domingo, 15 de enero de 2017

John Shelby Spong; abriendo ojos-3 *

***Hermosa noche de Domingo para todos.

Les voy a compartir otra entrega del ex Obispo John Shelby Spong, quien se dedicará a examinar el AT y a explicarnos cosas que el 99% de la llamada *cristiandad* no tiene ni la más mínima idea, pero antes algunas consideraciones.

El objeto de compartirles éstos textos nunca debiera ser tomado como el típico *en contra de*, puesto que a mí sinceramente no me interesa en absoluto la religión que cada quién decida practicar o en la cual creer.

Yo busco profundidad histórica en éste y muchos otros estudios compartidos para reforzar *mi creencia* que ustedes ya conocen.
A partir de ese *refuerzo* intento después mirar al mundo y corroborar mi absoluta certeza que deja de ser una cuestión de fé, para convertirse en una Verdad.
Claro está, que cada quien tiene el mismo derecho y justificar así su propia Verdad, y eso no es algo que para mí esté en discusión.

Al surgir yo del seno de una familia *creyente* se me bautizó, se me hizo tomar la comunión, y cumplir con demás *ritos* o preceptos, que lamentablemente no fueron ni son sólo eso, cuando la *religión* deja de ser un acto íntimo o de elección para convertirse en una herencia impuesta. Como ni heredo bienes materiales de mi familia tampoco estoy dispuesto a heredar sus formatos cúlticos y con el correr de los años hago mi propia y bendita elección.

Si el formato se vuelve familiar, se vuelve social, se vuelve nacional, se vuelve en que la religión se entromete entonces por la fuerza aunque nosotros pensemos que no, y que se circunscribe únicamente a un ámbito *privado*, pues ésto no es así. 

Presidentes, Jueces, Políticos, Médicos, etc., son personas que toman decisiones en la vida social anteponiendo sus creencias sobre los demás y eso es algo que a mi entender, es el formato nefasto de lo que se dice *religión*.

Un Presidente que apoyado en su creencia religiosa decide bombardear a un país matando a semejantes e incluso a inocentes excusándose en un *efecto colateral no deseado*, es el fiel reflejo de la infiltración de la religión en la vida de los otros. Un Juez que cree en el precepto machista del AT va a fallar livianamente cuando un marido golpeador le da una zurra a su esposa y de su decisión dependerá la vida de esa mujer e incluso de la sanidad mental de los hijos del matrimonio, y ya sabemos cómo suelen fallar los jueces en éste tema.

Idéntico para un Médico creyente decidir si aprueba el aborto de una mujer que ha sido violada, y que según su criterio religioso no debe abortar, como si el cuerpo de la mujer fuera el suyo... , en todo caso ¿se animaría a darle su apellido al niño y hacerse cargo de la manutención a partir de imponerle su decisión?.

Entonces, compartir con ustedes éstos valiosos estudios u opiniones personales no pretende apuntar a tal o cual creencia, intenta sintetizar una forma de vivir que sea menos cruel para el prójimo en una sociedad cruel de un mundo cruel.

Hay un sitio llamado *tu amigo judío* que me parece muy bueno, porque en cierta forma intenta que quienes no somos judíos no centremos alguna mira que generalmente se suele utilizar contra ellos o contra cualquier otra religión.

Del sitio extraigo una de las preguntas que se suelen hacer sobre un tema que lo único que ha generado es odio y más odio, y la respuesta de éste amigo judío es tan acertada que debería cabernos a todos, sea cual fuere nuestra propia creencia;

¿Por qué no creen en Jesús?

Esta es la pregunta que más curiosidad me da. Nunca me preguntó un budista por qué no creemos en Buddha, ni un Hare Krishna por qué no creemos en Krishna. La gente nace en diferentes lugares con diferentes tradiciones y uno generalmente hereda la lengua, cocina, religión y todas las costumbres de nuestros padres sin pensar mucho en eso. El tema de las profecías y todo eso es algo que nunca me despertó curiosidad.

Lamentablemente vivimos en un mundo en el cual te han mentido al hacerte creer que para ser un buen hincha de equipo tenés que odiar a los hinchas de otro equipo; esto es falso y luchá toda tu vida para que tus hijos sepan desde pequeños que es una de las primeras mentiras que van a tratar de enseñarles. Vos podés ser el mejor cristiano del mundo sin tener pica con ninguna otra religión (como de hecho dice los evangelios que hay que hacer) y yo puedo ser el judío más fanático del mundo sin que me ocasione ningún problema que otros tengan otras religiones.

No es necesario que estemos de acuerdo para que seamos amigos. Vos decís que las profecías se cumplieron, copado, me alegro, ahora salgamos a los barrios carenciados a ver en qué podemos ayudar y dejemos las luchas celestiales para el cielo, que quien necesita ayuda es la gente acá en la tierra, estoy más que seguro que el único milagro con el que Dios necesita tu ayuda es el de darle una mano a los huérfanos, viudas y demás necesitados. Así que yo no es que creo ni no creo en Jesús, simplemente no forma parte de mi universo, como Krishna no forma parte del tuyo.

Bajo ésta excelente respuesta aplicable para todos sin excepción, vamos a compartir entonces a John Shelby Spong;




Los libros de Moisés-la Toráh

En términos relativos, la Biblia se comenzó a escribir hace poco.
Si consideramos que el universo tiene alrededor de 14 mil millones de años y que el origen de nuestro planeta se remonta a unos 4.500 millones, el comienzo de la escritura de la Biblia, fechada en el 1000 a.C, es un acontecimiento reciente. Los científicos consideran que la aparición de la vida humana se registró en algún punto entre 2.000 millones y cien mil años atrás dependiendo de cómo definamos la *vida humana*.

Los antropólogos sitúan el inicio de la civilización en 15 mil años. La persona a la que llamamos Abraham, considerado el fundador del pueblo judío, generalmente se ubica en el año 1800 a.C. La más antigua secuencia de la Biblia se escribe en el décimo siglo a.C, lo que sería una entrada en escena tardía. Sin embargo, la Biblia ha entrenado a la gente a pensar que la historia bíblica comienza en el momento de la creación. A principios del siglo XX, el obispo anglicano de Irlanda, James Ussher, basándose en las *inerrantes palabras* y fechas de la Biblia, afirmó que la creación tuvo lugar el 23 de Octubre del año 4004 a.C. Uno de sus contemporáneos, James Lightfoot, añadió en nota que fue ¡a las 9 de la mañana!.

Si queremos analizar la Biblia, primero debemos tomar conciencia de que su parte más antigua sólo existe hace unos 3 mil años, entre el 950 y el 1000 a.C.
Sólo este hecho confiere un rasgo de radical relatividad en las afirmaciones bíblicas respecto de una historia natural real.
Luego viene que, si Abraham vivió alrededor del 1850 a.C, y la parte más antigua de la Biblia es del 1000 a.C, todo lo que sabemos de Abraham tiene que haberse transmitido oralmente durante 900 años, o sea, unas 45 generaciones antes de alcanzar la forma escrita.

Este dato nos obliga a admitir el hecho de que la historia bíblica no puede ser históricamente fiel sino que su carácter es el de relato popular y un mito en el que los hechos de la historia se han ido distorsionando a medida que se desarrollaba la tradición. Abraham podría muy bien no haber sido judío. Se le identificó, por ejemplo, con el templo en Hebrón. Por su parte, Isaac, que se presenta como su hijo, se identifica con el templo de Betsebá, y Jacob, su nieto según la Biblia, se identifica con el templo de Bet-el.

Estas identificaciones con santuarios específicos abre la posibilidad de que estos tres patriarcas fueran hombres santos cananeos no relacionados entre sí, cuyas vidas fueron después relacionadas e interpretadas como las tres generaciones fundadoras del pueblo judío y proporcionar así una justificación a la invasión de dicha tierra por las tribus de los judíos allá por el año de 1250 a.C.

El propósito de estas historias patriarcales en el Génesis fue establecer la base jurídica para reclamar los judíos que ellos, al invadir, sólo estaban tomando posesión de una tierra que Dios les había prometido a sus ancestros siglos atrás. Racionalmente, esta reclamación no tiene sentido pero, como propaganda, tuvo entonces y tiene aún ahora una poderosa influencia en los asuntos humanos y políticos de aquella región.
Otros hechos de la historia bíblica amenazan aún más a quienes manejan la Biblia de forma mágica, y pretenden que en sus palabras hay tanta verdad literal como historia real.

Moisés, un personaje aún más importante que Abraham en la historia bíblica, vivió unos 300 años antes de que se escribieran los primeros textos del Antiguo Testamento en el año 1000. Esto significa que debemos asumir el hecho de que todo lo atribuido a Moisés en la Biblia, incluido el éxodo desde Egipto y la proclamación de la ley en el Sinaí, son tradiciones sagradas trasmitidas por vía oral, durante 15 generaciones, antes de alcanzar el estatus permanente de una forma escrita.
¿Cuánto se engrosaron estas cruciales historias mosaicas, durante su período oral?

¿Reemplazó el Mar Rojo al Mar de Cañas en el centro de la historia de la división de las aguas? Los frutos del árbol del tamarisco, con su residuo blanco escamoso, ¿no serían los que originaron la historia del maná enviado por Dios, desde al cielo al pueblo hebreo que estaba hambriento? ¿Fue tal vez una erupción de gas natural encendido, en aquella zona rica en combustibles fósiles, lo que originó la historia de la vocación de Moisés por Yahvé, que le habló desde un arbusto encendido y que no se consumía? ¿Cuál fue el proceso de composición del código legal de Israel, incluidos los Diez Mandamientos, antes de tomar forma definitiva en el libro de Éxodo?

El número de *diez*, ¿es más importante que el concepto de mandamiento?
Que la Biblia contenga una variedad notable de versiones de los Diez Mandamientos, ¿es sólo una forma de explicar la historia de Moisés rompiendo las tablas que contenían los Diez Mandamientos, al ver que el pueblo de Israel había cambiado al Dios que los había traído de Egipto, por un becerro de oro, y que, por tanto, había tenido que volver al Sinaí a por una segunda versión?

¿Cuánto de la narración del éxodo es historia y cuánto es elaboración posterior para adecuarla al ritual de la Pascua, diseñado para hacer que el pueblo judío celebrara litúrgicamente su origen político como nación? Ninguna de estas preguntas pudo plantearse antes de que se abriera camino la idea de que la Biblia no era un testimonio directo de una historia ocurrida tal cual en la antigüedad, entre los lectores más observadores e informados. Con cada nuevo descubrimiento, la Biblia se fue viendo cada vez más como un maravilloso libro, esencialmente humano, que debía poderse examinar críticamente, antes que como palabra de Dios en sentido literal, divinamente inspirada e inerrante por haberse revelado desde lo alto.

A fines del s. XIX, un grupo de estudiosos encabezados por los profesores K. H. Graf y Julius Wellhausen en Alemania, se dedicaron a estudiar rigurosamente los cinco primeros libros de la Biblia: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio, llamados la Toráh o la Ley o los Libros de Moisés, es decir, la parte más sagrada de las Escrituras hebreas, cuya lectura era tradición obligatoria leer en su totalidad durante los 52 Sabbath de un año en las sinagogas. Estos estudiosos se dedicaron a aplicar a estos textos los métodos que la crítica literaria aplicaba a otros de la antigüedad.

Para ello, tuvieron que dejar de lado la pretensión de los creyentes, judíos o cristianos, de que fueran *palabra de Dios* o de que ellos poseían una divina relación con la verdad. Los resultados fueron a la larga saludables y, más que nada, abrieron las puertas a un nuevo interés académico por la Biblia.
Gracias al análisis cuidadoso de estos libros, los eruditos descubrieron que había diferencias notables, lo que les llevó a concluir que la Toráh la constituían distintos fragmentos que antaño habían sido textos independientes.

Uno de estos textos anteriores se refería a Dios con el nombre Yahwéh, o por lo menos con un impronunciable conjunto de consonantes =el tetragrámaton o cuatro letras de YHWH de donde sale tanto Yahvé como Jehová= y llamaba, a la santa montaña de los judíos, el Monte Sinaí. Otro de estos conjuntos llamaba a Dios Elohim y a la montaña santa la llamaba el Monte Horeb. Un tercer conjunto reflejaba no algo de hacía mil años sino la vida en el reino de Judá durante el s. VII a.C.

Por último, un cuarto conjunto era del tiempo del exilio y aún posterior. Al separar estos conjuntos, fueron surgiendo nuevos conocimientos.
El conjunto que llama YHWH a Dios se centra en Jerusalén porque exalta las instituciones identificadas con dicha ciudad como, por ejemplo, la figura del rey, del sumo sacerdote y del templo. Refleja, por tanto, el período en el que la nación judía no estaba dividida y se gobernaba desde Jerusalén.

Los documentos que llaman Elohim a Dios reflejan los criterios de la región norte de la tierra de los judíos; tierra que se independizó de Jerusalén cuando la rebelión del general Jeroboam contra, Roboam, el recientemente coronado rey en Israel, que, según la Biblia, fue hijo de Salomón y nieto de David.
Esta rebelión, acontecida alrededor del año 920 a.C, triunfó y dio lugar a un nuevo estado judío, el Reino del Norte o Israel propiamente dicho.
Esta nueva nación tuvo su capital y centro litúrgico en la ciudad de Samaría y rastreó sus raíces hasta José, a quien llamaron el *hijo favorito* del patriarca Jacob y de Raquel, su esposa predilecta al que su padre había regalado, entre otras cosas, un manto multicolor.

En esta narrativa *elohísta*, el patriarca José siempre se yuxtapone a su hermano mayor Judá, figura ancestral dominante en la tradición yahvista, entre el pueblo judío y cuya vida de centraba en Jerusalén. Judá era hijo de Jacob y Lía, la hermana mayor de Raquel. De acuerdo con esta historia, el matrimonio de Jacob y Lía fue
una trampa de Labán, el padre de las dos muchachas. Sólo mediante este primer matrimonio con Lía podía Jacob acceder a casarse con Raquel como segunda esposa. El texto describe a Lía con crueldad al presentarla como la esposa no amada y físicamente no agraciada: *de ojos saltones, como una vaca*.

El documento elohísta, a diferencia del yahvista, se escribió, por tanto, para contrariar las pretensiones de la tribu de Judá de que su destino era regir sobre las diez tribus del norte, y para exaltar, además, la autonomía de éstas. Al servicio de este tema, el escritor elohísta fue tan lejos como para afirmar que Judá traicionó a su joven hermano José al venderlo como esclavo por veinte piezas de plata. Con el tiempo, sin embargo, se nos cuenta que José asume y perdona este acto de traición y salva a todos sus hermanos, incluido Judá, de la muerte por hambre, cosa que hizo llevándoselos a Egipto, donde permanecieron durante cuatro siglos.

La estancia acabó por convertirse en esclavitud, y de ella, finalmente, los liberó Moisés, quien los guió hacia su *tierra prometida*.
En la medida en que estos cuatro conjuntos de textos se consideraron como relatos distintos, escritos para reflejar tiempos históricos muy diferentes, los estudiosos empezaron a darse cuenta de que habían puesto en la picota el código y la creencia establecida acerca de los orígenes bíblicos. En conclusión, Moisés no escribió los cinco primeros libros de la Biblia y ni siquiera los escribió un único autor.

Pese a que Jesús afirmara en los evangelios *habéis oído que Moisés os dijo*, esto no era verdad.
El Pentateuco era un conjunto de escritos que se habían mezclado y combinado en una historia única, a través de un período de 500 años de ensayos redaccionales. Los estudios bíblicos dieron así un enorme salto hacia la modernidad junto con otros estudios acerca de la antigüedad desarrollados durante el siglo XIX. Las antiguas proclamaciones, sostenidas tan tenazmente, por tanto tiempo y por tanta gente, se vieron sacudidas en sus cimientos.

Había nacido la era de la indispensable erudición crítica sobre la Biblia, quizás el primer texto sagrado de dos religiones que se sometió a tal proceso.
Volveremos sobre este resumen más adelante y examinaremos cada uno de los cuatro conjuntos de la Toráh con mucho más detalle.
Hasta entonces.

John Shelby Spong

Bueno...es imposible no citar al judaísmo puesto que nuestro mundo llamado Católico o Cristiano, e incluso Evangelista, vive de acuerdo a esas religiones que están basadas en judaísmo, entonces es menester tocar el tema judío para preguntarnos a nosotros mismos los no judíos, que cómo es posible que se nos haya *armado* una religión que rige nuestras vidas y que corresponde a una historia circunscripta a creencias, leyes y preceptos con los cuales...hay muy poco que nos pueda identificar.

Es por eso que aunque nos hayan mezclado el AT con el NT, siempre habrá un momento en el que nos preguntemos...¿qué hemos estado adorando? ¿qué preceptos estamos tomando?, y cuando uno se entera del Nag Hammadi...empieza a certificar que ni siquiera el NT es algo creíble, y que por algo excluyeron tantos evangelios...so pretexto de que eran *herejes*, a ver...

¿quién puede preocuparse tanto en exterminar a otros si éstos otros eran falsarios?, acaso...¿se le puede temer a una mentira si yo estoy advocado a lo superior?..

Verán...todo lo que se trata de imponer con violencia, y mucho peor, silenciando a otros, no ha de provenir de algún un dios bueno...

¿Conocen a algún líder religioso, político, empresario, o persona que ostente poder que diga y asuma ser Gnóstico?..yo no...

¿Le convenía al poder de turno el mensaje de un Cristo Gnóstico hace 2000 años?

¿Le conviene hoy al mismo poder?

¿Eran alucinaciones de extraviados mentales el Psistis Sofía o el Evangelio de la Verdad o La Hipóstasis de los Arcontes?...

Un Conocimiento que te dice que los bienes materiales son inútiles, como así también las guerras, o cualquier cosa que va en contra del Amor...¿conviene al ...sistema?

Un Conocimiento que no necesitara ni líderes, ni templos, ni recursos, ni oro, ni guerras, ni nada..., para que la humanidad toda pudiera regresar a su Fuente,

¿le convenía al sistema?.

¿Convenía al sistema de antes como al de siempre y al de ahora que Cristo les dijera ésto y se propagara?

*Regocijaos y alegraos de hoy en adelante porque he ido a las regiones de las que había aparecido. De hoy en adelante pues, hablaré con vosotros sin velos, desde el principio de la verdad hasta su final; y hablaré con vosotros sin analogías.

De hoy en adelante no ocultaré nada a vosotros del misterio de lo alto y de aquella región de la realidad. Se me ha concedido gracias al Inefable y gracias al Primer Misterio de todos los misterios, hablar con vosotros, desde el principio hasta la plenitud, así como de adentro hacia fuera y de afuera hacia adentro.
Escuchad, por ende, que puedo deciros todas las cosas*.

O éstas otras..¿le conviene al poder ?

*Regocijaos y alegraos, porque cuando partí de este mundo, traje conmigo doce potestades, tal como os lo he dicho desde el principio, las cuales las he despojado de los doce redentores del Tesoro de la Luz, de acuerdo al mandato del Primer Misterio. Estas, en otro tiempo las vertí en el vientre de vuestras madres, cuando vine al mundo; ésas son aquéllas que están en vuestros cuerpos ahora.

Pues estas potestades os han sido concedidas ante el mundo; porque vosotros sois quienes lo salvarán y porque vosotros podréis soportar las amenazas de los gobernantes de la tierra y las ansiedades del mundo y sus peligros y todas sus persecuciones, que los príncipes de lo alto acarrearán sobre vosotros. Muchas veces os he dicho que he llevado la fuerza hacia vosotros de los doce redentores que se encuentran en el Tesoro de la Luz. Por tal motivo, os he dicho verdaderamente desde el principio, que no sois de este mundo.

Yo también no lo soy.

A pesar de que todos los hombres de la tierra han engendrado sus almas de la fuerza de los redentores de los Aeones.
Pero la fuerza que está en vosotros, proviene de mí; vuestras almas residen en lo alto.
He traído doce potestades de los doce redentores del Tesoro de la Luz, extraídos de la parte de mi poder que primero recibí. Y cuando me puse en marcha por el mundo, llegué en medio de los príncipes de la esfera, con la forma de Gabriel, el Ángel de los Aeones.

Pistis Sophia-Nag Hammadi.....

Si me lo creo...y mi alma tiene una fuerza que procede de Cristo, y si esa alma proviene de lo alto, y si mi alma tiene concedido el poder de las potestades puesto al servicio de Cristo, y si ese poder me hace tan fuerte que no he de temer a los gobernantes de la Tierra ni a las ansiedades del mundo y sus peligros y sus persecuciones..., y si ésta alma tiene la fuerza de los doce redentores, y si en definitiva no soy de éste mundo...
¿a quién temer u obedecer?...

He allí la luz que ilumina todas las obscuridades..y hace bajar la vista a los arcontes del aquí y del más allá.

Gilgamesh***

8 comentarios :

Néstor González dijo...

Hola amigo otra vez fenomenal y comparto contigo el respeto de nuestras creencias y que lo más importante buscar la verdad y me da lo mismo si la persona es católica . Judío. Musulmán .ateo si es una persona de amor bendito sea un gran abrazo amigo

Néstor González dijo...

Siempre me sorprende tus ultimas palabras eso fue genial gilgamesh

Alejandro Arrabal Diaz dijo...

+1.

Gustavo Castañeda dijo...

Alto , claro y rotundo !!!!
pero como sería vivir en los cielos ?
Una existencia fuera del mundo sensorial ?
Alma y conciencia libres sin sufrimiento ,
fuera del espacio y del tiempo ?
sin un comecocos que está todo el tiempo dale que te pego
y lo máximo ,sin miedo a la enfermedad ,la vejes y la muerte !!!!

sería justo lo contrario de como estamos ....
apenas me lo puedo imaginar
Y tu Gilga ? has leído algo en el Nag Hammadi de como podría ser de donde venimos?
Me gustaría pensar mucho en ello,parece tan divino , no ?
Abrazo grande .....

Jose Luis Castellano Silveria dijo...

Genial!!! Un punto de vista sólido como una roca... te felicito.

Gilgamesh el inmortal dijo...


EN LA GUARIDA CON FRANA-Ruth Becerril-Alejandro y 3+;
muchas gracias.


Néstor González;
gracias amigo, sos muy generoso conmigo, no me mal acostumbrés, jaja, abrazo.


Gustavo Castañeda;
gracias amigo, verás...si debo interpretar aquellas palabras del Maestro dichas a niños..hace 2000 años..., hoy pudiendo manejar cierto entendimiento de la Astrofísica, igualmente sería imposible de describir. El Maestro usaba sus parábolas y cuando no, ya ves..Ciencia Suprema igualmente difícil de decodificar, entonces debemos volver a lo simple ¿no?

Un cielo donde no existe ni el mal ni la muerte, convivir en armonía con el Padre. Fuimos creados como *seres humanos* algo que a mi criterio, por ser un prodigio único, estar fuera de ésta materia y éste mundo implica todo lo contrario a lo que concebimos como que existiría un mundo similar con gente, cuerpos, casas..Yo creo que lo que somos es en realidad luz, y para nosotros Gus la luz es solo eso, desconocemos qué siente la luz...jeje.

Es algo tonto quizás..porque no habla ni tiene cabeza tronco y extremidades...no nos dice nada..no juega al fútbol ni usa ropa. Quizás he allí el misterio hermano, la luz ha de ser algo tan majestuoso como suprainteligente que nos resultará imposible saber cuán excelsa ha de ser su existencia, y ante ésto...sólo nos queda creer..

No es una creencia basada solamente en la Fé, si no que está acompañada de tanto que solemos charlar aquí, pensar en que algo vive sin personalidad tal como nos concebimos nosotros aquí en un cuerpo, es una experiencia que sólo se conoce cuando se la experimenta. Largo tema eh...¡¡eterno!!! eterno Gus. Abrazo grande.



Jose Luis Castellano Silveria;
muchas gracias José, abrazo, muy amable.

JJ dijo...

Perdona Gilga, pero me quedé con este párrafo del post anterior "El mal puede afectar al cuerpo por causa del alma si es mala conductora, así como el cuerpo es la ruina del alma si esta se deja arrastrar. El cuerpo, por tanto, es una entidad positiva si se mantiene al servicio del alma".
Está claro para muchos que aunque querramos vivir en la virtud, hay factores externos al conjunto humano que pueden ir en detrimento de esa condición de hacer servir al cuerpo a favor del alma y me refiero a la importancia de la alimentación material, lo que consumimos para alimentar el cuerpo, ya que muchos no somos conscientes de cómo influye esa química en nuestro cerebro-corazón. Muchas veces la apatía, la ira, la depresión, la inercia, la indiferencia parecen ser autoría de la mente, de nuestros pensamientos negativos y sin embargo, son otras formas de obstáculos a la virtud, que aún ejerciéndola se ve empañada por nuestra ceguera y apego a esas cosas externas y materiales. Mientras más sano y natural comamos resulta más fácil a nuestra alma manifestarse en la virtud. Lo digo por experiencia propia. Un caluroso abrazo para todos y en especial para ti amigo Gilga.

Gilgamesh el inmortal dijo...


J.J;
totalmente de acuerdo!!!, cuidar al cuerpo no debe resumirse como una cuestión snob o de moda o de yo me amo yo me amo, en todo caso amarse dándole alimentos lo más sanos posibles, y dejar que ese cuerpo se ponga al servicio del alma. Tal cual amiga, buena acotación como siempre. Abrazo