

Ésto de los bamboleos, rotación y traslación, excentricidad, etc., ya está bien claro desde hace mucho tiempo, a lo cual deben sumarse factores múltiples como por ejemplo, la posición del resto de los planetas del sistema solar, incluso la zona que el todo el mismísimo sistema solar va recorriendo.
No sé si mi respuesta le satisface, pero es todo lo que puedo decirle al respecto. Muchas gracias por la consulta y sus apreciaciones. Abrazo.

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro;
comparto tu aporte a Unknown. Abrazo, gracias.