miércoles, 4 de enero de 2017

* Negociados verdes *

***Hermosa noche de Miércoles para todos.

Verán.., ya me he liberado del ajetreado fin de año y el trabajo que me acota los tiempos, es decir que en Enero-Febrero estoy cuasi-liberado, pero después del desastre que han dejado las tormentas por aquí me he metido en camisa de 11 varas donando mi tiempo, pero no voy a dar detalles ya que no es esa la cuestión.

Aclaro ésto para justificar que por falta de tiempo les voy a compartir un informe en crudo, algo que no es mi costumbre y ustedes lo saben.

Pero el informe es tan bueno y proviene de hermanos que están en la misma que muchos de nosotros, que no lo editaré y haré un copy paste, que creo, bien merece la pena.

Éstos amigos no eran conocidos por mí hasta hace +- un año, y me honra citarlos ya que antes de conocerlos yo entregaba mis reflexiones con respecto a éste tema, y afortunadamente veo que estamos coincidiendo sin siquiera conocernos.

A eso le llamo Gnosis espontánea o Gnosis innata que despierta cuando debe despertar.
Sabrán disculpar los formatos, los cambios de letra y demás anormalidades que aquí no ocurren, pero el informe es tan excelente que opaca cualquier intento mío de explicarlo como siempre lo hago, y es esa bendición de contar con la brillantez de cada quien que enriquece desde la diversidad y particularidad de la expresión distinta sobre un mismo hecho, y que en el fondo nos dice lo mismo.

Espero saquen el provecho de ésta notable editorial de los amigos de OETEC  


04-01-2017 | La industria de la energía "verde" se ha convertido en un negocio de más de un trillón de dólares anuales. Decenas de miles de nuevas oportunidades de inversión se expanden a escala global. ¿Las principales inversoras? Grandes compañías petroleras que buscan nuevos escenarios de rentabilidad a través de las renovables. ¿Las naciones beneficiadas? El tradicional puñado de potencias industriales de Occidente, a las que debemos sumar China. A continuación, un repaso del "calentamiento global" como enorme negocio del que las ONGs del fundamentalismo ambiental no hablan. Porque el debate que debemos darnos es si la Argentina, importantísimo actor con elevado grado de desarrollo nuclear, potencia en combustibles fósiles con Vaca Muerta, cuencas carboníferas aún inexplotadas y un potencial hidroeléctrico sumamente desaprovechado -todas fuentes energéticas que tienden a abaratar el precio de la energía, consolidando su abundancia y la confiabilidad del suministro-, debe rendirse al negocio del cambio climático (que además nos excluye) y a la ciencia basura del lobby "verde" o, por el contrario, erigir un sistema energético seguro, predecible, abundante y barato. En pocas palabras, la energía como derecho humano, como herramienta de desarrollo, de acceso universal y progresivo. 



Fuente: Informe en minoría del Comité en Ambiente y Empleo Público del Senado de EE.UU. "De cómo un Club de multimillonarios y sus Fundaciones controlan el movimiento ambientalista y la EPA [Agencia de Protección Ambiental] de Obama" (30 de Julio de 2014). Se lee en la introducción: "En realidad, una élite de millonarios y multimillonarios de izquierda -a la que este informe se refiere como el Club de multimillonarios- es quien dirige y controla el movimiento ambientalista de extrema izquierda, que a su vez controla las principales decisiones de política y los lobbies por parte de la EPA... La puerta giratoria "verde" en EPA, se ha convertido en un activo valioso para la izquierda y sus donantes ricos... Muchas Fundaciones y grupos extremistas de la izquierda medioambiental se han comprometido a desinvertir en los combustibles fósiles e invertir en proyectos renovables". Este mismo movimiento es el que controla el Ministerio de Ambiente de la República Argentina, y que lejos de llevarse mal con la industria petrolera enquistada en el Ministerio de Energía, comparten negocios y los objetivos de desplomar el consumo y de tender a una energía cada vez más cara y escasa.

¡Muerte al derecho de criticar y disentir!
Los grandes medios de comunicación -en conjunto o como parte del establishment público y/o privado- taladran mediáticamente con el concepto del "calentamiento global de origen antropogénico" (CGA). Dicho y erróneo concepto, alega que el 97% de "los científicos" de todo el mundo han comprobado que el CGA es real y culpa directa de las actividades desarrolladas por los seres humanos (de allí el calificativo de antropogénico), responsables de liberar a la atmósfera inmensas cantidades de dióxido de carbono (CO2) entre otros gases de efecto invernadero (GEI), tales como el metano (CH4), la familia de óxidos de nitrógeno NOx y el vapor de agua.

En primer lugar y que será abordado en otro informe, es falso que el 97% de los científicos del mundo respalden dicha hipótesis. Y aún más relevante: no ha sido precisamente a través de "consensos" que la ciencia se abrió camino sino a través de hombres y mujeres que se atrevieron a cuestionar las reglas o hipótesis generalmente aceptadas por sus contemporáneos. Cabe agregar, al respecto, que muchos de esos verdaderos próceres de la humanidad fueron perseguidos y asesinados justamente por quitar los "pies del plato", pues tal cuestionamiento afectaba intereses y privilegios constituidos. Y es por igual motivo que no llama la atención en absoluto la persecución de la que los científicos que rechazan el calentamiento global de origen antropogénico y al CO2 como "veneno de la humanidad" están siendo víctimas en estos años. Incluso, se llegó al extremo de pedir la encarcelación y el trato de "criminales" para aquellos hombres y mujeres de ciencia que se atrevan a poner en tela de juicio las teorías del calentamiento global de origen antropogénico (aplicación de la Ley RICO).




Fuente: The Washington Times, nota publicada en abril del año pasado. Se informa allí de una iniciativa legislativa que de aprobarse podría autorizar a fiscales y jueces a investigar (y encarcelar, de demostrarse la culpabilidad) a aquellas personas que cuestionaran el calentamiento global de origen antropogénico. En efecto, en marzo del 2016 pasado se presentó un proyecto legislativo en el Estado de California (California Climate Science Truth and Accountability Act) autorizando la persecución por parte de fiscales y jueces a petroleras, think tanks y personas que "engañaran al público sobre los riesgos del cambio climático" (sic). ¡Siglo XXI!

En segundo lugar, y volviendo a la cuestión del dióxido de carbono, somos partidarios de la hipótesis que afirma que las concentraciones crecientes de CO2 en la atmósfera no contribuyen al calentamiento global ni al cambio climático. En verdad, dicha concentración es tan ínfima que no llega al 0,1% del total atmosférico.

Un sistema complejo de realimentación regula la temperatura de la Tierra, manteniéndola inmune a las fluctuaciones de la concentración de GEI. Asimismo, contrariamente a lo que se cree, el principal gas de efecto invernadero no es el CO2 sino el vapor de agua. Recordemos que el químico sueco Svante Arrhenius describió el efecto invernadero precisamente en un "invernadero", es decir, en un sistema cerrado. Y ésta no es la dinámica que experimenta la atmósfera del planeta Tierra.




Típica ilustración del fundamentalismo ambiental. Sucede, no obstante, que el CO2 o dióxido de carbono es un gas incoloro.

El vapor de agua es la forma gaseosa del agua y el mayor contribuyente, por lejos, al temido "efecto invernadero". Si viajamos a la fisicoquímica, observaremos que la absorción espectral del vapor de agua es mayor a la de CO2. Esto es, el vapor de agua absorbe una mayor cantidad de frecuencias del espectro electromagnético que viaja como fotones desde el sol. Así, la energía absorbida por las moléculas de agua o dióxido de carbono será directamente proporcional a la frecuencia de la energía proveniente de dicha fuente (el sol).

Si absorbe mayor cantidad de frecuencias, entonces absorberá más energía y hará que aumente su temperatura y la del aire circundante. Además, el contenido de vapor de agua en la atmósfera inferior varía del 1% al 4% mientras que la concentración de CO2 es 0,040%. Esto es, casi 100 veces más de diferencia. Por lo tanto, el vapor de agua tiene muchísimo mayor efecto invernadero que el CO2 y sería el responsable de más del 95% del mismo.

Por último, recordar que el CO2 emitido por el ser humano participa con apenas el 0,28% de la cantidad total de este gas en la atmósfera, siendo el vapor de agua el principal gas de efecto invernadero. La contribución de la naturaleza en GEI es del 99,72%.

El negocio "verde" del calentamiento global
Ahora bien, más allá de la ciencia atmosférica y las demostraciones empíricas, el mito masificado del "calentamiento global" por culpa de la especie humana está siendo responsable de una distribución injusta de la riqueza y la calidad de vida entre seres humanos. Aquí sí sus verdaderos efectos dañinos y, por supuesto, su fundamental propósito.




El "Climagate" fue uno de los escándalos más conocidos de la climatología mundial. En 2009, una serie de documentos y correos electrónicos privados fueron develados por un hacker externo o una fuente anónima interna de uno de los templos de la "calentología". Se trata de la Unidad de Investigación del Clima (CRU, por sus siglas en inglés), perteneciente a la Universidad de East Anglia (Gran Bretaña), uno de los centros de investigación más activos en sus esfuerzos por demostrar la teoría del calentamiento global de origen antropogénico. Los documentos y correos en cuestión revelan que dicho centro manipuló sus datos para que se ajusten a la teoría del cambio climático. En un correo del 28 de septiembre de 2009, uno de estos científicos anuncia su intención de bajar 0,15 grados la temperatura registrada del océano para que se ajuste a sus modelos. Algunos de los periódicos más importantes de la prensa anglosajona hicieron eco del suceso (ver bibliografía).

Y, paradójicamente, las empresas petroleras tienen mucho que ver al respecto: en su inmensa mayoría son las dueñas de buena parte de la tecnología "verde". Por ejemplo, fueron las que crearon el corrupto y mundialmente conocido negocio de los Créditos de Carbono, promocionado, patrocinado y apalancado por el Banco Mundial.

Estos instrumentos financieros se emiten en favor de los países que "ahorran" emisiones de GEI, facilitando la instalación de paneles solares y aerogeneradores. Por su parte, la industria "verde" hace tiempo que no necesita convencer a nadie de que sus actividades no impactarán en el clima. Se dedican, en efecto, a expandir sus negociados, invertir su presupuesto en investigación y desarrollo (I+D) y difundir la idea que los combustibles fósiles serán cada vez más onerosos de la mano de la creciente decadencia de los pozos petroleros.




Fuente: Banco Mundial, publicado en junio de 2015. Título:"Los MDBs proporcionaron 28.000 millones de dólares en financiamiento climático; el G7 pide más" (ver bibliografía). Fueron 28.000 millones solamente en 2014, pero 100.000 millones entre 2010 y 2014.

En la nota referida en la imagen, el Banco Mundial afirma: "Un nuevo informe de los seis grandes bancos multilaterales de desarrollo (MDBs), desglosa sus compromisos combinados de financiamiento climático en 2014, considerando la mitigación, la adaptación y las inversiones regionales. Durante los cuatro años transcurridos desde que comenzaron a elaborar informes conjuntos, los bancos multilaterales de desarrollo han proporcionado más de 100.000 millones de dólares en financiación para el clima. A medida que la comprensión de los riesgos planteados por el cambio climático aumenta, se les pide que hagan más. El informe abarca el financiamiento climático del Banco Africano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Europeo de Reconstrucción y Fomento, el Banco Europeo de Inversiones, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Grupo del Banco Mundial".

División internacional del trabajo y desigualdad "verdes"
Las compañías líderes en los mercados solar y eólico no producen ni derraman trabajo o inversiones genuinas en los países donde se instalan. Más bien, contribuyen a la transferencia de fondos desde los países en desarrollo hacia los organismos de crédito (a través del pago de onerosas facturas eléctricas) y al fomento de la desregulación de los mercados eléctricos y la privatización de las compañías que rigen dichos mercados. Por su parte, las empresas que consumen carbón, gas natural y biocombustibles -todos insumos de la síntesis química que provee mejoras en la calidad de vida de cualquier población y que son alimento de las calderas y/o turbinas para generar electricidad a costos accesibles- deben abonar el precio de mercado, cartelizado. Y con un agravante.

El sesgo renovable hacia lo eólico y solar ha dejado de lado el desarrollo del espectro nucleoeléctrico. A propósito, un experto del área económica del Organismo Internacional de Energía Atómica refiriéndose a las razones de la falta de financiación del Banco Mundial hacia proyectos de esta índole reconoció "debimos negociar". Los bajos costos de la energía eléctrica producida por las centrales nucleares no eran un negocio rentable para el mercado; mucho menos una competencia digna de fomentar por parte de la industria petrolera.




Imagen de la CNN, de una calle de la ciudad de Jeremie, Haití, luego del paso del Huracán Matthew. El pueblo haitiano no necesite de miles de millones de dólares destinados a construir un sistema eléctrico basado en las renovables intermitentes como pretenden las ONGs del fundamentalismo ambiental y la burguesía "verde" del Primer Mundo. Lo que necesita Haití es una central nuclear financiada por Naciones Unidas que le permita llevar a cero las importaciones de combustibles, a la vez que inyectando a la red una fuente de energía eléctrica de suministro constante, abundante y barato, y que no tenga que apagarse si sopla mucho viento o si la radiación del sol disminuye por culpa de sus propias fluctuaciones atmosféricas.

Conclusiones
Los 100.000 millones de dólares "invertidos" para combatir el cambio climático entre 2010 y 2014 no mejoraron la calidad de vida de las poblaciones más afectadas por catástrofes naturales ni redujeron la cantidad de víctimas ante cada hecho de esta naturaleza. De hecho, los países que más las padecen las siguen padeciendo, nada más que ahora atiborrados de paneles solares o molinos de viento (los cuales dejan de funcionar si el clima no es benigno).

Volvamos ahora a la imagen del comienzo. Se trata del informe del Comité en Ambiente y Empleo Público del Senado de EE.UU. (en minoría) titulado "De cómo un Club de multimillonarios y sus Fundaciones controlan el movimiento ambientalista y la EPA [Agencia de Protección del Medio Ambiente] de Obama" (30 de Julio de 2014). En su introducción leemos: Se lee en la introducción: "En realidad, una élite de millonarios y multimillonarios de izquierda -a la que este informe se refiere como el Club de multimillonarios- es quien dirige y controla el movimiento ambientalista de extrema izquierda, que a su vez controla las principales decisiones de política y los lobbies por parte de la EPA... La puerta giratoria "verde" en EPA, se ha convertido en un activo valioso para la izquierda y sus donantes ricos... Muchas Fundaciones y grupos extremistas de la izquierda medioambiental se han comprometido a desinvertir en los combustibles fósiles e invertir en proyectos renovables".

Ahora, prestar atención a la siguiente frase, extraída del mismo reporte: "Tim Woodward, Director de Prelude Ventures [una de las ONGs "verdes"], ha dicho…: "Todavía creemos que los avances en energías renovables solar y eólica significan importantes oportunidades... Por desgracia, la energía sigue siendo un recurso muy económico en América del Norte, y este hecho puede dificultar para muchos clientes prestar atención [en la importancia de las mencionadas tecnologías renovables]". A propósito de esta frase, perfectamente aplicable a la Argentina de Mauricio Macri, Juan José Aranguren y Greenpeace al frente del Ministerio de Ambiente, los autores del informe agregan: "Sólo un afiliado del Club de multimillonarios destinado a las tecnologías renovables podría expresar decepción en precios bajos de la energía".

Es este mismo movimiento -y su reaccionaria forma de pensar y obrar- el que controla los ministerios de Energía y de Ambiente de la República Argentina, y que lejos de llevarse mal con la industria petrolera enquistada en el primero, comparten negocios así como el objetivo de desplomar el consumo y de tender a una energía cada vez más cara y escasa.

El debate que debemos darnos es si la Argentina, importantísimo actor con elevado grado de desarrollo nuclear, potencia en combustibles fósiles con Vaca Muerta, cuencas carboníferas aún inexplotadas y un potencial hidroeléctrico sumamente desaprovechado -todas fuentes energéticas que tienden a abaratar el precio de la energía, consolidando su abundancia y la confiabilidad del suministro-, debe rendirse al negocio del cambio climático (que además nos excluye) y a la ciencia basura del fundamentalismo ambiental o, por el contrario, erigir un sistema energético seguro, predecible, abundante y barato. En pocas palabras, la energía como derecho humano, como herramienta de desarrollo, de acceso universal y progresivo.

La disyuntiva queda planteada desde otro lugar, uno que prioriza la seguridad energética, el desarrollo autónomo e independiente de las naciones y una distribución justa de la riqueza para la mejora sustantiva de la calidad de vida de todos los seres humanos por igual, sobre todo los más necesitados.

Bibliografia
OETEC (12/12/0216) Alemania, transición energética y carbón: lecciones para el macrismo y la paralización de Río Turbio

OETEC (29/11/2016) China y España: las ganadoras del Plan RenovAr (o la derrota de la industria y el empleo argentinos)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2215&area=1

OETEC (23/11/2016) Río Turbio, el Plan RenovAr chino y la hipocresía "verde"
http://www.oetec.org/nota.php?id=2201&area=1

OETEC (8/11/2016) La "pesada herencia" en renovables y la velocidad de diversificación de la matriz
http://oetec.org/nota.php?id=2172&area=1

OETEC (25/10/2016) Energía eólica: las lecciones del "mundo" y el plan RenovAr
http://www.oetec.org/nota.php?id=2148&area=1

OETEC (21/10/2016) Metas Nacionales de Energías Renovables 2018-2025. Implicancias de una masiva incorporación de renovables "intermitentes"
http://www.oetec.org/nota.php?id=2139&area=1

OETEC (8/08/2016) Las lecciones que el Energiewende deja al Plan RenovAr del macrismo
http://www.oetec.org/nota.php?id=1992&area=1

OETEC (20/07/2016) "Sr. Presidente: el problema es el monóxido de carbono; no el dióxido de carbono"
http://www.oetec.org/nota.php?id=1943&area=1

OETEC (18/07/2016) "El Presidente Macri quiere africanizar la Argentina"
http://www.oetec.org/nota.php?id=1930&area=14

OETEC (15/05/2016) Yacimiento Río Turbio, la calidad del carbón y la desidia del Presidente Macri
http://www.oetec.org/nota.php?id=1813&area=20

OETEC (18/02/2016) Greenpeace, las represas en Santa Cruz y la central Río Turbio
http://www.oetec.org/nota.php?id=1579&area=1

OETEC (14/12/2015) El impacto económico y social de las inversiones públicas en Río Turbio (2003-2015)
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201472&area=%201

OETEC (7/09/2015) Puesta en marcha de la Central Térmica Río Turbio http://www.oetec.org/nota.php?id=1376&area=20

OETEC (26/03/2015) Estado de avance en la recuperación del yacimiento carbonífero Río Turbio http://www.oetec.org/nota.php?id=%201090&area=%201

Principia Scientific International (12/10/2016) Man-Made Global Warming Myth & Why Big Green Investors Rely On It http://principia-scientific.org/man-made-global-warming-myth-big-green-investors-rely/

The Washintong Post In the trenches on climate change, hostility among foes (21/11/2009) http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2009/11/21/AR2009112102186.html?nav=hcmodule

BM (16/6/2015) MDBs Provided $28 Billion in Climate Finance in 2014; G7 Calls for Scaling Up http://www.worldbank.org/en/news/feature/2015/06/16/mdbs-28-billion-climate-finance-in-2014

United States Senate. Committee on Environment and Public Works. Minority Staff Report. "How a Club of Billionaires and Their Foundations Control the Environmental Movement and Obamas EPA"
http://fuelrfuture.com/pdfs/SenReport-AGWFraud.pdf


Gilgamesh***


3 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

eleritzo espaider dijo...

..seguro que estás echando "un cable" a alguien..artículo excelente..muy claro y contundente..Gracias,como siempre..Namasté.
PD: ..los comentarios de Néstor,son de una ternura extraordinaria..

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro y 2+;
muchas gracias.


eleritzo espaider;
algo de eso amigo...jeje, del cable, y sobre N uno de esos corazones nobles a más no poder. Fuerte abrazo, gracias.