martes, 21 de marzo de 2017

* Por favor... *

***Bella noche de Martes para todos.

Éste post viene a cuento de haber visto en el sitio amigo Ágora Libre, un video excepcionalmente didáctico, ¡¡¡imprescindible!! afirmo, y también por una experiencia personal relativamente reciente.
El video se titula *sectas* pero a no confundirse porque mucho de lo que se cita en él no tiene el formato de secta sino de común y vil negocio que al final termina quemándote el cerebro aún cuando no te secuestre.

Todos nos equivocamos y nos seguiremos equivocando, es una lamentable constante que atraviesa toda vida humana.
Algunos recogen de sus errores la suficiente experiencia para no seguir cometiéndolos, otros, los recogen para todo lo contrario, como si recolectar errores para seguir repitiéndolos fuera una especie de compulsión inevitable.

Yo asumo mis errores, los pasados, los presentes y los que seguramente llegarán, sin embargo estimo que en la niñez, adolescencia y temprana juventud es justificable errar a mansalva, tiempos lógicos y predecibles en la media de un individuo que está forjando su ruta de vida.
Pero cuando llegamos a los 40 años de edad, creo que de allí hacia adelante, nuestra sapiencia nos pone a prueba en una etapa que también debería ser lógicamente de un menor grado de errores puesto que madurar no es sólo una cuestión física, sino fundamentalmente mental.

A lo largo de la vida, cualquiera que me lea podrá reconocer que en algún momento de nuestra vida alguien que no encuentra respuestas o soluciones a sus problemas se acerca a nosotros porque vé en nosotros a alguien en quien poder confiar, alguien que quizás pueda ayudarnos a identificar dónde nace el error y así, salir de un momento difícil. Hemos sido tanto receptores como emisores, seguramente alguna vez, como decía, en nuestra vida.
No siempre los consejos que nos dan quienes elegimos para apoyarnos nos garantizan que serán los mejores porque la aplicación del consejo dependerá de la individualidad única e irrepetible de lo que cada uno somos.

Todo eso está más que claro, ahora bien, imaginemos que alguien acude a nosotros un día y nos dice desesperadamente que cada vez que mete sus dedos en el tomacorrientes padece de un desagradable shock eléctrico...

Pues bien..., le diremos entonces que si no deja de hacerlo será imposible no padecer del shock eléctrico.
Si la persona sigue metiendo los dedos en el enchufe, lamentablemente nos habrá hecho perder nuestro tiempo al intentar ayudarle, e inevitablemente se va a uto-destruir cuando quede electrocutada sin más remedio.

Todos también, alguna vez en la vida, en nuestra válida búsqueda de respuestas hemos picado de aquí...y de allá, y la gran mayoría ha experimentado lo que llamo el *éxtasis inicial y temporal* cuando ha creído alcanzar la felicidad absoluta o la sabiduría total.
Como para ejemplificar, nunca olvido mis primeros y lejanos años de experimentar con aquella Metafísica de la línea de Conny Méndez, cuando podría afirmar que sentí el crepitar del fuego divino encendido en mi corazón como si fuera el sonido de un fósforo de madera.

Pero como siempre...ese éxtasis se diluye a medida que al intentar aplicar la teoría en la práctica, se derrumba ante la cruda realidad cotidiana y sus múltiples variantes de extrema complejidad.
Lo mismo podríamos ejemplificar con tanta nueva o vieja disciplina que el ser humano prueba, el éxtasis inicial, el desencanto siguiente, y la posterior decepción que generalmente termina revelando que fué peor el remedio que la enfermedad...

Si alguien pretende buscar a otro esperando que sea una especie de roca obligada a escuchar en absoluto silencio y a no decir absolutamente nada, se equivoca, puesto que para eso, es mejor tomar un micrófono y grabarse a uno mismo y disponer de la grabación, o bien ponerse frente al espejo, que seguramente nada le dirá.

Digo ésto porque cualquiera que nos cuente algo o si nosotros mismos decidimos contarle algo a otro, hay que entender que sin reciprocidad no hay sentido.
Que quien cuenta algo que le aqueja evidentemente espera una devolución, una opinión, algo..., una palabra que le ayude a salir de lo que le aqueja.

Cuando uno está siendo todo oídos, todo ojos, todo tiempo, para alguien, ha de ser porque en Verdad le ama, le quiere, le estima, le valora, y trata uno de ayudarle en todo lo posible para que esa otra persona salga de su problema, aún sabiendo uno que ese otro quizás no encuentre la solución, pero uno no evalúa ésto como un negocio que puede dar pérdida o ganancia, uno sigue porque ama y no escatima esfuerzos.

Y hay personas que confían en nosotros, y que parecen escucharnos, sin embargo, mientras asienten con su cabeza o afirman entender...parecen no entender.
Es como ese estudiante del oficio de gasista que va al colegio 4 años y cuando sale a hacer su primer trabajo...fuma mientras intenta reparar una cañería que pierde gas..

Hay en muchas personas una especie de vocación para cometer el error aún sabiendo que se va a equivocar y aún habiendo escuchado las mejores recomendaciones, habiendo leído los mejores manuales y habiendo dispuesto de la gracia de tener a esos ojos, oídos, y a ese tiempo que le dispensaron para explicarle un montón de cosas que antes tal vez no conocía, pero luego de conocerlas...las ignora por completo.
Y entramos ahora en la cuestión del concepto que muchas personas tienen sobre lo válido o lo no válido para su capacitación en el arte de vivir.

Muchos habrán tenido la gracia de convivir con Galileo para saber que la Tierra giraba alrededor del Sol, sin embargo no sería hasta siglos después, cuando se supiera que quienes afirmaban que era al revés...y que condenaron a la muerte a Galileo, estaban equivocados, para valorarlo ahora ya muerto y no en su momento cuando estaba iluminando a quienes estaban en la más absoluta obscuridad.
Imagino lo que habrá sentido Galileo..
¿se podrían poner en su piel?...

Eso mismo siente quien te está regalando soluciones o al menos alternativas válidas para que salgas de lo que te aqueja, pero generalmente la gratuidad de tu servicio parece carecer del valor que para algunos, se adquiere pagando un curso...como si pagar el curso, comprar el libro, u oblar la entrada a la conferencia, te garantizara que estás apto para dejar de sufrir...
Los diplomas en la pared, el efecto idiota de la masividad, y la falacia de pensar que lo que se compra con dinero te garantiza seriedad y éxito, termina siendo un escupitajo en la cara a quien nunca te cobró ni un centavo, te dedicó su tiempo, y al final...tenía razón.

Quizás eso de *comprar soluciones* otorga el falso derecho de reclamar, así como cuando compramos una lata de arvejas que estaba podrida y vamos a la oficina de bromatología denunciando al fabricante, pues..ya es tarde, porque las arvejas podridas pasaron por nuestras tripas y nos dejaron una semana en cama con diarreas y vómitos, entre otros pesares.
No pagar por recibir el apoyo de una palabra resulta incómodo ya que al ser gratuita te expone a hacerte responsable de errar si no la ponés en práctica, y siempre será mejor culpar a otros de nuestros propios errores antes que asumirnos errados.

Por eso, como he dicho otras veces, el cura confesor te escucha sin importarle demasiado solucionar tu problema relatado en el rito de la confesión, te manda a rezar x cantidad de padres nuestros y aves marías y te vas contento porque no te hace ningún reproche, y el tiempo del cura vale aunque no te cobre porque detrás tuyo hay una fila de 40 más esperando confesarse y el tipo a las 6 tiene que colgar el hábito para irse a cenar.

El Psicólogo te recibe con los brazos abiertos presto a escucharte para ayudarte a estar mejor, pero...pasando por la ventanilla primero, porque para él sos un paciente pero además un *cliente*, y cuanto mucho, te dispensará una horita, porque la jornada tiene que ser redituable para él, ya que ha invertido dinero para aprender su oficio que hoy tiene que resultarle su modo de vivir y sustentarse.

Difícilmente el cura te diga cada vez que vas a contarle tus mismos pecados, ¡¡¡¿no te dije que dejaras de robar!!!¡¡¡no vengas más necioo!!!, ni el Psicólogo te increpe cuando ha venido diciéndote durante 40 sesiones que debías perdonarte y vos un día le decís que te vas a suicidar para lavar tus culpas...
No se enojarán con vos, ni te expulsarán ya que *ellos* te necesitan...

Pero cuando te increpa quien ha estado dándote sin esperar absolutamente nada, nada más que anhelar tu estado de bienestar, ¡zas...! resulta ser que no te agrada escuchar la reprimenda de alguien a quien no le has pagado para que te haga ver que tu error es fruto de tu propia irresponsabilidad.

Porque se paga para ser bientratado...aún si lo que se compra es una estafa..., se paga para que te digan lo bueno y lo inteligente que sos...aún regresando a casa después y seguir sufriendo por lo que no te resuelve el curso que estás pagando.
Pagás para evadirte de lo más difícil que hay....y es entrar en vos mismo..

Aún con la gracia de contar con quienes te ayudan a encontrarte...de ninguna manera permitirás asumirte porque asumirte es sentirte idiota cada vez que el otro te lo pone de manifiesto por tu bien, y algo llamado *orgullo* es el peor arconte que te hace pagar al farsante y escupirle en la cara a quien te regala lo mejor de sí.
Te hace amar al verdugo y odiar a quien te ayuda a salvarte, darle la llave de tu casa al ladrón y ponerle candado al rescatista.

Pero se busca ese minuto de gloria..., la que otorga el éxtasis inicial y temporario antes que el duro trabajo interior, aún con el manual correcto, pero que no tiene la misma adrenalina que generan las cosas fáciles..
Siempre he dicho que todo es válido para tratar de estar bien o estar mejor, pero que el problema no se resuelve si no se ataca al quid del problema, porque entonces se estará permitiendo que el perverso bucle te deje atrapado y sin salida, desilusionado y hasta sin dinero, que bueno...para quien le sobra quizás no sea un problema, pero el verdadero problema es cuando el efecto de la aspirina pasa y el tumor sigue comiéndote.

Vivo como escribo, hablo como vivo, y tanto quienes me leen como quienes me escuchan y conocen también saben de lo abordado y cómo lo abordo.
Nunca he pretendido imponerle nada a nadie, siempre he compartido sin pedir absolutamente nada a cambio, y lo hago con mucho gusto y con mucho amor, y me duele ver o saber de alguien que pese a Conocer tanto que he dado, y que ha asentido y ha estado de acuerdo y lo ha valorado, un día pareciera ser que todo se le ha borrado de la mente.

Entonces ¿qué hace uno? ¿aplaude? pues no, seguramente le dice a la persona que cuidado....que me parece que estás volviendo a pagar por algo fácil y efímero en lugar de pulir la joya que te han regalado, y que si no reflexionás sobre lo que te estoy diciendo...vas a volver al bucle perverso.
Y uno no lo dice con interés alguno, uno lo dice porque realmente ve la crónica de un dolor anunciado que el protagonista no es capaz de ver.

Misma razón por la cual un día, ese protagonista acudió en busca de esa palabra que tanto bien le hiciera cuando estaba en absoluta turbación, pero que después...con el tiempo... vaya uno a saber porqué desgraciado mecanismo...elije volver a meter los dedos en el enchufe y de paso escupirle en la cara a quien estiró su mano para sacarle de la ciénaga.

Muchas personas se escudan en la pretendida frase de que como todos somos distintos entonces cada quienes tenemos nuestros propios tiempos de aprendizaje y que eso conlleva recorrer cuanto camino se presente, aún sabiendo que puede ser un camino lleno de fieras hambrientas dispuestas a comernos a dentelladas.

Pues no lo comparto porque eso es en realidad una excusa típica instalada por el combo que necesita precisamente...que caminemos todos sus caminos, y no para aprender sino para ser alimento del mismo combo que necesita de nuestros errores para sobrevivir, mientras nosotros nos morimos en vida, se nos muere el Espíritu o mejor dicho...lo dopamos con sobredosis de errores, ya no por ignorancia circunstancial y justificada, sino por negligencia.

Les pido encarecidamente que vean el video...que le presten muchísima atención, quizás...alguno de ustedes ha pasado por algo similar y comprenderá de qué hablo.
Cuántas de esas personas, antes de dejarse seducir mansamente tuvieron a alguien que amorosamente les tendió su mano pero eligieron el camino fácil...porque quien paga cree comprar el diploma de la sabiduría y se recibe de experto en acumular desgracias..

Siempre he dicho por ejemplo, que el Yoga, la Acupuntura, el Reiki, la Reflexología o terapias similares son excelentes, especialmente para aliviar tensiones o problemas físicos, e incluso que pueden ayudar y mucho a armonizar y aquietar al alma en momentos de zozobra, pero que de ninguna manera serán la panacea para dejar de tener que enfrentar los desafíos de la vida, ni de solucionarlos, ni de vivir en eterna plenitud.

Que ojo...con lo que emprenden...que cuidado cuando una simple clase de Yoga que debería ser súper útil termina derivando en una clase adicional...para ciertos miembros a quienes ya se les *agrega y propone* hacer prácticas *especiales*, como una Nidra haciendo evasiones conscientes y tratando de flotar en el aire y viajar a situaciones del mundo inmaterial, y que después siguen propuestas mucho más jugadas como ponerse a hacer oraciones a Shiva....

Aquella clase necesaria y válida de simple Yoga para equilibrar el cuerpo físico termina siendo un combo..que uno advierte desde la tribuna...mientras el torero va a ser corneado por el animal.

Así es como podría hacer mi introducción a éste video que es magistral, que es de lo más didáctico que he visto, con hechos reales y no ficticios, con gente lamentando haber confiado, y que ya sé...muchos dirán que lo malo no es la herramienta sino cómo se la usa, y que bla bla bla, pues seguiré sosteniendo por más que a muchos les disguste, que ningún Conocimiento así...con *Mayúsucula*, se compra ni se vende, que quien lo dá jamás espera nada, ni siquiera las gracias, y que hay que aprender a discernir, y a dejar de volver a cometer el mismo y viejo error para terminar culpando a Galileo y después golpearse el pecho cuando Galileo ya no está.

Entiendo que para nada ha de ser seductor algo que nada te pide, algo que te libera de dependencias, que no te exige nada, que no te cobra, y que pone en tus propias manos la salida a tus problemas, y que no seduce porque al tomarlo...ya no habrá nadie a quien culpar.
No hay templo adonde orar y oblar, no hay intermediarios a quienes consultar, no hay teléfonos para recibir consejos ni turnos para pagar por una terapia de aspirina.

-Gnosis; cucharada amarga para los dependientes.

-Empoderamiento; palabra que da miedo porque el poder lo tenés que asumir como algo inherente a vos mismo, y no a depender de los demás.

-Introspección; propiedad privada que aterroriza recorrer a quienes no pueden re-conocerse y salen de sí mismos para no ver lo que hay que solucionar.

-Pensamiento; creación mental que es preferible dopar antes que enfrentar y doblegar para tomar las riendas del Ser, y que generalmente se le deja galopar desbocado hacia una carrera perdida de antemano.

Nadie se evade si está en gracia, nadie va a buscar afuera lo que tiene dentro suyo, nadie se enoja con el amigo y va a poner la cabeza en la guillotina sin que lo inviten, nadie..., siempre y cuando aprenda realmente de todo lo que se le ha puesto adelante, y no como una zanahoria sino como esa luz que todos deseamos.
Verán que en el relato de las personas del video siempre existió una necesidad por carencia de armonía, por problemas y bajones, es decir que el gatillo lo dispararon ellos mismos ante la imposibilidad de aplicar algún tipo de solución sabia.
Ahora bien....
¿ninguno de ellos contó con apoyo previo? 
¿o...lo tuvieron y lo desecharon.. ?

Si no lo tuvieron seguramente habrán deseado tener a alguien que abriera sus ojos, y si lo tuvieron y le escupieron en la cara...cuánto habrán de arrepentirse hoy ya con la triste experiencia de dejar gobernar a su orgullo antes que aprovechar la palabra..., esa que generalmente no te dice que sí a todo si te ve desbarrancar, ni te aprueba cuando te ve errar, pero que no te condena sino que te advierte...para que no te hagas daño...

El escupitajo en la cara se limpia fácil aunque duela un rato, se sabe que ni debe ni puede invitarnos a renunciar a seguir dando la palabra, ni a sentir satisfacción al ver desbarrancar al que escupió, por el contrario, duele el dolor ajeno y ese es suficiente motivo para entender lo que es AMAR, aún cuando des una caricia y recibas un tortazo, aún cuando sepas que lo que diste no sirvió, aún cuando el ficticio debe-haber te indique que así no es negocio, pues el mayor negocio habrá sido DAR en un sistema que nos necesita esperando sólo recibir.

Ojalá..., ojalá éste video y algo de mis palabras ayuden ciertamente a quienes aún no comprendan o no quieran comprender, de lo contrario...seguiremos llorando sobre la leche derramada, por la ajena y por la propia.
Ojalá el camino no se llene de malezas..porque quizás hagan falta jardineros que ya no van a estar más cuando más se los necesite.

Difundan el video, es el mejor libro que puedan leer para entenderme si aún no me han entendido, de qué hablo cuando hablo o escribo, es gratis y no hay que esperar nada a cambio. 
Ni siquiera importa lo que yo les diga, el video es más que suficiente.

Gilgamesh***

8 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

eleritzo espaider dijo...

..sinceramente, creo que es de lo mejor y más duro que has escrito, completo,,supongo que procedente de experiencia, pero que de alguna manera, yo mismo me he visto en parte,no la que tiene que ver con las sectas, o el dejarse llevar hacia alguna "cosa maravillosa"..pero sí, en muchas de las partes en las que hablas de cometer errores continuados y conscientes, a pesar de que por Amor alguien te intente ayudar..algunos somos duros de mollera..pero hay una cosa que siempre digo cuando me preguntan referencias.."escribe por amor"..y Hoy, cuando se hacen las cosas sin dinero de por medio..llega a ser el mejor currículum..Gracias de nuevo por el post..y aunque no lo creas, comentarios y observaciones, que haces en tus respuestas a los amigos que por aquí andamos,son sin proponertelo, lecciones que das, a equivocaciones que otros cometemos.. Namasté a todos..es una alegría estar aquí.
Pd: no problema por el comentario del anterior post..va en la linea de lo último que te he comentado..

Águila Solitaria dijo...

Oooooh gilgaaaa Dios mio te acababa de comentar que éramos como agua y mate café y leche y ya hasta cielo y sus estrellas jaja me metí dentro para leer al calor de la estufa y tomando un cafe este new post que ahora mismo compartiré en facebok y wasaps pero en blog paraíso se merece un post y te dedicaré uno de mis poemas clave que imagino te identificaras con el doy fe de lo que dices como notario aquel jaja siempre que hagas todo lo que esta en tu mano ya dependerá de la otra persona ell@S tienen que hacer su parte les dedicamos el todo dándoles todo pero no podemos quedarnos por siempre de sherpas con ell@S ya que hay much@S más que necesitarán que les pongamos más cuerdas fijas en su escalada y de vemos seguir nuestra via y cada uno la suya los errores y tropiezos forman parte del entrenamiento SOLO ANTE LA ADVERSIDAD PUEDES CRECER el acomodamiento y la falta de marejadas nos involuciona y nos quedamos navegando en la barca de pedales en la misma playa jaja pero aquel que se adentra en el océano se curte en la navegación y yega a descubrir la magia y la esencia de la vida mil abrazos familia OS DIJE QUE IOS QUIERO? JAJA NAMASTE

Paola Pereyra dijo...

Hola amigo tanto tiempo!!! Que reconfortante es leerte! Saludos a todo el hormiguero, me llevo tu post para compartir en otras redes!! Siempre con la palabra justa,que demuestra tu sabiduría, un abrazo grande a toda la comunidad fe despiertos en esta bella nueva etapa que esta comenzando.

Águila Solitaria dijo...

http://paraisourbion.blogspot.com.es/2017/03/gilga-y-sergio-condor-y-aguila-travesia.html

Néstor González dijo...

Amigo esto fue magistral fue algo increíble Lo que as hecho y escrito jamás había visto esto fue un sentimiento puro de un ser humano con valores y una humildad no sabes la alegría que me da saber que no me equivoqué al seguir tus publicaciones aquí encontrado ha alguien especial como tu un gran abrazó amigo

Marta dijo...

Sólo puedo decir que me emocionaron tus palabras , que son verdades como puños y que pusiste en palabras lo q yo no podía explicar desde mi mente racional con seres queridos por los q no podemos hacer más q dar amor y esperar el escupitajo.
Muchas gracias un abrazo

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro y 4+;
muchas gracias.


eleritzo espaider;
muchas gracias por tus palabras hermano, las recibo con mucho amor y agradecimiento, gran abrazo.


Águila Solitaria;
gracias mi querido amigo, sos muy generoso en tus conceptos, nosotros también te queremos y mucho, sos un gran tipo lleno de amor, como aquellos niños...que un tal Cristo solía citar. Abrazo enorme con mates y bizcochitos.

Y ¡¡gracias por lo de Águila y Cóndor!, y el Fitz Roym paralelismos..con sus necesarias diversidades, me recuerda a aquella canción de gran factura en su letra, *Te guste o no* del Nano..¡¡gracias compañero!! por tu tiempo, por tu afecto, por tu brillantez..Gran abrazo.



Paola Pereyra;
¡¡qué alegría saber que estás bien Pao!! es verdad...tanto tiempo, cuando los amigos se toman sus necesarias vacaciones uno siempre les piensa y desea que estén súperbien. Agradezco mucho Pao tus también generosos conceptos, ninguna sabiduría amiga, tal vez un poco de sentido común, mil gracias por regresar cada tanto. Abrazo grande para vos tus pibes y toda la familia.


Néstor González;
muchas gracias querido Néstor, sos muy amable, generoso y simple, la simpleza es una gran virtud que no muchos poseen, valoro eso, otro niño...como le decía a Sergio, esos niños benditos por siempre por el Padre. Abrazo gigante querido amigo.


Marta;
gracias por tus palabras ami, y gracias por más que nada por seguir poniendo la otra mejilla mientras das, das y das..
Yo también me emociono cuando me toca escribir cosas como ésta, y mucho más cuando les leo a ustedes. Gracias por eso, abrazo grande.