sábado, 4 de febrero de 2017

* Del bocho *

***Hermoso Sábado para todos.

Al fin la lluvia por aquí trayendo el fresco necesario para muchos días de calor.
Y ¿porqué no quedarme en la cama hasta las 12? largos días de dormir con el ventilador nunca es algo agradable por más que haga calor, uno duerme mal.

Hoy los truenos avisaron a eso de las 7 y a las 8 se largó.
Parecía un milagro ver moverse a las blancas cortinas de la ventana que en éstos días de calor semejaban a bloques de yeso.

Placer...algo que va reñido generalmente con las *normas*.., ¿quedarme en la cama hasta las 12 ?..¿porqué no? ya no hay niños que cuidar ni alarma del despertador que me ordene zanbullirme en la rutina laboral, tampoco nadie con quien compartir unos matecitos sabatinos.

Y me quedé en la cama hasta las 12 y media, sintiendo el fresco ya natural y no artificial del ventilador, fumando un cigarrillo y escuchando algo que contaban por la radio.
Placer..algo que va reñido generalmente con la medicina, puesto que para no sentirlo porque nos saca de la rutina que el sistema necesita que tengamos...el placer es algo malo.

Relojes, horarios, normas, y lo que es peor; modas.
Cuando el sistema ha ido borrando de nuestro cerebro la capacidad de hacer nuestra voluntad el individuo se enferma, y eso nace en *el bocho*..o sea el cerebro.
China se expande, crece, se vuelve potencia, y conjuntamente con ello ha tenido que comprar la moda consumista de Occidente, aquella China que conocíamos a través de los viejos libros es hoy algo parecido a lo que el consumismo logró con los japoneses.

Cuando *para ser hay que parecerse a* empieza el camino hacia la enfermedad mental, que no necesariamente se diagnostica como *demencia*, hoy se llama *depresión*, que en definitiva es el sinónimo de sentirse insatisfechos ante una situación que no podemos modificar.

Relaciones de pareja y luchas de poder, conflictos entre padres e hijos, metas económicas inalcanzables, y la pena milenaria de no saberse para qué se está en éste mundo.

Después el autocompadecimiento, la autovictimización, eso de *nadie me entiende*, terminan generando una *unidad de consumo de salud* necesaria para quienes son una *unidad de venta de soluciones para los que buscan salud*.

Tal como sabiamente decía el Dr. Raschid en el audio que les dejé hace días atrás *la industria nefasta no nos necesita ni muertos ni sanos*, nos necesita enfermos.

No sólo para vendernos medicamentos sino además terapias....algo que goza de muy buena salud en una sociedad que se enferma con suma facilidad.

Cosas que en definitiva son más de lo mismo, *sugestión*, algo que en la religión hace el cura cuando te confiesa, te escucha, te hace rezar 20 padrenuestros y te dice que *el señor ya te ha perdonado, ve en paz*.

Así funciona gran parte de lo que hoy pulula y vaya.. que se las han ingeniado..jeje.
Nuevos logismos, nuevos léxicos que al ser nuevos suenan como si tuvieran el poder de ser ciertos, irrefutables y exitosos.

Como para graficar con algo que se me ocurre ahora, podría seducir a un potencial *cliente* autograduándome en *psicología cerebro-magnética* y afirmando que;

 *Usted está deprimido porque uno de sus neurotransmisores está íntimamente ligado a la actividad de nuestro campo magnético terrestre y tenemos que trabajar sobre esa disfunción, para lo cual programaremos una dieta rica en hierro, lo cual al igual que el núcleo terrestre, logrará equilibrar ese hilo neuronal que eficientizará sus antidepresores y así,  romper esa dependencia que le provoca la depresión*

¿suena interesante eh...jeje?.

Y ahí vamos...comprando y vendiendo cosas inútiles que casi siempre solo benefician al que las vende...
Si alguna vez lográramos administrar nosotros mismos nuestros pensamientos...no se a qué se dedicarían tantos otros...
Excelente nota sobre éstas cuestiones en China y del bocho y de las modas y de las insastisfacciones;



El sueño del mercado y los desórdenes mentales

China down

Los diagnósticos de enfermedades mentales de moda en Occidente llegaron al país que arrastra aún el trauma de la Revolución cultural y que suma el trauma inverso por la apertura al mercado global.

Por Alejandra Jalof *

El Dr. Freud decía que gracias a que soñamos podemos seguir durmiendo.

El sueño chino del mercado global trajo, además, sus pesadillas y, entre las toneladas de gadgets que hoy consume, se encuentran los diagnósticos de enfermedades mentales de moda en Occidente.

El fantasma de la depresión ya aqueja al gigante despierto. Según la revista británica The Lancet, en 2011, uno de cada cinco adultos en China padece un desorden mental.

A partir de Deng Xiaoping, salud y productividad coinciden y a toda alteración de esa ecuación se la llama depresión. Podemos ver en internet a un *hombre chino deprimido* en compañía de la que dice que es su hija, una enorme muñeca por la que pagó 2200 dólares en un sitio que la promocionaba como *muñeca tamaño infantil para amarla*. Su *pequeña mariposa*, como la llama, lo acompaña a todos lados. Más allá de la realidad o ficción, lo que se muestra es la nula especificidad del término depresión.

En Occidente la bipolaridad ya desplazó a la depresión, pero China continúa su facturación antidepresiva gracias al fantasma de exclusión social. Dicen que las razones son, por un lado, que los chinos arrastran todavía el trauma de la Revolución cultural al que se suma el trauma inverso por la apertura al mercado global.

Los jóvenes ambiciosos emigraron a las ciudades y dejaron solos a los viejos en el campo. Los estudios estiman 30 millones de deprimidos en China, según ellos, por causas sociológicas. Hablar del sufrimiento psíquico está mal visto en China, por lo tanto los chinos no abren la boca, y sólo consulta el 3 por ciento. Ahora se invita a que se hable más de sufrimientos particulares que antes parecían no existir y esto aumentó la cantidad de consultas pero, como enseña el psicoanálisis, no siempre se dice cuando se habla; y a su vez, las ofertas terapéuticas están diseñadas para callar lo que podría decirse en caso de que alguien escuchase.

Aprovechando este silencio los laboratorios ya se pusieron el babero dado que sólo con el 3 por ciento de consultantes, el número ronda en 300 millones al año.

Convidados de piedra al banquete de la depresión, se suman los viejos tratamientos adiestradores de la conducta a los que se llama hoy *Ciencias del cerebro*. La *cerebromanía* cunde en Occidente y sus discípulos chinos lo han aprendido bien.

En cualquier peluquería china encontramos la revista Para ser bella, que, en un ejercicio de sincretismo cultural, explica que *la causa de la depresión es el estancamiento de energía en el hígado, lesionado por deseos no cumplidos que generan frustración o rabia*. 
La metáfora de la plomería humana concluye que *dicho estancamiento repercute en el sistema nervioso y los neurotransmisores que modifican la morfología del cerebro*.

China ya tiene su versión adaptada del yin y el yan, el maridaje entre las pasiones y los neurotransmisores. El tratamiento psíquico en China es caro y los sistemas públicos de salud, antes cooperativistas, ahora cobran aranceles.

Según un informe del diario Shenzen Special Daily, los honorarios de los profesionales registrados son de 50 dólares la hora. Quienes acceden a pagar ese costo, al parecer tienen expectativas tan exorbitantes como el precio de los tratamientos, lo que hace que en ocasiones los fracasos terapéuticos se paguen con agresiones físicas de parte de los pacientes.

Para salir del apuro, los chinos inventaron una versión más económica, casi descartable, del terapeuta psi; la figura del Consejero certificado; técnicos de magra formación profesional al que los muy sabios chinos casi no consultan.

El psicoanálisis existe en China pero relegado y como práctica más bien exótica, con analistas importados de Francia, Polonia y Argentina. La competencia del mercado queda así entre los laboratorios y las mal llamadas neurociencias, que pretenden reemplazar sus inexistentes basamentos teóricos por imágenes coloreadas del cerebro obtenidas por RM, hoy en día de sospechada confiabilidad.

La nueva *cerebrología* oculta que su verdadera intención no pertenece al ámbito de la salud sino al de la Economía política a nivel global. En nombre de un *cerebro saludable* imponen modelos de comportamiento y su aceptación. La nueva ingeniería social opera con las viejas técnicas de sugestión y reforzamiento de la conducta con premios y castigos.

El resultado esperado es una feliz renuncia al deseo en nombre de la claudicación de sus libertades y la pauperización del lazo social; pertenezcan a la clase que fuere.

*Todos proletarios*, decía Jacques Lacan cuando avizoraba el futuro de los humanos. Argentina ha comenzado a dar sus primeros pasos en esa dirección, y, ya cuenta con el beneplácito de un gran sector de sus habitantes que bailan sobre el Titanic, mientras esperan a sus camaradas chinos en la plataforma submarina.

Alejandra Jalof 
Psicoanalista. Miembro de la Asociación mundial de Psicoanálisis =AMP=. Miembro de la Escuela de Orientación Lacaniana =EOL=.

Gilgamesh***

Fuente;
-elortiba

6 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Lehaim HermanO.

A la industria de las pocimas sinteticas no les interesamos ni vivos, ni muertos....., Nos prefieren enfermos y si es cronico de por vida mejor.....

Mejor cuidarse antes que enfermar y llenarles los bolsillos a estos depravados...... Y llegado el caso, mejor acudir a la naturaleza.

Si es de origen de una planta consumelo....., pero si esta fabricado en una planta, desechalo.

Fuerte apreton de manos.

LEHAIM.

eleritzo espaider dijo...

..estamos fatal..esclavitud por inducción..dependencias a..
..hace ya cuatro años de mi " nueva oportunidad" me negué a tomar medicación de por vida..y según la misma ciencia..estoy bien..no tengo botiquín,solo dos productos naturales y uno lo he estrenado..y para dolores, natural también..cada día mas gente
..para la " psique" hermano, primero, hace falta una Luz..y a veces ni eso..Namasté..

Manuel dijo...

Bipolaridad antes se llamaba doble personalidad creo recordar y para mí es como decir tú y tu clon conviviendo juntos, uno con alma y otro sin ella también diría, seres ni-nis donde el clon es un parasito y además rápidamente va convirtiéndose en predominante que externaliza ¿y por qué? Un experimento científico con perros clonados y modificados genéticamente para alcanzar mejores cualidades en dichos perros cuando se les puso a prueba resultaron apáticos, sin interés, indolentes, faltos de impulso, vamos una mierda de perros y llegaron a la conclusión que les faltaba espíritu. Buena labor hicieron los arcontes y sus lacayos sirvientes codiciosos con el divide y vencerás para perjuicio del hombre. O eso a mí me lo parece viendo el experimento, aunque no soy ningún experto en la materia.

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

Lehaim a TodoS.

Yo padezco alergia medicamentosa en un sifin de medicamentos....

Mi botiquin casero para dolencias fisicas consta de AJOS, LIMONES y una PULSERA DE COBRE que siempre llevo en la muñeca del brazo derecho.
Para el Alma....., cuento hasta 10 y respiro profundo....., antes de arrepentirme por impulsivo....., pues, luego viene el remordimiento, otras penas y compasiones....., que luego te hacen sentir mal.
Una buena dosis de T.H.C....., doma hasta al mas guerrero..... ¡Cuantas guerras no existirian si los "mandaguerras", lo rularan un poco.....!.

Saludos muy CordialeS.

LEHAIM.

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro Arrabal y 1+;
muchas gracias.


Alejandro;
gracias por compartirnos tus recetas amigo, yo tampoco tengo botiquín con medicinas, el Padre nos dé salud pero de perderla realmente no es algo que me preocupe en demasía, me preocupa mucho más perder el control de mis pensamientos, y en eso me centro siempre, aunque la batalla no es nada fácil. Abrazo hermano.


Manuel;
gracias por tu análisis que valoro y mucho, comparto, y la única experticia valiosa es saber Ver, con eso amigo...ya es mucho. Fuerte abrazo.


elertizo espaider;
gracias por tu relato amigo. Esa luz depende de nuestra capacidad de hallar el interruptor, una hallado..adiós sombras. Abrazo grande.