martes, 20 de mayo de 2014

* Conclusiones sobre Hoffman y demás *

***Muy buena noche para todos.

Tal como les prometí intentaré reflexionar con respecto a lo que hemos conocido a través del libro de Hoffman.
Sin dudas que las afirmaciones del autor son contundentes y muy duras, él presentó su estudio con múltiples referencias, citas, personas, etc., y creo que para estar al nivel investigativo de Hoffman, cuanto menos, habría que dedicar más de 10 años como es su caso, y me refiero a poder comprender cabalmente lo que nos ha demostrado. Para refutarlo considero que ocurre lo mismo, el nivel de erudición debe ser de alto grado.
Para ambos casos, tanto afirmar como refutar, me parece que es inútil si no se tienen los kilates suficientes de conocimiento. Un conocimiento generalizado es una cosa, pero otra es un conocimiento profundo y cabal, por lo tanto, como les decía al inicio de éstos estudios investigativos, creo que nuestro provecho en todo ésto es al menos conocer lo que se emite desde un lado y desde el otro.

Ambas posturas han sido garantizadas, hemos leído argumentos de un lado y del otro, en nosotros sólo queda darnos por convencidos o no, y en todo caso si no alcanza pues, seguir buscando hasta poder tomar postura o un equilibrado discernimiento. En mi análisis interior que comparto con ustedes, realmente les digo que los argumentos de Hoffman sumados a otros como el de Pranaitis y más, y también a lo que uno mismo conoce por propios estudios y análisis de la misma realidad, es bastante sólido y convincente. Sin embargo hay un impedimento que en mi caso me genera dudas con respecto al desconocimiento del idioma hebreo, razón que me priva de poder comprobar por mí mismo sin tener que creer o confiar en lo que otros afirman, lamentablemente ante esa carencia personal debo darle cierta credibilidad al argumento de refutación.



Con respecto a los hechos históricos que sí son probados, decirles que no es para mí ninguna novedad de los crímenes cometidos en nombre de la religión, así como ocurrieron en el pasado siguen ocurriendo en el presente, y tal vez en el pasado ante la falta de normas que regularan derechos que hoy sí están regulados, las atrocidades no tenían límites. Creo que es injusto englobar a un universo tan vasto como lo es el mundo creyente, así como muchos cristianos o católicos de hoy no saben absolutamente nada del pasado histórico de la religión que profesan, a los judíos les cabe lo mismo. Nos ha pasado a todos creo, nos han puesto una religión desde que nacemos y nos hemos quedado con eso como un acto mecánico sin dedicar tiempo a estudiarla o al menos saber cosas que, parece ser, a nadie le interesa, excepto cuando uno llega a una etapa de la vida donde no acepta imposiciones y además, se permite dudar pero dudar con fundamento basado en el interés por conocer a través de la investigación y el estudio.

Pocos católicos o cristianos saben de las atrocidades cometidas en nombre de Cristo, las matanzas, las cruzadas, las guerras por la institución papal, etc., y muchos hermanos de la religión judía tal vez tampoco conozcan la historia obscura de las raíces de su creencia. Si un cristiano o católico consulta con su sacerdote de confianza sobre éstas cosas seguramente negará o en todo caso tratará de convencer con su mirada sesgada, y si un judío consulta con un Rabino ocurrirá lo mismo, parece ser que ambos tienen razón pero ninguno se hace cargo del pasado atroz.



Al parecer, los muertos y torturados en nombre de las religiones no existen, se han arrancado las páginas de los libros que nadie quiere enseñar en los colegios, y como dice el dicho *lo pasado pisado*. El grave problema es que el presente sigue siendo muy similar al pasado..si se extirpa la memoria.
Estimo que nuestra parte como investigadores o estudiantes de ésta historia muy bien guardada y no difundida, debe servirnos no para acusar ni defender, sino para *comprender* la génesis de todo ésto y a eso apunto en definitiva. Dónde se produjo el quiebre, en qué momento, quién o quienes lo produjeron, y de esa forma, aún estando lejos del conocimiento absoluto, al menos liberar nuestra ignorancia, lo cual será sin dudas muy positivo para andar por la vida sin la pesada carga de sentirnos manipulados y con nuestra voluntad sujeta a la de otros, como lamentablemente parece ser ésta realidad difícil de desentramar.

No debemos enojarnos si los judíos niegan a Cristo, es su creencia, y a un cristiano no le debe hacer mella, como a un judío no debe molestarle que no se crea en su versión de los hechos, después de todo, cuando se es fiel o creyente de tal o cual credo no interesa lo que crea el otro si uno mismo se da por satisfecho y regocijado en lo que cree.
Entendiendo de ésta forma debe primar la tolerancia, al menos en la base social donde nos encontramos los ciudadanos comunes, pero el problema es que la religión vuela en altos estratos que son precisamente los estamentos que regulan nuestra vida, los gobiernos, las leyes, la justicia y las costumbres.



Ahí es donde la religión deja de ser una mera y libre opción para convertirse en herramienta de manipulación y eso es lo que debemos intentar conocer, si en verdad queremos cambiar un poco el mundo injusto en el que vivimos.
De todos éstos informes presentados, la idea es acopiar datos, razonar, extrapolarlos desde el pasado al presente, y contrastar entre distintas fuentes de conocimiento para tratar de descifrar nuestro real pasado.
Éstos informes fueron para mí reveladores, no me he quedado con sentimientos destructivos ni he tomado parte de un lado o de otro, y no veo enemigos, ni míos ni de nadie, me importa mucho más la historia y las claves que voy a compartir con ustedes en posteriores informes.

Hay tres momentos en todo lo visto hasta ahora que a mi criterio, son llaves..
Uno, es el momento cuando Moisés recibe las tablas en el Monte, otro es Babilonia, y el otro es la aparición en escena de Cristo. Son tres puntales que me llevaron a hilvanar conclusiones más que interesantes, pero para esas conclusiones finales aún hay mucho por recorrer. En nuestro próximo encuentro sobre éste apasionante tema les dejaré dos refutaciones más ante las interpretaciones del Talmud, me parece justo que tengan ustedes más herramientas para afirmar vuestra propia reflexión.

Gilgamesh***

2 comentarios :

elmer pina dijo...

Imaginate que desde pequenos nos uvieran enseñado de esta forma, como en las bibliotecas de alejandria, libres pensadores y sin ataduras.un lugar donde nos hablasen asi como nuestro amigo gilgamesh y otros que andan por la red.Mas no mirare atras aprovechare toda esta ayuda, ahora, ahora, ahora.

Gilgamesh dijo...


elmer; muy cierto amigo, otro hubiera sido el mundo sin tanta represión y fanatismo, pero bueno...¡nunca es tarde!, muchas gracias y nunca se deja de aprender especialmente si uno tiene esa vocación pese a todo. Abrazo.