martes, 12 de septiembre de 2017

* Usinas del lavado de cerebro *

***Feliz inicio de Martes para todos.

Lo increíble de éste asunto es que aún sabiéndolo..muchos de los que lo saben siguen dejándose lavar el cerebro..



Mensaje especial para algunxs oyentes a quienes es muy difícil explicarles toneladas de cosas que ya fueron escritas aquí.

Algunos creen que la solución es directamente no consumir ningún medio o ninguna noticia, y esa no es la cuestión.

Eso sería como taparse la nariz para no oler algo desagradable, creo que el bombardeo es tan grande que lo esencial es revertir la herramienta maligna para ponerla a nuestro servicio, el de conocerla para saber cómo las usan, y sabiendo ésto, cuando nos bombardean quedar inmunes.

Una vez inmunes, nada habrá que nos perturbe, y podremos verdaderamente optar por qué ver, qué oir, qué consumir comunicacionalmente.

Seguramente habremos aprendido a descartar, y si alguna vez se nos cuela algo...poder detectarlo y neutralizarlo.
No hay otra, y para eso es necesario Saber, y poco sabe quien no investiga, quien no se forma, y no hablo de academiscismos, hablo de sentido común, de ganas, de buena voluntad, de sagacidad, de administrar el tiempo en aprender, y eso amis...si a uno no le nace...no se hace, y he allí otro misterio..¿porqué unos sí y otros no?..
Vaya uno a saber..¿no?.

Pero si ya te dás por interesado/a en éstas cosas, la voluntad la tenés, te nació, y sólo hace falta entonces aprender.

Aprender a aprender.., y hay suficiente como para aprender, y ese conocimiento te suma herramientas para conocer cómo, porqué, y de qué manera intentarán quemarte la cabeza o vaciártela, y cuando alcanzás un grado de percepción y conocimiento suficiente, difícilmente te manipulen como a un títere.
Si realmente se alcanza ese estado, te aseguro que tu vida va a ser un lujo de ser vivida, si no.., nada cambia.

Ingeniería social..., un poco más como para aportar;





Fuerte abrazo.


Gilgamesh***

Fuentes;
-podcastgilga

5 comentarios :

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

JJ dijo...

Clarísimo como el agua...mi querido Gilga. Gracias

Mario dijo...

Claro pero a la vez, no hay opciones cada vez las cosas básicas como el alimento, vestido, vivienda, etc. Todo con ínfima calidad y cada vez mas caro, como hacer que entienda un niño que todas las golosinas que se come son puro veneno y me dice pues dame algo que este bueno y que sea nutritivo, y no hay mucho y lo que hay está carisimo, a puro sufrir amigo gilga. Abrazos

JJ dijo...

Creo que hay que hacerles tomar consciencia de ingredientes que no son sanos y que son incluso peligrosos para que ellos aprendan a discriminarlos, pero para eso primero hay que informarse y tener criterio de lo que es una alimentación sana. Con conocimiento de causa uno puede educarles, lo triste es ver tantas familias que se taponan de comida basura, siendo los padres los primeros. La norma es sencilla: alimentos sin procesar, crudos si es posible y si requieren cocción entonces hervido o a la plancha y sazonar con especias, que las hay maravillosas como el curry, la cúrcuma, el jengibre, la pimienta, el comino....uyyy que se me salió la vena culinaria y ahora tengo hambre, jeje. Buen día para todxs amiguitxs

Gilgamesh el inmortal dijo...


Alejandro-eleritzo espaider-Leddo y 2+;
muchas gracias.


JJ-Mario;
gracias amis.
Ambos tienen razón, yo noto que cada vez van cerrando más el cerco sobre nuestras opciones alimentarias. Cada vez es más difícil conseguir alimentos realmente sanos, es alarmante por ejemplo que se haya verificado que frutas y verduras vendidas en el Mercado Central de productores *supuestamente* sanas, estuvieran contaminadas y con resabios de agroquímicos y demás venenos.

Si intentás partir de lo básico por ejemplo, y hacer tu propio pan deberás comprar harinas y las harinas..madre mía.., vas a buscar el grano para hacer tu propia harina y trigo, maíz, cebada o similares tb tienen procesos de cultivo con agroquímicos e incluso son transgénicos.

Te quedan esos pequeños y escasos comercios donde se venden productos realmente sanos pero la escasa variedad no equipara el requerimiento de una alimentación balanceada para el organismo.
Un niño frente a la tele o cuando va al cole y se relaciona con demás niños es un bombardeo de basuras disfrazadas de alimento y consumismo in extremis.

El panorama que pinto puede parecerles catastrófico, pues no es la idea pero sí poner en consciencia de que son tiempos muy duros...para quienes tengan hijos pequeños u adolescentes en éste tiempo.
Siempre se va a entablar una lucha entre la educación que damos puertas adentro, y lo que nuestros hijos reciben cuando cruzan el umbral de casa.

Por eso el gran trabajo como padres es hablar y ¡¡¡mucho!! con nuestros hijos, buscándole la vuelta para no espantarlos con nuestra lógica diferencia comunicacional de ser mayores en edad.

No podemos aislar a los hijos o tenerlos como dicen *bajo las polleras de la madre*, o *montados en la espalda del padre*, y considero que es la comunicación fluída con ellos, sin ser cargosos pero a la vez inteligentes, lo que hará la diferencia cuando los chicos comiencen a contaminarse de la sociedad.

Es cierto lo que dice JJ, mientras aún podamos conseguir alimentos *sanos* hay que optar por ellos, y como dice Mario tb. no es fácil luchar contra los múltiples tentáculos del sistema, especialmente cuando tenemos que ponernos el enorme traje de *ser padres*...jeje...nada más y nada menos.
Fuerte abrazo a ambos, gracias por el espacio de reflexión.